. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda

lunes, 12 de abril de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sureste de Islandia (I)-P.N. Skaftafell-Parte 9

Aunque antes de visitar el Parque Nacional Skaftafell hicimos un par de paradas, para que todo lo que hicimos allí esté en un solo artículo, os explicaré aquí nuestro trekking por el parque, y en el siguiente artículo lo que he omitido ahora.

Mapa 1 del Parque Nacional Skaftafell.
Mapa 1 del Parque Nacional Skaftafell.

Llegamos al Parque Nacional Skaftafell poco antes de las 20:00 así que, tras comprobar que al día siguiente iba a hacer uno de los días más soleados de nuestra estancia en Islandia, decidimos irnos a dormir pronto con el objetivo de madrugar para hacer un trekking al día siguiente.

Mapa 2 del Parque Nacional Skaftafell.
Mapa 2 del Parque Nacional Skaftafell.

El Parque Nacional Skaftafell, constituido como parque en 1967 para proteger la integridad y riqueza de su flora, fauna y paisajes característicos geológicos para las futuras generaciones, está integrado junto con el parque de Jökulsárgljúfur en el gran Parque Nacional de Vatnajökull, el más grande de Europa con 12.000km², y cuyo nombre le viene del Glaciar Vatnajökull, el más grande del país y el segundo en tamaño en Europa (8.000km², un espesor medio de 400 metros que llega a alcanzar más de 1.000 metros o un 8% de la superficie total de Islandia), y todo esto es una de las visitas imprescindibles del sur de Islandia.

Parque Nacional Skaftafell.
Empezaba nuestro trekking.

Este paraíso natural, el Parque Nacional Skaftafell, se extiende entre la arena y el hielo, está atravesado por el río Skeydara (Skeiðará), que corre o atraviesa cañones, valles, y “vive” en armonía con varios volcanes, túneles, cascadas, otros ríos, enormes icebergs, acantilados, grietas o extensos glaciares que le dan esa belleza natural, una de las perlas de Islandia.

Parque Nacional Skaftafell.
Parque Nacional Skaftafell.

Desde el mismo camping, detrás de la caseta de los baños, duchas y demás, nacen las rutas S2, S3, S5 y S6 (Mapa 1) subiendo la montaña, mientras que las rutas M1, M2, M3 (Mapa 2) van hacia la izquierda, bordeando la misma. La S1 nace en el aparcamiento, es corta y va hasta la base del glaciar Skaftafellsjökull.

Parque Nacional Skaftafell, cascada Svartifoss.
Parque Nacional Skaftafell, cascada Svartifoss.

Nosotros habíamos leído maravillas sobre la ruta S3, una ruta circular de unos 17 km que, en teoría se hacía en 6 horas así que nos decantamos por esta opción. Es un trekking de dificultad moderada-alta, con algunas cuestas bastante empinadas y bastante larga, así que llevábamos sándwiches, frutos secos y agua en abundancia.

Parque Nacional Skaftafell, cascada Svartifoss.
La catedral de las cascadas.

El trekking S3 empieza subiendo una rampa entre los bosques de abedules y arbustos silvestres hasta que llegamos a la cascada Hundafoss, nada espectacular comparándola con el resto de Islandia. En ese punto cambiamos al S2 y S6 para llegar a la que dicen es la cascada más bonita de Islandia, Svartifoss.

Parque Nacional Skaftafell, glaciar Skeidarárjökull.
Parque Nacional Skaftafell, glaciar Skeidarárjökull.

Parque Nacional Skaftafell, glaciar Skeidarárjökull.
El glaciar Skeidarárjökull es el que más alejado vimos.

