. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Sábado 17 de Agosto 2013-Aquashow Park-Parte 1

lunes, 14 de octubre de 2013

Sábado 17 de Agosto 2013-Aquashow Park-Parte 1

Hoy iba a ser un día grande para Izan y Joel, un día dedicado exclusivamente a ellos y a su diversión, y es que siempre que se viaja con niños hay que guardar algún día como este en el que ellos son los principales beneficiados, y no sería el último en este viaje de 15 días.

Aquashow Park.
Aquashow Park.
A unos 20 kilómetros de nuestro apartamento en Albufeira se encuentra el Aquashow Park Hotel, un parque acuático/temático localizado en la localidad de Quarteira.


Aquashow Park.
Aquashow Park.
Entre los tres o cuatro parques acuáticos que hay en el Algarve elegimos este porque es un dos en uno, es decir, que es un parque acuático y un parque de atracciones, aunque en este último caso no tan grande y extenso como un parque de atracciones propiamente dicho, si que posee varias atracciones como una gran montaña rusa.

Aquashow Park.
Detalle del Aquashow Park.
Su horario es de 10:00 a 19:00 en Agosto, así que nos quedaban  casi 9 horas de diversión por delante cuando aparcamos el coche.

La piscina de olas más grande de Portugal.
La piscina de olas más grande de Portugal.
Una vez elegido el lugar para las toallas, junto a la gran Piscina de Olas, la más grande de Portugal, comenzamos a investigar y disfrutar de la parte acuática del Aquashow, empezando por la piscina de olas y sus flotadores dobles que hicieron felices a mis dos renacuajos durante un buen rato.

Zona infantil acuática o Aqualandia, Aquashow Park.
Zona infantil acuática o Aqualandia, Aquashow Park.
Después de esto nos dividimos en dos grupos, Yolanda, que tenía la espalda un poco delicada se quedó con Joel en la zona infantil acuática o Aqualandia mientras Izan y yo disfrutamos de algunos de los toboganes del parque.

Zona infantil acuática o Aqualandia, Aquashow Park.
Izan y Joel en un tobogán de Aqualandia, Aquashow Park.
En esta zona se suceden los toboganes más lentos y con menos inclinación para que los niños más pequeños se diviertan y se lo pasen en grande, tal y como le ocurrió a Joel, que estuvo más de la mitad del tiempo en esta zona del parque.

Aqualandia, Aquashow Park.
Aqualandia, Aquashow Park.
Izan lo acompañó en varias ocasiones, momento que aprovechaba yo para descansar un poco, y también disfrutó de Aqualandia, de sus toboganes y de su hermano.

Izan en el White Fall.
Izan en el White Fall.
Entre los toboganes que más me gustaron destacaría el White Fall, un tobogán en forma de V, como si fuera un gran pez manta o raya, en el que desciendes vertiginosamente encima de un gran flotador cargado de una fuerte emoción y descargando grandes cantidades de adrenalina.

Yo en el White Fall.
Yo en el White Fall.
White Fall, Aquashow Park.
White Fall, Aquashow Park.
La primera vez que probamos este tipo de toboganes fue en Turquía en los tres parques acuáticos que visitamos allí, pero no recuerdo que me hubiera impresionado tanto en esa ocasión.

Pistas Foam, Aquashow Park.
Pistas Foam, Aquashow Park.
También está muy bien las Pistas Foam, aunque son menos originales que el tobogán anterior, te garantiza velocidad a tope.

Wild Snake, Aquashow Park.
Wild Snake, Aquashow Park.
Todos los demás toboganes son normales, unos más largos, otros más rápidos, todos excepto el Wild Snake, un tobogán de 16 metros de altura con forma de serpiente y en que se desciende como si de un sacacorchos se tratara en plena oscuridad.

Izan y Joel en Aqualandia, Aquashow Park.
Izan y Joel en Aqualandia, Aquashow Park.
Aunque disfrutamos del agua durante todo el día, repitiendo muchos de los toboganes, Voy a pasar a hablar de otras facetas, o experiencias que ofrece el Aquashow Park, como pueden ser el Show con aves o el Show con reptiles.

Los niños yo con una tortuga, Aquashow Park.
Los niños yo con una tortuga, Aquashow Park.
Aunque por diferentes motivos no disfrutamos de ninguno de los shows, sabíamos que teníamos la posibilidad de asistir, pues cada uno de ellos lo hacían en dos horarios diferentes, aunque claro, en inglés y portugués, lo que nos hizo decidirnos por disfrutar de más de las atracciones o del agua.

Joel y yo con una serpiente, Aquashow Park.
Joel y yo con una serpiente, Aquashow Park.
Estos animales que salen en los shows, tienes la posibilidad de fotografiarte con ellos, porque cada cierto tiempo y en ciertos lugares del parque, aparecían con cuidadores y te hacían fotos con ellos, diferentes tipos de aves como búhos, águilas, etc o reptiles como tortugas, varias serpientes o iguanas son algunos de ellos.

Izan y yo con una iguana, Aquashow Park.
Izan y yo con una iguana, Aquashow Park.
Lo malo es que el precio de las fotos, como ocurre en la gran mayoría de parques de atracciones o acuáticos, son prohibitivos, 10€ por foto...así que sólo cogimos dos de las más de 10 que nos hicimos los niños y yo...eso si, el sólo hecho de tocar las serpientes, por ejemplo, les gustó una barbaridad a los niños.

León marino del Aquashow Park.
León marino del Aquashow Park.
También existe la posibilidad de nadar o interactuar con leones marinos, aunque tampoco lo hicimos porque en Mayo tuvimos la oportunidad de hacerlo en Tarragona, más concretamente en el aquópolis de La Pineda.

Yolanda y Joel disfrutando del Aquashow Park.
Yolanda y Joel disfrutando del Aquashow Park.
Una de las cosas que nos hizo decantarnos por este parque es su Montaña Rusa de agua, la más grande de Europa, con 23,5 metros de altura y más de 740 metros de recorrido dentro y fuera del agua, finalizando con un refrescante Splash.

La montaña rusa de agua más grande de Europa.
La montaña rusa de agua más grande de Europa.
 Izan es "fan" de las montañas rusas, así que subió varias veces, unas con Yolanda y otras conmigo.

Seguiré relatando esta estupenda experiencia en el próximo post...

1 Comment:

Juan Manuel Lere said...

Qué copado, debe ser re divertido!!! :)