. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Lunes 7 de Julio 2014-Parte 1-La ruta de los dinosaurios.

lunes, 25 de agosto de 2014

Lunes 7 de Julio 2014-Parte 1-La ruta de los dinosaurios.

Hoy sería un día compartido, de esos que dedicamos en parte a los adultos, y parte de él a los niños, ya que, como siempre digo, viajar con niños es también satisfacer sus necesidades, elegir zonas o destinos donde ellos no se aburran y donde aprendan divirtiéndose.

Enciso.
Enciso.
Mientras los niños veían una película en el DVD portátil del coche, yo conducía para recorrer los más de 100 kilómetros que separan Haro de Enciso, nuestro siguiente destino, a casi 2 horas.

Y es que esta pequeña localidad del sureste de La Rioja guarda las mejores huellas de dinosaurios del mundo, huellas de estos seres enormes que dominaron la tierra hace aproximadamente 65 millones de años. En el término municipal hay catalogadas 1.400 huellas de dinosaurios.


La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Yolanda y los niños junto al Tarbosaurio.
La Senda de los Dinosaurios (de unos 6 km) o de las huellas de los mismos, también llamadas icnitas, es una de las más afamadas rutas que existen en La Rioja, sobretodo si viajas con niños como en nuestro caso, donde podremos volver al pasado e intentar imaginar las andanzas de estos grandes seres primitivos.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Yacimiento de Valdecillo.
Los yacimientos están a cielo abierto, su visita es libre, aunque también se pueden contratar los servicios de guías especializados. La Senda de los Dinosaurios de Enciso comunica tres de los yacimientos de huellas de dinosaurios más importantes de La Rioja. Todo el recorrido está señalizado con paneles informativos y maquetas de manera que es fácil de realizar y muy entretenido e interesante para todos los públicos.

Nosotros empezamos el recorrido en el Yacimiento de Valdecillo, con numerosas maquetas de dinosaurios que encandilarán a los niños.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
La Senda de los Dinosaurios, Yacimiento de Valdecillo.
Para llegar hasta allí basta con cruzar el pueblo de Enciso para girar a la izquierda por el puente sobre el río Cidacos. Luego seguir por la izquierda por la carretera durante unos pocos kilómetros hasta que nos encontramos con el aparcamiento situado al inicio del recorrido.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Yolanda bajo el Branquiosaurio.
Es sin duda uno de los más interesantes de La Rioja y, también, uno de los más sencillos de interpretar para un aficionado. Contribuyen a ello las representaciones tridimensionales que se han colocado y que nos permiten hacernos una idea de las auténticas características de los dinosaurios. Además hay que hacer notar que todos los modelos están construidos en base a las conclusiones que los investigadores han obtenido hasta el momento de los restos que vamos a visitar.

Huellas terópodas de la Senda de los Dinosaurios.
Huellas Terópodas de la Senda de los Dinosaurios.
Una cómoda senda nos permite aproximarnos a las huellas. Comienza la ruta con 4 huellas terópodas, muy bien marcadas y conservadas, que están protegidas por una tejavana y un vallado. Las huellas corresponden a dinosaurios carnívoros que medían entre 7 y 10 metros de largo. Eran zambos y sus pies terminaban en poderosas garras.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Huella de Iguanodón.
La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Izan al lado de una de las huellas. No pisar.
En la parte media del afloramiento una familia de iguanodontes, formada por dos adultos y una cría, dejó impresas sus huellas. El conjunto se ha representado con esculturas de tamaño real.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Huella de dinosaurio en Enciso
La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Las huellas son casi más grandes que Joel.
Finalmente, en la parte alta del sendero, un dinosaurio saurópodo que caminaba a 4 patas dejó 59 huellas.

La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
La Senda de los Dinosaurios de Enciso.
Familia de dinosaurios hervívoros.
El yacimiento tiene paneles explicativos y 5 reproducciones a tamaño real de un Tarbosaurio (carnívoro), un grupo familiar herbívoro (dos adultos y una cría) y un Braquiosaurio (saurópodo de 23 metros de longitud). Las esculturas se fabricaron a partir de las huellas fósiles de los dinosaurios de Valdecevillo.