No es la más alta, caudalosa, potente o espectacular, pero al estar rodeada de columnas de basalto, le dan un toque especial. Esto hace que a  Svartifoss se la conozca como la catedral de las cascadas, porque las columnas de basalto harían las veces de un órgano, y el color negro de las mismas le dan una atmósfera tétrica, como si de una catedral gótica se tratara, pero construida por la naturaleza, claro.

lunes, 5 de abril de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sur de Islandia (III)-Glaciar Sólheimajökull y cañón Fjardrárgljúfur-Parte 8

Con la sonrisa todavía en la cara después de haber tenido una de las experiencias más alucinantes de nuestras vidas el día anterior, al haber explorado la Cueva de Hielo Katla con Fjallhalla Adventurers, nos despertamos y después de desayunar deshicimos parte del camino hecho ayer por la Ring Road para llegar al aparcamiento del Glaciar Sólheimajökull, donde gracias a esta empresa, haríamos de nuevo un tour.

Lengua glaciar Sólheimajökull, parte del Glaciar Mýrdalsjökull.
Camino al glaciar Sólheimajökull.

Una vez allí, completamente solos, esperamos a que llegaran nuestros guías de Arcanum, la empresa con la que Fjallhalla Adventurers trabaja en este glaciar. En todo momento la comunicación entre Fjallhalla y nosotros ha estado viva, cambiando de día y adaptándose a nuestras necesidades tanto una como la otra excursión, y aconsejándonos sobre qué ropa llevar, por poner algunos ejemplos.

Lengua glaciar Sólheimajökull, parte del Glaciar Mýrdalsjökull.
Base del Glaciar Sólheimajökull.

Sólheimajökull, Sól (Sol)-Heima (Casa)-Jökull (Glaciar), es decir “la Casa del Glaciar del Sol” es como se llama una de las lenguas glaciares del glaciar gigante Mýrdalsjökull, el cuarto glaciar más grande de Islandia y bajo el cual se halla el poderoso volcán Katla, el mismo en el que está la Cueva de Hielo Katla, pero en una lengua distinta, de hecho de un punto a otro hay más 50 km, alrededor de una hora de camino.

Lengua glaciar Sólheimajökull, parte del Glaciar Mýrdalsjökull.
Esos picos son bastante más altos de lo que parece.

El Glaciar Sólheimajökull es uno de los glaciares más accesibles de Islandia, ya que a su parking gratuito se accede tras dejar la Ring Road por una carretera asfaltada a 31 km de Vík í Mýrdal y conducir menos de 5km.

Lengua glaciar Sólheimajökull, parte del Glaciar Mýrdalsjökull.
Subiendo la parte con más desnivel.

En condiciones normales, sin la Covid-19, aquí habría cientos de coches aparcados y entre 400 y 500 personas explorando el glaciar (según nuestros guías) y hoy íbamos a tener la grandeza del glaciar para nosotros, sin la compañía de ningún turista...sólo al regresar vimos a una pareja con un guía haciendo la excursión.

Lengua glaciar Sólheimajökull, parte del Glaciar Mýrdalsjökull.
Nos llovió levemente durante todo el tour.

Nos contaban los guías, muy simpáticos los dos, que el grosor del glaciar Sólheimajökull retrocede entre 30 y 70 metros al año a causa del cambio climático. En 1995, la lengua glaciar llegaba justo hasta el parking, es decir unos 3 kilómetros más larga, casi nada.

lunes, 22 de marzo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sur de Islandia (II)-Cueva de Hielo Katla-Parte 7

Después de ver la Playa de arena Negra de Vík nos dirigimos a la pequeña localidad del Sur de Islandia para comer en nuestra furgoneta camperizada, en el parquing del restaurante The Soup Company, junto al Icelandic Lava Show.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Contratamos el tour con Fjallhalla Adventurers...

Ese era el punto de encuentro donde nos recogería el guía de Troll Expeditions, para llevarnos hasta el interior de la Cueva de Hielo Katla en lo que sería una de las aventuras más alucinantes que jamás hemos tenido.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
...y Troll Expeditions se encargó de realizrlo.

Tanto esta experiencia como la que viviríamos al día siguiente las contratamos mediante la empresa Fjallhalla Adventurers pues es donde mejore precio encontramos y quedamos muy satisfechos con los servicios prestados.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Camino a la Cueva de Hielo Katla.

