. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda

domingo, 19 de abril de 2015

Valencia con niños-El Museo de las Ciencias Principe Felipe y visita a la Albuferama-Parte 7

Después de haber pasado toda la mañana disfrutando del Oceanográfico de Valencia, nos dirigimos a otro de los edificios interesantes que has de visitar si pretendes viajar con niños por Valencia.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
El Museo de las Ciencias Principe Felipe es un museo para dar a conocer de manera didáctica a través de multitud de actividades e iniciativas, de forma interactiva y amena, todo lo relacionado con la evolución de la vida, la divulgación científica y tecnológica.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Rodeado de una superficie de 13.500 m² de láminas de agua, estamos ante un edificio de proporciones grandiosas con forma de esqueleto.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
La interactividad distingue al Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, que se presenta bajo el lema: “Prohibido no tocar, no sentir, no pensar”, convirtiéndose así en un instrumento real de educación y reactivación de la capacidad crítica de la población.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Yolanda y los niños aprendiendo.
Además del extenso material expositivo, el museo también promueve la difusión de actividades y publicaciones relacionadas con la ciencia y la educación, convirtiéndose de ese modo en transmisor de conocimientos entre el mundo científico-educativo y los visitantes del mismo.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Tercera planta del museo.
Tiene un valor incalculable como complemento y apoyo para los centros escolares y para las empresas e instituciones.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Los niños disfrutaron mucho del museo.
El Museo de las Ciencias cuenta con más de 42.000 m² de superficie construidos, de los cuales 26.000 m² son expositivos.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
¿recordáis estos teléfonos? Yo si.
El edificio se distribuye en tres plantas más planta baja:

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
-En la planta baja, tenemos la Calle Menor, donde tenemos los principales servicios de atención al público, como taquillas, información, restauración, tiendas, etc.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Panel explicativo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Es un lugar de libre acceso al público que suele acoger diversas exposiciones durante el año.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Exposición temporal del museo.
-En la primera planta del Museo, el público encuentra talleres y exposiciones de ciencia interactiva, donde experimentar con divertidos módulos, como "Exploratorium", "Amueblando el hábitat, de la mano de la naturaleza" y , "L´Espai dels Xiquets".

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Amueblando el hábitat.
Desde la primera planta se accede a la Calle Mayor, donde se encuentra una representación artística del ADN a través de una escultura de 15 metros de altura, el Péndulo de Foucault, de 34 metros de longitud, uno de los más largos del mundo, y cambio climático, que reune una serie de paneles gráficos, módulos interactivos, audiovisuales y objetos que muestran a los visitantes diversos aspectos relacionados con el concepto de cambio climático, causas, datos históricos, consecuencias, etc.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
L'espai dels xiquets.
Además, en la Calle Mayor se puede admirar la impresionante superficie acristalada del Museo, con más de 4.000 cristales, y las vistas al jardín del Turia, desde las terrazas exteriores.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
El espacio de los niños.
-La planta segunda esta dedicada a la exposición "El Legado de la Ciencia", un recorrido cronológico apoyado en audiovisuales, se muestra la vida y evolución de las investigaciones de tres destacados premios Nobel: Santiago Ramón y Cajal, Severo Ochoa y Jean Dausset. Como para los niños no era interesante, ya que se trata de lecturas, decidimos saltarnos esta parte del museo.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Telégrafo de Hughes.
-En la tercera planta del Museo, recorremos el impresionante "Bosque de Cromosomas", con más de 2.600 metros cuadrados dedicados al mayor hito de la ciencia moderna: la secuenciación del ADN humano.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Centralita telefónica.
Representación a gran escala de los 23 pares de cromosomas de la especie humana. En torno a cada uno, se desarrollan 127 módulos interactivos relacionados con genes concretos de cada uno y con su funcionamiento.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
No hace demasiado tiempo la música se escuchaba así.
También hay espacios dedicados a las comunicaciones, el telescopio Hubble, etc.

Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Museo de las Ciencias Principe Felipe de Valencia.
Aunque yo me creía que a los niños, por ser demasiado pequeños, no les parecería demasiado interesante, lo cierto es que me equivoqué, y les gustó muchísimo, de hecho, el pequeño no quería irse de ninguna de las maneras, así que ya tenemos escusa para volver, porque sólo pudimos disfrutar de la ciencia durante 3 horas.

