. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Qué hacer en la Provincia de Málaga con niños-Barranquismo en Benahavís-Parte 10

lunes, 31 de octubre de 2016

Qué hacer en la Provincia de Málaga con niños-Barranquismo en Benahavís-Parte 10

Después de desayunar cogimos el coche y nos dirigimos a Benahavís, donde habíamos quedado en una gasolinera con el que sería nuestro guía de la empresa TuriActivo en la actividad de hoy.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Gracias a TuriActivo por hacerlo posible.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Benahavís.
Íbamos a hacer Barranquismo en el Barranco Guadalmina, en el paraje conocido por Charco de las Mozas, y esta sería nuestra primera vez en este tipo de actividad tanto para los adultos como para los niños, de modo que teníamos unas ganas tremendas.


Que bien se lo pasó.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Este entorno natural creado por el agua harán que tanto los peques de la familia como los padres disfruten de una de las actividades más divertidas del turismo activo.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Hay zonas de nado donde el agua nos cubría.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Una nueva experiencia que nos encantó
Aparcamos en el que sería el final del trayecto, cogimos el material (cascos, cámaras, neoprenos, etc) y caminamos por el carril habilitado para bicicletas y corredores hacia el principio del barranco alrededor de 15 minutos.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Pero como disfrutaron.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Una zona profunda.
Parece mentira que 15 minutos por la carretera andando se conviertan en 3 horas de descenso de barranco, pero os puedo asegurar que nos pasaron volando, ya que nos lo pasamos genial.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Practicando deporte en plena naturaleza.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
El barranco de Guadalmina es perfecto para iniciarse en el mundo del barranquismo pues se trata de un descenso por un río de lo más completo, divertido y dinámico, ya que durante la actividad se alternan varios saltos (todos opcionales, es decir, que podréis hacerlos si os atrevéis o no si no os sentís seguros), toboganes, destrepes, zonas de nado y ráppel.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Al agua patos.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
El paisaje es una caña.
El barranco empieza en zona donde el cauce del río tiene poca profundidad y las paredes del mismo están bastante separadas, pero poco a poco se va estrechando.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
A punto de saltar.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Allá vooooooyyyyyy.
Pronto, casi al principio, vienen los primeros saltos, una de las partes más divertidas de hacer barranquismo, pero una de las cosas más peligrosas.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Una zona muy resbaladiza.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Es por esto, por el peligro que tienen los saltos, por la que recomiendo hacer esta actividad con guía, ya que ellos saben donde se puede hacer esto sin rocas en el agua, reduciendo sensiblemente el peligro.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Una experiencia muy recomendable.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
El barranco ideal para familias y principiantes.
Además, la gente que descendía el barranco sin neopreno estaba congelada, ya que, aunque era verano y hacía calor, el agua estaba congelada y había muchas zonas donde el sol no llegaba.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Como veis el barranco es precioso.
Si a esto le añadís que vais a viajar con niños, tenéis una razón más, con la empresa Turiactivo tendréis un seguro que os cubre cualquier daño, y un guía super atento y amable con Joel, a quien no dejó solo ni un solo momento en las zonas más exigentes como las zonas de poco caudal donde las rocas están resbaladizas.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Esto es un tobogán natural.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Joel en un tobogán.
Pero continuemos con el barranco...casi al principio os comentaba que estaban los primeros saltos, donde Izan y yo empezamos a disfrutar, pero Joel, todavía temeroso y falta de confianza, prefirió bajar por el tobogán natural.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
En esta zona el barranco empieza a estrechar.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.

Llega un momento en que llegaréis a una parte super estrecha, la parte más bonita del barranco, aunque desgraciadamente dura poco.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
La piscina más divertida del mundo.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Esta es una de las cosas que no se olvidan nunca.
Aquí también hay algún salto guapo, aunque para poder hacerlo nuestro guía tuvo que escalar y poner una cuerda para que pudiéramos acceder a la roca desde donde saltaríamos.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Saltos de la zona angosta.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Izan y yo fuimos los que más saltamos.
Se pasan varias zonas donde cubre y toca nadar, en mi caso con Joel pegado a la espalda, ya que, aunque sabe nadar, todavía no tiene la destreza y el fondo necesario para hacerlo solo.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Izan practicando ráppel.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
En este tramos ya falta poco para terminar.
Tras esta parte se llega a una pequeña presa en la que está el único ráppel, de unos 5 metros, ideal para principiantes, aunque nosotros ya lo habíamos practicado en una ocasión.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Joel practicando ráppel.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Un cuarto de hora más de progresión por el río y tras pasar por un puente peatonal que cruza el río, este se abre completamente.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Foto de familia...
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
...y de pareja...
En este tramo hay varios saltos más, los más altos de todo el trayecto, de más de 6 metros de altura.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Los saltos son lo más divertido del barranquismo.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Joel también se atrevió con los saltos.
Pues aquí ya se atrevía Joel a hacer los saltos, aunque con "su ángel de la guarda", de modo que, cogido de la mano del guía, saltó desde 6 metros de altura hasta el agua en varias ocasiones, como Izan y yo.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Izan saltando desde 6 metros de altura.
Aquí está el final de la actividad y la salida a la carretera, a menos de 10 minutos del coche.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Nadando por la zona más profunda.
En resumen, de todas las actividades de aventura que habíamos hecho en este viaje por la provincia de Málaga, Senderismo nocturno con luna llena por El Torcal de Antequera, Espeleología en la Cueva del Gato y Vía Ferrata en Benaoján, esta fue la que más nos gustó tanto a los niños como a los adultos, toda una nueva experiencia que, seguro que a no mucho tardar, repetiremos algún día.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Joel, con 6 años, se portó como un adulto.
Creo que se trata de una actividad que no os podéis perder si venís por estas tierras, una obligación diría yo, donde os divertiréis y os lo pasaréis en grande tanto si vais a viajar en familia como si lo hacéis sin niños.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Deporte en plena naturaleza.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Hay zonas realmente preciosas.
Una perfecta combinación de aventura, adrenalina, deporte y entretenimiento en plena naturaleza, con zonas donde el río es realmente hermoso.

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Hay que tener cuidado con las rocas, resbalan mucho.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Hay zonas donde hay que esforzarse más.
Bueno, ya casi estamos terminando con el relato del viaje...os dejo con un par de fotos más...

Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
Barranquismo en el Barranco Guadalmina.
A punto de terminar la experiencia.
Os dejo con un vídeo que grabamos con la Go Pro de la actividad:

0 Comments: