. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Viernes 29 de Abril 2011-Día 6-Córcega

miércoles, 18 de mayo de 2011

Viernes 29 de Abril 2011-Día 6-Córcega

Hoy, al igual que el día anterior, tocaba madrugar, pues a las 8:00 desembarcábamos en Córcega, más concretamente en la capital de esta isla francesa, en Ajaccio.
Mapa de Córcega.
Ajaccio siempre será conocida como la cuna de Napoleón. Las referencias son múltiples como se aprecia en el centro urbano. Núcleo político y cultural, la mayor ciudad corsa se encuentra rodeada de montañas que la empujan hacia el mar, y así domina el golfo homónimo abierto en la costa oeste de la isla. Su reducido casco antiguo conserva aires marineros, callejuelas encantadoras y fachadas esbeltas que trasladan a Ajaccio a aquellos siglos de dominio genovés.


Centro antiguo de Ajaccio.
Tras un recorrido en autobús por la Plaza Palmera; la Plaza General de Gaulle, plaza dispuesta a modo de terraza que ofrece una hermosa vista del golfo de Ajaccio y la Plaza Austerlitz, cogimos la cornisa de las “Sanguinaires” , carretera que permite descubrir la "cornisa ajaciana" que bordea la costa norte del golfo, jalonada por agradables playas, preciosas calas y un curioso cementerio donde imponentes capillas funerarias de las familias ajacianas  contrastan con las villas, hoteles y restaurantes y que recuerdan a los veraneantes la fugacidad de las cosas de este mundo, hasta la Punta de la Parata que ofrece una magnifica vista sobre las islas “Sanguinaires” y la torre genovesa.  Estos islotes de porfirio de un rojo oscuro prolongan la punta de la Parata y se erigen en centinelas a la entrada del golfo. El más alejado, la Grande Sanguinaire, es también el más importante de los cuatro islotes que constituyen este archipiélago. Del extremo del islote o desde el faro que lo corona  hay una vista espléndida del golfo de Ajaccio, situado en el Oeste de Córcega.

Las islas Sanguinarias.
Yolanda, Izan y yo camino a Punta de la Parata.
La isla de Córcega desde Parata.
Nosotros frente a las Islas Sanguinarias.
Las islas Sanguinarias desde Parata.
Este promontorio de granito negro, es decir, la punta de la Parata, que cierra al norte el golfo de Ajaccio, está coronado por la torre de la Parata, edificada por los Genoveses para proteger la isla de las incursiones bárbaras. Este precioso trocito de Córcega es de lo más bonito que hemos visto en el crucero, y permite adivinar que la isla merece la pena.



Napoleon Bonaparte.
Después de un paseo de unos 45 minutos entre ida y vuelta a la Punta de la Parata (al autobús y los coches aparcan a unos 500 metros y sólo se permite el acceso a pie), volvimos al autobús para realizar algunas paradas como en el Memorial con la estatua de Napoleón acompañado por dos águilas y con actitud bien conocida.

Tras esa visita, regreso al centro. Aquí el recorrido se hizo a pie y visitamos los siguiente lugares:

La Catedral, diseñada por el arquitecto Giacomo della Porta, construida de 1582 a 1593. Napoleón Bonaparte fue bautizado aquí en 1771. Fachada muy simple y, en el interior, altar mayor de mármol blanco coronado por cuatro columnas salomónicas de mármol negro, donado por Elisa Bacciocchi.

Catedral de Ajaccio.
 La ciudadela de Ajaccio erguida sobre la ciudad y el puerto, esta ciudadela se construyó en el s. XVI. Aún sigue siendo hoy en día un puesto militar.

Parte de la ciudadela.
Casa natal de Napoleon.
La Casa Bonaparte. Delante de la pequeña plaza Letizia, adornada con el busto del rey de Roma, se alza la casa natal del Emperador. Presenta una fachada muy sobria y sin más decoración que las armas de la familia. La visita de las estancias que la componen permite reconstruir diferentes episodios de la saga familiar. Nosotros no entramos a este museo por falta de tiempo.

Desde aquí nos "despedimos" de la guía, pues la ciudad nos estaba resultando muy poco interesante y aburrida, así que paseamos un poco por la calle Fesch, repleta de tiendas de souvenirs carísimos y tiendas de ropa, alimentación, etc. En esa misma calle se encuentra el Museo Fesch, instalado en el Palacio Fesch, que empezó a construirse en 1827. Contiene una de las más importantes colecciones de pintura italiana que se conservan en Francia (Botticelli, Giovanni Bellini, Cosme Tura, Tiziano...), así como obras de las escuelas francesa, española, flamenca y holandesa. Estos lienzos fueron legados a la ciudad por el cardenal Fesch, tío del emperador y gran coleccionista. Tras una importante reforma, el museo se ha convertido en una magnífica vitrina y en un motor cultural de la región. Tampoco nos daba tiempo a visitarlo, así que continuamos nuestro paseo hasta el ayuntamiento, en la plaza Foch, justo delante del puerto. Es el antiguo palacio de los gobernadores genoveses y en su fachada destaca el escudo de la ciudad. De aquí volvimos al barco, a comer, a descansar y a pasarlo lo mejor posible con sus actividades. Por la noche, por ejemplo, en el teatro el espectáculo era "Bollywwod".

Ayuntamiento de Ajaccio.
Calle Fesch.
Ajaccio desde el Grand Celebration.

Os dejo con nuestro vídeo de la ciudad:

8 Comments:

Tan exacta como dos y dos son tres... said...

Muy buen blog! Te incluimos en nuestro proyecto de blogoteca, donde compartimos blogs interesantes como este! Saludos!

Hector said...

Gracias mil.

el viajero impresionista said...

Hola Héctor.Muy bonitas las vistas de las islas. Saludos.

Recorré Argentina said...

Que interesante todo el recorrido! Muy buenas las fotos!

Hector said...

Gracias a los dos por vuestros comentarios.

Rosita said...

hermosa fotos

Anónimo said...

Hola Héctor, estoy interesado en ir a las playas que están en la ruta Las Sanguinaires, ¿sabes si hay autobuses para llegar desde Ajaccio?

Muy útil tu blog

Gracias

Hector said...

Hola anónimo.
Se que hay un trenecito turístico que llega hasta allí, lo que no se si puedes subir y bajar de él cuando quieras, pero imagimno que si.