En este punto recogieron a todos los participantes de la excursión en un super jeep 4x4 de 12 plazas y mientras conducía, alrededor de 45 minutos, el conductor (nuestro guía) nos contaba curiosidades sobre los volcanes.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
El paisaje es realmente espectacular.

Como que el volcán Katla, bajo el que está la Cueva de Hielo Katla, es el más peligroso de Islandia por ser uno de los más potentes de todo el mundo. Posee un cráter de 30 km de diámetro y alrededor 1.000 metros de una capa de hielo cubriéndolo. Aunque erupcionaba cada 50 años, lleva más de 100 sin hacerlo, concretamente desde 1918, así que dicen que debe estar a punto...menos mal que no tuvimos mala suerte...

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Un desierto de arena volcánica.

De todos modos no debéis preocuparos por estas cosas, ya que también nos contó que de los más de 130 volcanes de Islandia, sólo hay 30 activos (la mayoría en el Sur de Islandia), y todos ellos están monitorizados y bastante controlados, de modo que la actividad volcánica está rastreada por científicos en todo momento, y existe un sistema de alerta de volcán para advertir con anticipación sobre el peligro inminente y cualquier posibilidad de una gran erupción en Islandia, si pasan del umbral de actividad avisan a todos los móviles.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
El musgo lo cubre todo.

Mientras nos contaba todo esto se iban sucediendo alucinantes vistas de campos morados de las típicas flores lupine traídas de Alaska, de preciosas montañas cubiertas por el musgo verde, grandes desiertos negros formados por la ceniza de las erupciones, un riachuelo...por si sólo, el camino ya era una delicia.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Glaciar Mýrdalsjökull.

La Cueva de Hielo Katla es una cueva de hielo o cueva glaciar formada de manera natural, es decir, producida porque las altas temperaturas derriten el hielo. Es por eso que bajo nosotros había un río, el causante de que se haya abierto este túnel natural dentro del glaciar, en este caso dentro del glaciar Mýrdalsjökull.

lunes, 15 de marzo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sur de Islandia (I)-Parte 6

Después del relajante baño en las aguas termales del camping salimos de Landmannalaugar por donde habíamos llegado, primero por la F224, después la F208 y finalmente la F26  en dirección sur, la Ring Road nos esperaba con las vistas del volcán más activo de Islandia a nuestra izquierda, el Hekla, pero la lluvia nos impedía verlo...nos estábamos adentrando en tierra de Sagas.

Pero Héctor, ¿qué son las sagas? Os preguntaréis, pues vienen a ser como las novelas de caballería, más o menos, pero cambiando los caballeros por historias de los distintos clanes de Islandia, escritas entre los siglos XII y XIII, es decir historias contadas de manera épica.

Mapa de carreteras de Landmannalaugar.
Mapa de carreteras de Landmannalaugar.

Para llegas a la granja medieval Keldur, viniendo de Landmannalaugar, dejamos la carretera 26 por la 268, sin asfaltar, pero también podéis acceder desde la R1, por donde nos fuimos nosotros. En esta parada corta por la historia de Islandia y sus Sagas deberíamos haber visto una reconstrucción de la granja después de haber sido devastada por dos terremotos en 1896 y 1912, y aún así son unas de las construcciones de este estilo más viejas de Islandia, pero cuando llegamos el recinto estaba cerrado.

Granja medieval Keldur.
 Granja medieval Keldur.

Encontraréis una hilera de casas con techo de césped y turba, una iglesia, un pequeñísimo cementerio y un curioso túnel que, si no buscáis, pasa desapercibido, y por el que los vikingos daban esquinazo a sus enemigos (buscad la pequeña caseta que da al riachuelo), lo único que nosotros vimos.

Cascada Seljalandsfoss, Islandia, Iceland.
La Cascada Seljalandsfoss...