La Albufera de Valencia.
Panel explicativo de La Albufera de Valencia.
Esa misma tarde teníamos preparada otra interesante visita, de las "necesarias" cuando se pretende conocer Valencia, pero no en la misma ciudad, en los alrededores, la Albufera de Valencia.

La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
 La Albufera de Valencia es uno de los puntos turísticos predilectos por aquellos que se acercan a conocer la ciudad y sus alrededores.

Los niños y Yolanda en la Albufera.
Esta laguna litoral, separada del mar por una lengua de tierra, constituye uno de los humedales costeros más representativo y valioso de la Comunidad Valenciana, de hecho en 1986 fue declarada Parque Natural. 

La Albufera de Valencia.
Uno de los habitantes de la Albufera.
Su valor medio ambiental es importantísimo, pues aquí viven varias especies en peligro de extinción.

La Albufera de Valencia.
Joel en la Albufera.
Albufera significa, según su origen árabe al-buhayra, el marecito o el pequeño mar. En algunos poemas árabes se le denomina Espejo del Sol, término que ya da una idea aproximada de la gran belleza y el romanticismo que caracteriza a este paraje, tal y como podréis apreciar en las imágenes.

La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia comprende seis islotes o "matas" que albergan densa vegetación, y que se denominan Mata del Fang, Mateta de Baix, Mata de la Barra, Mata de l’Antina, Mata de San Roc y Mata del Rey.

La Albufera de Valencia.
Barraca de El Palmar.
Hoy la Albufera puede ser visitada en barca mediante algunas empresas que han transformado el oficio tradicional de sus familiares basado en la pesca, adaptándolo a paseos que permitan dar a conocer a todo el mundo uno de los parques naturales más importantes de Valencia.

La Albufera de Valencia.
El Palmar.
La Albufera de Valencia.
Embarcación de la empresa Albufera Parc.
La mejor manera que hay para realizar este paseo en barca es acercarse a la localidad de El Palmar, desde donde empresas como Albufera Parc pondrán a nuestra disposición sus embarcaciones y conocimientos sobre la Albufera para que el paseo en barca por la misma sea lo más placentero posible.

La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
Paseo en barca por la Albufera.
Porqué el color de las aguas es verde, si la Albufera es agua dulce o salada o qué tipo de aves estamos observando serán dudas resueltas por el gobernante de la navegación, así como cualquier otro tipo de duda.

La Albufera de Valencia.
Pesca de anguila de manera tradicional.
La Albufera de Valencia.
Barraca típica valenciana.
Nosotros nos pusimos en sus manos, y lo único que nos falló fue la meteorología, ya que el sol no apareció en ningún momento, pero todo lo demás fue sobre ruedas.

La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
La Albufera en el Palmar.
Por cierto, si os estáis preguntando lo del color de las aguas no voy a ser malo y os lo cuento, je, je, je...es debido a los sedimentos depositados por los ríos Turia y Júcar (los causantes junto al hombre de la formación de la Albufera) en el fondo de la laguna.

La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
La Albufera de Valencia.
Barracas del Palmar.
Y respecto a si el agua es dulce o salada, os diré que años atrás el agua de la Albufera era salada, ya que estaba abierta al mar, pero el hombre y la naturaleza hicieron una barrera que separó la laguna del mar, de modo que el agua, hoy en día es dulce, lo que la convierte en apta para el regadío del arroz (típico en la zona) y otros cultivos.

La Albufera de Valencia.
Con los prismáticos se observan las aves.
La Albufera de Valencia.
Bandada de aves de la Albufera.
Las especies de peces más destacables de la Albufera son el fartet, el samaruc, la anguila, el mújol o la lubina, pero el Parque Natural de la Albufera es más conocido por su riqueza de especies de aves, entre las que destacan el pato colorado, la cuchara común, la garza, el charrán común, el charrán patinegro, la cigüeña común y la gaviota.

La Albufera de Valencia.
Garza de la Albufera.
La Albufera de Valencia.
Habitante de la Albufera.
Entre la flora, se distinguen: las dunas litorales (campanilla de mar, grama de duna, aladierno, lentisco), los saladares, el bosque mediterráneo (pino carrasco, lentisco, enebro, coscoja, mirto, tomillo, aliaga, romero, palmito) y las zonas de cañas.


Los viajes de Hector y Yolanda© 2007 | Plantilla Blogger | Diseño de Hector Arenós Marco