. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: 6 de Marzo, ruta Puuc

sábado, 28 de marzo de 2009

6 de Marzo, ruta Puuc


A 80 kilómetros al sur de Mérida por la carretera 180 se encuentra la maravillosa ciudad maya de Uxmal. Esa iba a ser nuestra primera parada del día, pero antes teníamos que levantarnos, a las 6:15, desayunar (zumo, fruta, café y bizcocho) con la agradable compañía de Edwin y salir de la ciudad más grande de Yucatán, Mérida.

Poco más de una hora después, llegamos a Uxmal, antes de las 8:00, hora de apertura, por lo que nos tocó esperar unos minutos. Eso también hizo que la visita fuera más cómoda y placentera, pues estuvimos prácticamente solos durante las casi 2 horas que nos ocupó la misma.

Edificios con una belleza, sobriedad y pureza increíbles que indican claramente el esplendor que alcanzó la cultura maya entre los siglos VII y X (aunque fue fundada hacia el s. III y abandonada en el XIII). Al contrario de lo que ocurre en Chichén Itzá, las construcciones de Uxmal no presentan influencias de otras culturas encontrándote dentro del más puro estilo puuc. Esto se pone de manifiesto en el simbolismo y la ornamentación de los frisos en los diferentes templos y palacios. Los magníficos decorados hacen de este lugar algo único en el mundo maya.
En torno a Uxmal, cuyo nombre significa "la tres veces edificada", circula una leyenda según la cual su edificio más importante, la Pirámide del Adivino. Fue levantada en una sola noche por el "enano de Uxmal".

Llama la atención la profusa y continua representación del dios de la Lluvia, Chac. Esto sin duda obedece a la importancia del agua en una zona en que era tan necesaria para la supervivencia de sus habitantes. Estos dependían del agua de lluvia exclusivamente dada la inexistencia de ríos.

El recinto está dotado con restaurantes tiendas y una pequeña sala de proyección donde, de forma gratuita pasan documentales de corta duración relacionados con los emplazamientos o los diferentes lugares turísticos de Yucatán.
Uxmal, rodeada de leyendas, mitos y anécdotas; poética en su nombre y su historia, está situada junto a una serie de colinas que se conocen con el nombre de Puuc, que en lengua maya quiere decir “serranía”, y que fue el nombre que posteriormente recibió el estilo arquitectónico que tienen los sitios de esa región.
Las ruinas permanecen abiertas desde las 8:00 h a las 17:00 h. volviendo a abrir a las 19:00 h para llevar a cabo en el edificio llamado Palacio del Gobernador la representación del espectáculo de luz y sonido. Este espectáculo es en Uxmal mucho más vistoso y mejor que en Chichén Itzá, según tenemos entendido, pues no conocemos ninguno de los dos.
Precio de la entrada: 111 pesos por persona. Precio del parking: 20 pesos.
La agricultura fue una de las ocupaciones principales de la población de Uxmal, que siendo una comunidad aldeana se transformó en un centro político administrativo en donde florecieron, como en otros sitios mayas, todas las expresiones del hombre. Ejemplo de ello fue la construcción de obras hidráulicas para recolectar y conservar agua potable. Estas prácticas se materializaron primeramente en los chultunes (cisternas), realizándose también adaptaciones a las depresiones de terreno que conformaron las aguadas. En aquella época un grupo de individuos controlaba el poder político y económico, ya que la sociedad los reconocía como intermediarios entre los hombres y las divinidades.
Ahí van los edificios más importantes:
Pirámide del Adivino
Empinada y con base ovalada, es el edificio más llamativo de Uxmal con 30 metros de altura. Como apuntábamos más arriba. El nombre se relaciona con la leyenda del enano adivino que según la leyenda levantó la pirámide en una sola noche. Hoy se sabe que su construcción se llevó a cabo en 5 fases (entre los s. VI-Xd.C.), añadiéndose en cada fase un templo cubriendo el anterior.