La que tendría que haber sido nuestra siguiente parada no estaba lejos, cerca del pueblo de Hvolsvöllur, en el estacionamiento habilitado a los pies de la pequeña colina Stóra Dímon, desde donde se obtienen unas hermosas vistas de 360° sobre el delta del río Krossá, que crea un hermoso delta, los glaciares, el Mýrdalsjökull y el Eyjafjallajökull, y del volcán Eyjafjallajökull, famoso porque entró en erupción en 2010 haciendo llegar a Europa una gran nube de cenizas que paralizó el espacio aéreo. Incluso si hace buen tiempo se pueden ver las islas Vestman (Vestmannaeyjar) en la costa. Como llovía a mares decidimos ni intentarlo.

Cascada Seljalandsfoss, Islandia, Iceland.
...Una de las más bellas de Islandia.

De modo que hicimos los poco menos de 40 km desde Keldur hasta la Cascada Seljalandsfoss, muy fácil de encontrar porque no hace falta desviarse mucho de la R1 para llegar a ella en alrededor de 30 minutos.

Cascada Seljalandsfoss, Islandia, Iceland.
Imprescindible llevar el chubasquero.

Esta maravilla se ve bastante rápido, pero yo no me la saltaría porque Seljalandsfoss es una de las cascadas más bonitas de Islandia, de hecho suele ser un hervidero de turistas, pero entre la poca gente que estaba visitando el país a consecuencia de la Covid-19 y la que la lluvia era bastante intensa, disfrutamos de esta maravilla completamente solos.

lunes, 8 de marzo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en Landmannalaugar (II)-Parte 5

Continuamos por donde lo dejamos en el artículo anterior, haciendo el trekking de 8 kilómetros, una ruta circular, por las Tierras Altas de Islandia, Landmannalaugar.

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Campo de lava de Laugahraun.
Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Momento para descansar un poco.

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Rodeados de magma solidificado rápidamente.

Caminar entre ese amasijo de formas afiladas y caprichosas creadas por la lava enfriada de manera rápida, cubiertas en parte por musgo fue como un sueño. 

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Viendo las fotos de otros bloggers de viaje...
Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
...no imaginaba que Landmannalaugar fuera a gustarnos...

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
...tanto como lo hizo, una auténtica barbaridad.

Deberéis seguir las señales, puesto que en este mar de lava ya no hay un camino, siempre con la estampa del volcán Brennisteinsalda como telón de fondo.

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Detrás nuestra los campos de lava.
Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
Estos paisajes no deberíamos haberlos visto...

Landmannalaugar, tramo de 3,5 km llamado Grænagil. Islandia, Iceland
...afortunadamente nos perdimos y disfrutamos de ellos.

Y digo esto porque en este punto "nos perdimos", y en vez de seguir recto, no se muy bien porqué, nos desviamos a la izquierda y recorrimos algo menos de un kilómetro por donde no debíamos...hasta que nos dimos cuenta y retrocedimos. Puede parecer una putada, pero es todo tan bonito que no nos supo mal.

lunes, 1 de marzo de 2021

Roadtrip por Islandia-Cómo llegar y qué ver en Landmannalaugar (I)-Parte 4

En el artículo anterior relataba todo lo que vimos de camino a Landmannalaugar, pero preferí dejar para este todo el tema relacionado con cómo llegar a Landmannalaugar para que estuviera en el mismo sitio y no crear confusión.

Camino a Landmannalaugar, las Tierras Altas de Islandia, Iceland.
Camino a Landmannalaugar.

Como ya sabréis si habéis leído algún artículo mío sobre Islandia, suelo poner lo que significan los nombres en islandés, porque su significado tiene mucho que ver con lo que estamos viendo, pues Fjallabak, el nombre de la Reserva Natural, significa “montaña detrás”,  y es que en la reserva, las montañas se suceden una tras otra o una detrás de otra.

Camino a Landmannalaugar, las Tierras Altas de Islandia, Iceland.
Landmannalaugar está en la Reserva Natural de Fjallabak.

