. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda

martes, 30 de junio de 2015

Benidorm con niños-Mundomar y regreso-Parte 4

Después de dos fantásticos días en Benidorm, uno en Terra Mítica e Iberia Park y otro en Aqualandia, a los niños todavía les quedaba una sorpresa, pues antes de regresar a casa visitaríamos Mundomar.

Entrada a Mundomar.
Entrada a Mundomar.
Plano de Mundomar.
Plano de Mundomar.
Como ya os podréis imaginar, la presencia de estos tres parques contribuye enormemente al auge del turismo familiar en la zona, y es que viajar con niños ya sabéis que es posible.

Entrada a Mundomar.
Mascotas de Mundomar.
Vistas de Mundomar.
Vistas desde Mundomar.
Pasar el día en Mundomar Benidorm es emprender un viaje al reino animal, un viaje por un mundo marino fascinante habitado por los animales exóticos más bellos e interesantes, pasar un día fantástico con los niños, pues, ¿a qué niño no le gustan los animales?... es un éxito seguro.

Mundomar.
Yolanda, Izan y Joel con un león marino macho.
Mundomar.
Mi turno para la foto.
El parque, al no ser demasiado grande, se puede ver en unas pocas horas, y dedicar así el resto del día a otra actividad.

Mundomar.
Mundomar.
Una gran ventaja que tiene sobre otros sitios del mismo tipo es que aquí si puedes entrar tu propia comida, aunque también hay un restaurante.

Mundomar.
Vistas de Benidorm desde Mundomar.
Otro de los puntos fuertes del parque es que a algunos de los animales los puedes tocar, acariciar, hacerte fotos con ellos o alimentar, como os iré explicando en el artículo. Acercar los animales a las familias es uno de los cometidos del parque y con estas actuaciones, sin duda lo consiguen.

Mundomar.
Flamencos de Mundomar.
Aves acuáticas como los cisnes salvajes, patos, cigüeñas, gruyas, pelícanos o flamencos que, con su colorido y majestuosidad, nos dan la bienvenida, pues están en la entrada al parque, para pasar a continuación, al ecosistema o zona de las tortugas de tierra y agua.

Mundomar.
Grullas de Mundomar.
Mundomar.
Suricato de Mundomar.
Los primeros mamíferos que aparecen son los leones marinos que, junto con las focas y los delfines, ofrecen a diario brillantes espectáculos.

Mundomar.
Izan con la tortuga terrestre.
Mundomar.
Pequeño acuario de Mundomar.
En el parque también podemos encontrar monos capuchinos, lemures, tucanes, suricatos, pingüinos, delfines, algunas otras aves exóticas.

Mundomar.
Tucanes de Mundomar.
Murciélagos, loros, papagayos, pingüinos, delfines, búhos, erizos o perritos de la pradera completan la variedad del parque.

Parque infantil de Mundomar.
Parque infantil de Mundomar.
Parque infantil de Mundomar.
Parque infantil de Mundomar.
También hay un parque infantil. Es una zona con grandes toboganes, hipopótamos enterrados, mucha tierra, escaleras, puentes, tirolinas, etc. donde los más pequeños y algunos padres y madres lo pasan en grande.

Mundomar.
Foto con los delfines.
Mundomar.
Mundomar, foto con delfín.
Respecto a las actividades de las que os hablé, podréis haceros fotos (hay varios horarios en el día para poder hacerlo) con leones marinos, delfines, lemures y cotorras.

Mundomar.
Joel con los lemures de Mundomar.
Mundomar.
Delfines de  Mundomar.
Luego podéis comprarlas a la salida, pero si sois listos, podréis hacer un "robado" como nosotros...eso si, las que ellos hacen son de una calidad inmejorable.

Mundomar.
Los niños alimentando a los leones marinos de Mundomar.
Mundomar.
Benidorm vista desde Mundomar.
También hay horarios para que podáis alimentar (cuesta sólo 1€ seis pescados) a leones marinos, pingüinos y cotorras, cosa que hicieron Izan y Joel y les encantó. Bueno, las cotorras no porque ya lo habíamos hecho en un parque zoológico del Algarve y no nos coincidían los horarios con otras actividades.

Mundomar.
Mundomar.
Mundomar.
Alimentando a los pingüinos de Mundomar.
Lo que más gustó a los niños fueron los shows que se ofrecen. No vimos el de los papagayos ni el vuelo libre de aves exóticas, pero si el de los leones marinos, de los que Izan tiene un gran recuerdo cuando pudimos nadar con leones marinos en Tarragona, y el de los delfines, que también ha tenido la suerte de poder nadar con delfines tanto Izan en Turquía como Yolanda y yo en la Rivera Maya.

Mundomar.
Espectáculo de leones marinos de Mundomar.
En el show de los leones marinos, además de conocer más sobre estos animales pasaremos un divertido momento con la cómica actuación de animales y actores.

Mundomar.
Espectáculo de los delfines.
Mundomar.
Mundomar.
En el show de los delfines, uno de los mejores que hemos visto jamás, unos 10 ejemplares deleitaron a los niños con saltos, carreras, propulsando unas barquitas donde había niños de pasajeros, acrobacias de todo tipo, e incluso escuchamos su voz tan particular.

Playa de La Granadella.
Playa de La Granadella.
Después de la visita matutina del parque cogimos el coche para conducir durante poco más de una hora en dirección Norte (hacia casa) hasta llegar a la Playa de La Granadella, en Jávea, nombrada mejor playa de España en 2012 y 2013 según un concurso de Antena 3.

Playa de La Granadella.
Restaurante Sur, Playa de La Granadella.
Cuando llegamos era la hora de la comida, y teníamos una reserva en el Restaurante Sur, un restaurante que aconsejo más por sus magníficas vistas que por su precio, ya que al no haber casi competencia se aprovechan, pues es un lugar algo caro para lo que acostumbramos nosotros, aunque la comida es buena, eso sí.

Playa de La Granadella.
Playa de La Granadella.
Esta cala, porque más que una playa es una preciosa cala, tiene una extensión de 200 metros por 20 metros de ancho, está principalmente compuesta por rocas y grava, y galardonada con bandera azul.

Cabo de la Nao, Jávea.
Cabo de la Nao, Jávea.
Como el mar estaba picado y había grandes olas, sólo nos dimos un chapuzón, y luego nos dirigimos al cercano Cabo de la Nao, uno de los más característicos de España.

Cabo de la Nao, Jávea.
Faro del Cabo de la Nao, Jávea.
Tras unos minutos disfrutando de la brisa marina y de las vistas del mar y del faro, era hora de volver a casa después de un magnífico fin de semana.