. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Lago Ness, Inverness y Pitlochry 30 de Marzo 2002

jueves, 6 de marzo de 2008

Lago Ness, Inverness y Pitlochry 30 de Marzo 2002


Legamos temprano al mítico Lago Ness, a la altura del Castillo de Urquhart, el cual no visitamos ya que está en bastante mal estado, y como ya debéis imaginar no encontramos ni rastro del famoso Nessie, el monstruo del lago Ness, el cual, mientras nadie demuestre lo contrario es una leyenda que deja bastantes beneficios debido al turismo en la zona atraído por el misterio...

Avistado por primera vez por san Columba en el S. VI, Nessie ha incrementado su interés desde que en la década de 1930 se tomaron unas instantáneas imprecisas. Aunque las investigaciones serias se ven entorpecidas por los farsantes, las pruebas del sonar siguen siendo enigmáticas por sus resultados. Pleosaurios, anguilas gigantes y demasiado whisky son las explicaciones más difundidas.



En este punto del lago, en la localidad de Drumnadrochit hay tiendas de souvenirs y un museo dedicado al monstruo, el Official Loch Ness Exhibition, donde se exponen fotografías y explicaciones científicas.
La verdad sea dicha, tampoco le vimos ningún interés especial a la zona y creo que si no fuera por el mito del monstruo no sería merecedora de visita.
Lo mismo que Inverness, capital de la zona y nos desilusionó bastante, tanto la ciudad como su castillo, el Inverness Castle, uno de los más feos y menos interesantes de visitar de todos los que vimos en Escocia, peor incluso que algunos destruidos.
Estas 3 primeras fotos, son de esta web.
A pocos kilómetros de la localidad Pitlochry, nos deleitamos con la visita al interior y a los jardines del Blair Castle, y en esta ocasión, pondría a este castillo entre los imprescindibles en Escocia, de hecho es la casa señorial más visitada del país. El blanco castillo ha sufrido durante sus 700 años de historia numerosas reformas que lo han convertido en un laberinto de pasillos, habitaciones y grandes salas, decorados con trofeos de caza como cabezas y cuernos de ciervo y otros animales de caza mayor, armas, espadas, etc. También hay salas con viejas cuberterías y vajillas, y como no la tienda de souvenirs antes de finalizar la visita del castillo.
A media tarde llegamos a la preciosa población de Pitlochry, más bien por casualidad y buscamos alojamiento en uno de sus hostales.
Después de un breve paseo por el pueblo, todavía nos quedó tiempo para la última visita guiada a la destilería Edradour, la más pequeña de Escocia y cercana a nuestro campamento base. No podíamos irnos de aquí sin estar en una destilería de whisky y sin probar varias de sus variedades, cosa que pudimos hacer aquí.

3 Comments:

Anónimo said...

Me parece que habéis estado en Escocia pero no habéis sentido el espíritu de su historia, os habéis limitado a pasar de largo sitios que sin querer conocerlos bien por dentro los tenéis idealizados, que pena!

Hector said...

Puede que te haya dado esa impresión, pues el relato del viaje está hecho varios años después del mismo, 6 para ser exactos.
No disponemos de tiempo suficiente para sentir el espíritu de casi ningún país. Prefiero lo que hacemos a estar en casa...pero tus razones tendrás para "pegarnos la bulla" de este modo.

benjy said...

hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mi blog de turismo y viajes .Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme benjycl@gmail.com

saludos