. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda

lunes, 29 de septiembre de 2014

Lunes 21 de Abril 2014 (parte 1)-Morbihan (Kingoland y Josselin)-Bretaña

Después de algo más de dos horas con la caravana a cuestas, dejamos Nantes para llegar a Carnac, donde pasaríamos tres noches en uno de sus campings, en el sur de Bretaña.

Kingoland.
Mapa de Kingoland.
La mañana y y un poco de la tarde lo pasamos en un parque de atracciones, si es que se le puede llamar así, que hay en Bretaña, cerca de la localidad de Josselin, en  la pequeña localidad de Plumelin, a unos 50 minutos en coche desde nuestro camping.

Kingoland.
Kingoland.
Se trata de Kingoland, un parque que acababan de inaugurar hacía una semana, lo que se notaba en sus múltiples fallos, cosas hechas a medias y averías en las atracciones.

Kingoland.
Joel con la mascota de Kingoland.
Por poner algún ejemplo, la montaña rusa no funcionó en ningún momento, y se fue la luz en más de 10 ocasiones en todo el día, parando todo el parque por completo, además de pararse y averiarse varias veces los coches de una de las atracciones o tener dos atracciones fuera de servicio.

Kingoland.
Izan y Joel en una atracción.
Como habréis podido observar, no salimos demasiado contentos de allí, pero hablamos sólo los adultos, porque a Izan y a Joel les gustó mucho.

Kingoland.
Hinchables de Kingoland.
Siempre os digo que viajar con niños conlleva ciertos sacrificios, como tener que guardar varios días o parte de ellos para satisfacer sus necesidades y que se diviertan, pero normalmente, nosotros disfrutamos de esos lugares como ellos, pero esta ha sido una de las pocas excepciones.

Kingoland.
Yolanda saltando con los niños.
De todos modos no todo es tan malo en el parque, hubo cosas que si que nos gustaron, como el cine 6D, donde proyectan una película y con unos asientos muy dignos, o un par de atracciones donde son los niños los que conducen sus propios coches.

Kingoland.
Kingoland.
La mayoría de las atracciones que hay son colchonetas o hinchables, por eso los niños disfrutaron tanto allí.

Kingoland.
El barco de Kingoland.
Otras atracciones que podréis encontrar son el barco o un minigolf, que no estaba ni montado el día que nosotros llegamos allí.

Kingoland.
Izan a los mandos de un coche a gasolina.
Así pues, tengo que decir que sólo recomendaría esta parque a familias con niños menores de 10 años, por la falta de atracciones movidas que tiene, ya que , más que un parque de atracciones, parece una feria de estas que montan en los pueblos y ciudades de España en fiestas.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Menos de 30 minutos después de salir del timo de Kingoland llegamos a Josselin, a poco más de 30 kilómetros, en el interior de Bretaña, en la frontera de la región gala y la región bretona, una zona misteriosa y seductora.
Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Yolanda y los niños en Josselin.
Aparcamos en pleno barrio medieval de Sainte-Croix, tan antiguo como el castillo de Rohan. Se construyó alrededor de la encantadora capilla homónima y presenta bonitos ejemplos de casas medievales de entramado de madera en estrechas calles. Aunque la más antigua data de 1538, todo el barrio fue restaurado en 2006 y es una delicia pasear por sus calles medievales, que encajan a la perfección con su castillo.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Una de las plazas del barrio medieval de Sainte-Croix.
Josselin, de casi 2.500 habitantes, se encuentra en un pintoresco paraje: se asoma al río Oust cuyas aguas reflejan el castillo de los Rohan y por la ladera de un abrupto cerro trepan las casas con tejados de pizarra que rodean la venerable basílica de Notre-Dame du Roncier. Entre los propietarios ilustres de Josselin hay que citar al condestable de Clisson, en el s. XIV, y a la familia Rohan, en el s. XVII.

Castillo de los Rohan.
Castillo de los Rohan visto desde la torre de la Basílica.
Las tres imponentes y majestuosas torres del castillo se reflejan en las aguas del Oust desde hace más de 1.000 años. El castillo, propiedad de la familia Rohan, una de las estirpes más antiguas de Bretaña, es el símbolo de esta bonita ciudad y uno de los mejores de Bretaña. El flanco oeste del castillo de los Rohan, que no visitamos por dentro, impresiona por sus torres y matacanes.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Es de estilo gótico flamígero y un interesante ejemplo de la arquitectura feudal y renacentista. Fue fundado a principios del siglo XII y en la actualidad sigue estando habitado por los descendientes de sus fundadores: la familia Rohan.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Casas de entramados de madera.
Las ventanas y tragaluces que se ven por encima de las murallas pertenecen al palacio que Juan II construyó en el s. XVI. El castillo, edificado sobre una terraza, sólo conserva las bases de las murallas, salvo en la cara que se ve desde el puente de Sainte-Croix. Observad la "torre prisión" y la fachada del cuerpo principal, única en Bretaña por su decoración a base de esculturas de granito.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Paseando por el barrio medieval de Sainte-Croix.
No demasiado lejos del castillo, paseando por el barrio medieval, hay un museo del juguete, cuya entrada podéis combinar con la del castillo en caso de estar interesados, pero nosotros decidimos no entrar ni allí, ni en el castillo.

