. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Murcia capital-Región de Murcia día 4-Parte 2.

lunes, 25 de mayo de 2015

Murcia capital-Región de Murcia día 4-Parte 2.

En el artículo anterior os contaba nuestra visita por Murcia, pero como se estaba haciendo muy largo, decidí partir el post en dos, así que ahí va la segunda parte del mimo.

Mapa de Murcia.
Mapa de Murcia.
Como referencia os dejé este mapa de Murcia que también podréis usar aquí para orientaros por nuestro paseo en la ciudad.


Convento de Santo Domingo, Murcia.
Convento de Santo Domingo, Murcia.
La calle Trapería (salíamos a ella de nuestra visita al Casino) se cruza con la Platería conformando el eje central de la zona medieval, pero el plan sería continuar hacia adelante hasta llegar a la Plaza de Santo Domingo, donde va destacando, a medida que vamos llegando, el Convento de Santo Domingo (10).

Ficus de la Plaza de Santo domingo, Murcia.
Ficus de la Plaza de Santo domingo, Murcia.
También choca en el centro de la Plaza el enorme ficus centenario que tiene su historia, así como varios edificios modernistas dignos de tenerse en cuenta.

Plaza de Santo Domingo, Murcia.
Plaza de Santo Domingo, Murcia.
Universidad de Murcia.
Universidad de Murcia.
A la derecha de la plaza según vienes de Trapería verás la fachada del campus universitario de la Merced. No es mucho problema acercarse hasta allí y echar un vistazo a la primitiva Universidad de Murcia (45), que ahora se limita a las Facultades de Letras, Derecho y la Biblioteca Antonio Nebrija.

Palacio Almodóvar, Murcia.
Palacio Almodóvar, Murcia.
De regreso a la Plaza de Santo Domingo, pasamos por el bello conjunto que forman el Palacio Almodóvar (36), del s. XVII, aunque reformado en 1908 y el que llamamos Arco de San Juan que lo comunica con la capilla del Rosario del s. XVI y al lado el citado Convento de Santo Domingo (10), del s. XVIII.

Teatro Romea, Murcia.
Teatro Romea, Murcia.
El Arco de San Juan nos comunica con la Plaza de Julián Romea, en la que destaca el Teatro Romea (29) también rehabilitado recientemente después de años de obras interminables. No es lo único en lo que fijarse en la Plaza. También podéis contemplar el Palacio Vinader, de estructura sencilla pero que no le impide ser uno de los más importantes edificios civiles del barroco. Aquí también se sitúa el Café del Arco, con excelente materia prima, (me refiero al café). Es una plaza muy agradable donde te puedes sentar a tapear e incluso comer en alguna de sus terrazas.

Convento de Santo Domingo, Murcia.
Convento de Santo Domingo, desde la Plaza Julián Romea.
Detrás del Teatro se encuentra el Convento-Museo de Santa Clara la Real(3), delos  siglos XIV y XVIII, en cuyo interior están los restos del Alcázar aunque nosotros no entramos.

Convento-museo de Santa Clara, Murcia.
Convento-museo de Santa Clara, Murcia. 
Desde la Plaza de Julián Romea, una sugerencia sería cruzar la Gran Vía de Alfonso X y dirigirnos un poco hacia el río Segura para llegar a la Plaza de las Flores (17), uno de los centros del tapeo murciano. ¿Que mejor final para el paseo que una ensaladilla rusa o unos pasteles de carne?

De tapas por Murcia.
De tapas, Marinera con anchoa y Marinero con boquerón.
No os marchéis sin probar sus famosísimos pasteles de carne (auténtica especialidad murciana y que están de vicio, las marineras, las sobrasadas con queso, las morcillicas, la longaniza y salchicha, el pulpo asado, el zarangollo... Os va a encantar. Probadlo con un Jumilla o con una Estrella de Levante.

De tapas por Murcia.
Caballito de Mar y Buñuelo de Bacalao...mmmm...repetimos.
Nosotros aprovechamos para descansar y tapear algo, que nos lo habíamos ganado y ya era la hora de comer.

De tapas por Murcia.
De tapas por Murcia.
Después de picar algo nos acercamos al cercano Puente Viejo o Puente de los Peligros (28), (esta última denominación por la hornacina de la Virgen de ese nombre que hay sobre el puente, muy venerada por aquí). Es el puente más antiguo de la ciudad y data de mediados del XVIII.

Río Segura, Murcia, Pasarela del Malecón.
Río Segura, Murcia, Pasarela del Malecón.
Enfrente el antiguo Hotel Victoria, antes Hotel París, del s. XIX y santo y seña de la ciudad a lo largo del s. XX, hasta que las modernas cadenas hoteleras empezaron a llegar a la ciudad. Hoy día es un edificio de viviendas.