Un mar de montañas de diversos colores, donde la tierra se tiñe de amarillo, rojo, verde, negro o todo entremezclado…y acompañado de cráteres, fumarolas, volcanes, campos de lava, gargantas, lagos de tonos turquesa...formando unos paisajes increíbles en la segunda zona con más actividad geotérmica de Islandia, la primera de las accesibles.

Camino a Landmannalaugar, las Tierras Altas de Islandia, Iceland.
El musgo resalta con la tierra negra volcánica.

Considerada el paraíso de los trekkings, donde se dice que está el más bonito del mundo (aunque son 55 km en varias etapas), esa es la razón por la que hemos venido aquí, quedarnos hipnotizados, anonadados y mudos con sus paisajes multicolores mientras hacemos una ruta a pie, y hacedme caso, nos ha dejado una huella imborrable.

Camino a Landmannalaugar, las Tierras Altas de Islandia, Iceland.
Imprescindible un vehículo 4x4 para acceder aquí.

Sólo se puede acceder hasta aquí en un vehículo 4x4, o en una excursión, y para llegar hay tres caminos, pistas o carreteras de tierra/grava principales, dos por el Oeste, en los que llegaréis por la zona Norte, y otro por el Este, en el que lo haréis más por el Sur, en este último caso hay varias variantes, pero hay que vadear o cruzar varios ríos bastante "serios", algo que no estábamos dispuestos a hacer, los seguros de los vehículos no cubren los daños ocasionados al vadear (el nuestro sí), y si el río viene crecido puede ser un problema.

Camino a Landmannalaugar, las Tierras Altas de Islandia, Iceland.
Nuestra furgoneta 4x4, una maravilla.

lunes, 22 de febrero de 2021

Roadtrip por Islandia-Camino a Landmannalaugar-Parte 3

Una vez terminada la cuarentena, y visitada la capital de Islandia, Reikiavik (Reykjavík en islandés), y con la furgoneta que haría las veces de vehículo, cocina y casa durante nuestro roadtrip de 15 días por la isla, en la que pasamos 22  días en total, pusimos rumbo a Landmannalaugar, pero como no nos daba tiempo de llegar a una hora "decente" para realizar un trekking, decidimos ir visitando algunas cosas de camino.

Kerið Cráter. Islandia, Iceland.
Kerið Cráter.

Nuestra primera parada en la ruta, en pleno Círculo Dorado, fue en el Kerið Cráter, una visita que no todos los tours hacen, sin embargo creemos que es interesante. Formado hace unos 6.500 millones de años, actualmente tiene una forma completamente ovalada, y posee un lago en el fondo al que se puede acceder a través de unas escaleras. Hay un parking para dejar el coche justo al lado, pero hay que pagar una entrada de unos 3€ por persona para subir hasta el cráter.

Kerið Cráter. Islandia, Iceland.
Nuestra primera visita fuera de Reykjavík.

A diferencia del resto del país donde la arena es negra, en este cráter volcánico la tierra está formada por rocas de intensas tonalidades rojas y naranjas, atravesadas por vetas negras y verdes, colores que contrastan de un modo maravilloso con el azul celeste de las aguas.

Kerið Cráter. Islandia, Iceland.
No invertiréis mucho tiempo en la visita.

Sus medidas son unos 170 metros de ancho, 270 de largo y tiene 55 m de profundidad; la profundidad del agua, por su parte, varía entre 7 y 14 m en función del nivel freático, es decir, de la cantidad de agua que contenga el acuífero. Esas medidas le dan una  extraordinaria acústica, de hecho aquí se han realizado algunos conciertos. Os aconsejamos que una vez arriba recorráis a pie toda la circunferencia para ver el lago interior desde todas los ángulos posibles.

Cascada Urriðafoss. Islandia, Iceland.
Cascada Urriðafoss.

lunes, 15 de febrero de 2021

Roadtrip por Islandia-Llegada y qué ver en Reykjavík-Parte 2

Nuestro viaje a Islandia estuvo lleno de incertidumbres desde el primer momento, ya que íbamos a viajar en la "era de la Covid-19" y eso entrañaba ciertas dificultades.