Barrio medieval de Sainte-Croix en Josselin.
Ayuntamiento de Josselin.
Mientras degustábamos unos helados y admirábamos los entramados de madera de las casas, llegamos a la basílica de Josselin, justo frente al Ayuntamiento.

Basílica de Notre-Dame du Roncier en Josselin.
Notre-Dame du Roncier .
La advocación de la basílica de Notre-Dame du Roncier recuerda que, en el año 808, cuando cortaba las zarzas de un campo, un campesino descubrió una estatua de la Virgen, de ahí el nombre de Notre-Dame du Roncier (Virgen de las Zarzas). La hija del granjero, ciego de nacimiento, que recobró la vista. La noticia se extendió y pronto los peregrinos acudieron en masa. El gran calvario de la iglesia se llamaba antaño "perdón de los ladradores" porque en 1728 varios niños sanaron de epilepsia. En el exterior destacan las gárgolas y la estatua de la Virgen y, en el interior, el mausoleo de mármol (s. XV) de Olivier de Clisson y de su esposa.

Fundada en el siglo XI, la Basílica de Nuestra Señora de Roncier es un elemento arquitectónico fundamental de Josselin de estilo gótico flamígero. Reconstruido varias veces, sigue siendo un ejemplo del estilo gótico de finales del XV ª siglo, pero conserva algunos vestigios del santuario románico primitivo, sobre todo en el cruce del transepto.

Imprescindibles e impresionantes son las vistas desde lo alto de su torre (61m). Ir y subir sus 138 escalones, y le ofrecerá una vista panorámica de la ciudad de Josselin, su castillo y sus verdes alrededores.

Mapa de Bretaña.
Mapa de Bretaña.
Después de la visita a Josselin ya éramos conscientes de estar en Bretaña, pues Kingoland podría estar ubicado en cualquier otro sitio, no es típico de aquí.


La península más occidental de Francia, que desafía al Océano Atlántico extendiéndose en él como un brazo, es también una de las naciones más antiguas de Europa, la Bretaña Francesa. Perderse por calles medievales o saborear una crêpe con un vaso de sidra son algunos de los alicientes de la región legendaria y misteriosa de asombrosa riqueza paisajística y monumental, y eso es lo que haríamos en infinidad de ocasiones en nuestro viaje por estas tierras.

Paisajes de Bretaña.
Paisajes de Bretaña.
Bretaña hunde sus raíces en el pasado de los pueblos celtas y, por su historia, su música, su gastronomía, sus leyendas y por su lengua, se encuentra más próxima de Irlanda o Gales que de Francia. de hecho existe una parte de la población independentista, como ocurre en Cataluña o Escocia.

Las islas prolongan la riqueza litoral e incorporan, además, una historia y personalidad propias, ya que han sido puertos pesqueros, puntos estratégicos para el comercio o la defensa militar, e incluso prisiones o tierras de destierro. Islas como Bréhat o Ouessant en el norte, y Sein, Glénan, Groix o Belle-Île en el sur son paraísos de quietud y belleza salvaje, pero que no tuvimos tiempo de visitar.

Bosques de Bretaña.
Bosques de Bretaña.
Las leyendas sobre el mago Merlín y el rey Arturo impregnan bosques y acantilados en esta región del noroeste francés. Legendaria y misteriosa, apegada a su extraordinario patrimonio artístico, folclórico y lingüístico, a su druídica identidad celta, a los mitos de su imaginario artúrico, la bilingüe Bretaña de escarpadas costas y boscoso corazón verde donde yace el mago Merlín, sumido en su eterno sueño de hechizamiento, fascina poderosamente a sus visitantes desde siempre.

Ciudades fortificadas, antiguos puertos pesqueros y bosques encantados trazan la ruta por esta histórica región francesa. Seguid nuestras publicaciones para descubrir esta fantástica tierra.


Los viajes de Hector y Yolanda© 2007 | Plantilla Blogger | Diseño de Hector Arenós Marco