Palacio del Almudí, Murcia.
Palacio del Almudí, Murcia.
A su lado el Palacio del Almudí (12 rojo), hoy sala de exposiciones, y que tiene enfrente uno de los Puentes sobre el segura con pedigree, ya que es de Javier Monterola. Se trata de un edificio singular de estampa imponente, antiguo depósito de grano -alhóndiga- de la ciudad.

En la fachada puede contemplarse el medallón en relieve de la Matrona de Murcia o del Pósito del pan, obra de Hernando de Torquemada, que representa una matrona -Murcia- que amamanta a un niño al lado del suyo, y que es significativo símbolo de la hospitalidad de los murcianos. El relieve se remata con un pelícano, que simboliza la abundancia.

Mercado de Verónicas, Murcia.
Mercado de Verónicas, Murcia. 
Un poco más adelante el modernista Mercado de Verónicas (13 rojo) de principios del s. XX, que marca el comienzo del Paseo del Malecón (23), un muro de contención cuyo objetivo era de servir de dique frente a las frecuentes inundaciones del Segura. Inicialmente construido en el s. XV no soportó las primeras riadas y fue reconstruido en su forma actual en el s. XVIII, en el año 1.736 .

Paseo del Malecón, Murcia.
Los niños jugando en el Paseo del Malecón, Murcia.
Hoy en día es un excepcional paseo junto al Río Segura a unos tres metros de altura sobre el nivel del suelo. Como una lengua de piedra se adentra más de 1.500 metros en la Huerta intentando rodear la ciudad por su lado oeste, y discurriendo entre los jardines del antiguo Convento de San Francisco y el del Botánico. Se trata de un lugar para el ocio y el paseo desde el que se disfruta de magníficas vistas. Para el descanso cuenta con numerosos asientos de piedra a lo largo de todo su recorrido. Es una zona que especialmente van a disfrutas vuestros pequeños.

De tapas por Murcia.
De tapas por Murcia.
Como eran fiestas en la ciudad, la zona estaba repleta de casetas donde comer y beber, así que continuamos probando las tapas murcianas en ellas.

Si tenéis tiempo y GPS es interesante subir al Santuario de la Fuensanta, en los alrededores de la ciudad, donde se encuentra la patrona de la ciudad, de ese mismo nombre y que tiene seguramente las mejores vistas de Murcia.

Vistas de Murcia desde el Santuario de la Fuensanta.
Vistas de Murcia desde el Santuario de la Fuensanta.
Se trata de un tradicional templo del barroco murciano, que consta de tres naves; una central más amplia y dos laterales con capillas. La portada (1705), obra de Toribio Martínez de la Vega, presenta dos torres y una puerta en arco de medio punto, destacando dos ángeles que sostienen el escudo del Cabildo de la Catedral.

Santuario de la Fuensanta.
Santuario de la Fuensanta.
En el interior podemos admirar unos espléndidos relieves y esculturas de González Moreno. Las pinturas y murales de la cúpula y del coro son obra del pintor Pedro Flores. En la primera aparecen representados el pueblo y la historia de Murcia en una romería de la Virgen, con Alfonso X, el Conde de Floridablanca, el cardenal Belluga, Francisco Salzillo, etc. En el coro se representa la coronación de la Virgen de la Fuensanta en el Puente Viejo.

Vistas de Murcia desde el Santuario de la Fuensanta.
Vistas de la torre de la Catedral de Murcia desde el Santuario de la Fuensanta.
También hay un lugar con el apropiado nombre de Quitapesares donde reponer fuerzas pincando algo admirando el paisaje. Incluso desde ahí puede uno subir a la Cresta del Gallo para respirar aire puro y seguir con extraordinarias vistas, aunque con niños no era la mejor opción. O acercaros a la zona del Valle donde los niños también disfrutarán.

Los niños frente al Mar Menor que baña el camping.
Los niños frente al Mar Menor que baña el camping.
Tras esto volvimos al camping, ya que al día siguiente volveríamos a casa, así que era tiempo de empezar a prepararlo todo para la vuelta, y, como no, mientras los niños disfrutando de las instalaciones del mismo.

Yolanda en la playa del camping.
Yolanda en la playa del camping.
Con esto doy por finalizados los relatos de esta escapada, pero pronto seguiré contándoos otro de nuestros viajes, no habrá que esperar demasiado. Ahora toca volver a casa, en Castellón.

1 Comment:

Jorge Rueda De la Rosa said...

Muy buenos contenidos, me encanta vuestro blog como Guia. Un saludo!