Aeropuerto de Valencia.
Aeropuerto de Valencia.

En un principio, antes de la pandemia, los vuelos eran para Nueva York, con Norwegian, pero dos días antes, afortunadamente, cerraron las fronteras y atrasamos los vuelos hasta finales de Agosto. Viendo que tampoco iba a sr posible viajar allí en esas fechas, que Islandia abría las fronteras al turismo con la condición de hacerse un test PCR a la llegada en el aeropuerto, y que Norwegian disponía de vuelos directos, decidimos cambiarlos y de ese modo Islandia se convirtió en nuestro gran viaje de 2020, más concretamente en Septiembre.

Aeropuerto de Frankfurt.
Aeropuerto de Frankfurt completamente vacío.

Iban pasando los meses y los contagios volvían a aumentar en todo el mundo, hasta que a principios de Agosto Norwegian nos canceló el vuelo, y todos los vuelos desde España.

Aeropuerto de Keflavik. llegada a Islandia.
Aeropuerto de Keflavík. llegada a Islandia.

Yo, después de haber tenido que cancelar 3 viajes (Nueva York, Almería y India-Maldivas-Sri Lanka) y haberme pasado todo Julio y Agosto trabajando sin vacaciones, me negué a rendirme hasta que no tuviera todas las puertas cerradas y decidí buscar nuevos vuelos...encontré unos más económicos que los nuestros, saliendo desde Valencia (a una hora de Castellón) y no desde Barcelona, a 3 horas de casa, pero saliendo un poco antes, a finales de Agosto, así que los compré.

La planta baja fue nuestro alojamiento Home Exchange.
La planta baja fue nuestro alojamiento Home Exchange.

Menos de una semana después, Islandia endureció las condiciones para entrar a su país, debido al aumento de casos, aunque allí no había contagio local, ya que hubo un total de menos de 2.000 casos y menos de 10 muertes, pero cada vez detectaban más casos con los PCR, de modo que desde el 17 de Agosto, todo aquel que llegara a Islandia debía de hacerse un PCR a la llegada (lo pagamos nosotros, poco más de 50€ por adulto pagándolo anticipadamente (lo que hicimos) y poco más de 70€ si lo pagábamos en el aeropuerto), 4 o 5 días de cuarentena en un hotel o casa sin compartir baño, con la prohibición de coger transporte público, ir de compras, a lugares turísticos, etc, y otro PCR después que ya pagaban las autoridades islandesas. Cuando nos mandaron los resultados negativos de este segundo test al móvil, ya fuimos libres para visitar cualquier lugar. Como las condiciones podían volver a cambiar, bien en Islandia, bien en nuestro país, tuvimos incertidumbre hasta el día antes de volar, ya que no sabíamos si finalmente, y casi todos los días mirábamos la web oficial del Covid-19 en Islandia, donde encontraréis toda la información pertinente actualizada al minuto.

La planta baja fue nuestro alojamiento Home Exchange.
Aquí pasamos la cuarentena.

Nuestro alojamiento durante esa cuarentena en Reikiavik, Reykjavík en islandés, donde llegamos en un coche de alquiler (era más barato que un taxi) que usamos también para desplazarnos hasta el lugar donde nos hicimos el segundo test PCR, fue una casa de Home Exchange en las afueras de la ciudad, cuya anfitriona nos hizo el favor de hacernos la compra el día anterior (luego se la pagué vía Pay Pal) donde además de gratis, estuvimos realmente cómodos y a gusto.

Street Art o arte urbano en Reykjavík.
Street Art o arte urbano en Reykjavík.

Una vez llegamos a Reykjavík, y con la cuarentena en nuestras espaldas, nos quedaban 15 días por delante para recorrer la isla, y como teníamos más de medio día por delante, empezamos por la visita a Reikiavik, que es pequeña y si no pretendéis visitar ningún museo, como en nuestro caso, con un día o casi un día entero tendréis más que suficiente.

Street Art o arte urbano en Reykjavík.
Callejeando por Reikiavik.