La Senda de los Dinosaurios.
Yacimiento de Navalsaz.
La Senda de los Dinosaurios.
Navalsaz.
Se puede seguir caminando hasta los otros dos yacimientos, pero nosotros decidimos ir en coche.

Nos equivocamos y en vez de volver a Enciso por donde habíamos venido, donde están esos yacimientos, fuimos en dirección contraria y acabamos, sin querer, en el Yacimiento de Navalsaz, a 8 kilómetros de Enciso.

Contiene 138 huellas, la mayoría ornitópodas. Aquí se encuentra uno de los rastros de Iguanodon más grandes de La Rioja. A partir del estudio de las huellas se ha deducido que la altura de la pata del dinosaurio era de 5,5 metros.

La Senda de los Dinosaurios.
Yacimiento de la Virgen del Campo.
Viendo que nos habíamos equivocado y que este yacimiento no era tan interesante como los otros (o al menos nosotros no lo vimos así), volvimos hasta Enciso, justo en el puente sobre el río Cidacos, donde al venir giramos a la izquierda.

La Senda de los Dinosaurios.
Huellas de dinosaurio.
En esta ocasión hay que seguir a la derecha para subir por un camino hasta la ermita, a 400 metros del pueblo para acceder al Yacimiento de la Virgen del Campo, donde también hay un lugar para estacionar vehículos, aunque algo más pequeño que el de Valdecillo.

La Senda de los Dinosaurios.
¿Quién se está comiendo a mi familia?
Este yacimiento es uno de los que más interés despierta en los científicos, y da lugar a campañas de intervención periódicas tanto para excavar como para realizar labores de consolidación de los afloramientos.

La Senda de los Dinosaurios.
Marcas de piel y arrastres de cola.
Es un afloramiento de gran interés que contiene 506 pisadas de dinosaurio, además han quedado fosilizadas las marcas de su piel, señales del arrastre de la cola e incluso arañazos de los dinosaurios al nadar.


La Senda de los Dinosaurios.
Pelea entre dinosaurios.
También están fosilizadas las huellas que muestran el inicio de una pelea entre un dinosaurio carnívoro y otro herbívoro. Es aquí donde se encuentra una maqueta a tamaño real de los dos dinosaurios que simulan una pelea.
La Senda de los Dinosaurios.
La Senda de los Dinosaurios.
Si tenemos paciencia y le dedicamos un rato a la observación atenta descubriremos conchas de moluscos perfectamente visibles. Son abundantes también las marcas de ripples, ondulaciones en la roca que se corresponden a la fosilización de las pequeñas dunas de arena de las zonas de aguas poco profundas.

La Senda de los Dinosaurios.
Pasarela de madera del yacimiento.
El yacimiento se recorre caminando por una pasarela de madera que protege la piedra y evita así su destrucción. El paraje cuenta unos paneles explicativos.

La Senda de los Dinosaurios.
La pista que une los yacimientos nos deja paisajes como este.
Luego se continúa la pista de dos kilómetros y medio (en coche como nosotros o andando) hasta llegar al Yacimiento de La Senoba, donde existen zonas de ocio y descanso tematizadas sobre los dinosaurios.

La Senda de los Dinosaurios.
Yacimiento de La Senoba.
Contiene 130 huellas, de las que destacan 10 rastros terópodos y 2 ornitópodos.

La Senda de los Dinosaurios.
Huellas del yacimiento La Senoba.
La Senda de los Dinosaurios.
Preciosas vistas.
Este yacimiento está conectado por una senda para ir caminando entre la naturaleza hasta el Yacimiento de Valdecillo.
La Senda de los Dinosaurios.
Aunque parece un pueblo abandonado...¿quién sabe?
La Senda de los Dinosaurios.
La Senda de los Dinosaurios.
La Senda de los Dinosaurios.
Peligro, vacas sueltas, ja, ja, ja...
Es un buen lugar para comer si se va a hacer el recorrido entero a pie y es desde donde mejores vistas se tienen del paisaje y los alrededores.

2 Comments:

Paco Piniella said...

Te estás convirtiendo en especialista en viajes con niños.
Saludos viajeros
El LoBo BoBo

Hector Arenós Marco said...

Es cierto LoBo...es lo que tiene ser padre y estar infectado por este virus viajero...