Cuadrángulo de las Monjas
Un gran patio central (mide 65 por 45 metros) en torno al cual se ordenan los 4 edificios de que consta este grupo. Ninguno de los edificios se halla al mismo nivel, siendo el que se encuentra al norte el que está en una posición más elevada. Por su aspecto, los españoles creyeron que se trataba de un convento, de ahí el nombre. Su estilo es también puuc, pero lo más sorprendente es la decoración: motivos geométricos, vegetales y de animales, mascaras de Chac, etc. (las primeras fotos del artículo)
Casa de las tortugas
Se le dio el nombre dadas las numerosas representaciones de tortugas que aparecen en las cornisas. Su presencia da a entender que pudo estar dedicado a algún Dios del agua.
Palacio del Gobernador
Ocupa una extensión enorme y esta situado muy próximo al juego de pelota. Este es, para muchos, el edificio más grandioso de todo el continente. Ostenta unos magníficos frisos profusamente decorados con mascaras y mosaicos que demuestran la maestría artística de la cultura maya.
En el palacio del Gobernador es donde tiene lugar a las 19:00 h el espectáculo de luz y sonido.

El Palomar
Otro edificio en forma de cuadrado que recibió tal nombre porque se halla rematado por almenas que recuerdan un palomar.
La gran pirámide
Ha tenido que ser restaurado en parte debido al mal estado en que se encontraba. Supera los 30 metros de altura. Una escalera sube hasta un templo con máscaras de Chac y guacamayos (asociados al fuego), lo que indica que el templo estaba dedicado al sol. Desde arriba hay unas vistas espectaculares del emplazamiento arqueológico.

El juego de la pelota
Como casi todos los sitios arqueológicos, Uxmal también posee un juego de la pelota.

Al salir compramos camisetas, ya que eran más baratas que en Chichén Itzá y también algo bastante curioso para nosotros, chicle natural. Es como la corteza de un árbol, el jugo lechoso o látex del árbol de zapote y que se encuentra en los bosques de la zona. El sabor es similar al de los chicles que conocemos cuando a estos se les va el sabor, pero algo mejor. Además es superpegajoso.
Antes de seguir leyendo, podéis ver nuestro vídeo de Uxmal:




Unos 15 minutos nos costó recorrer la recta y solitaria carretera que separa Uxmal de Kabah, en dirección Sureste (foto de la izquierda). Se nota que esta zona está mucho menos visitada, pues no sólo nos encontramos con poca gente en la carretera, también en toda la ruta Puuc y es algo que todavía no alcanzamos comprender, pues creemos que merece la pena, y mucho.

Kabah constituyó también una gran ciudad con templos y casas. Ofrece en sus edificios un delicado trabajo de cantería como resultado del alto grado de profesión ornamental que alcanzó el arte puuc. Fue un sitio de importancia similar a la de Uxmal.
Se distingue por una larga ocupación, por su ubicación estratégica y por la calidad de las piedras labradas que embellecen y dan significado a sus construcciones Cuenta con un pequeño conjunto habitacional con un templo central que marca la entrada a la ciudad. A partir de ese lugar, la concentración de edificios se incrementa hasta desembocar en el gran Arco de entrada al área monumental.
Codz poop
El edificio más importante, dedicado al dios Chac. Formado por un total de tres terrazas con una escalera central. Lo mejor son los 400 mascarones (más o menos) que decoran la fabulosa fachada. Podéis observar este edificio en las fotos que cuelgo a continuación:

Horario de 8:00 a 17:00. Precio de la entrada: 37 pesos por persona. Os dejo a continuación con nuestro vídeo de las ruinas:



Muy cerca de Kabah, a 5 kilómetros, se encuentra la zona arqueológica de Sayil, que literalmente significa “Lugar de las hormigas arrieras”. Construida en un largo valle, rodeado por bajas colinas, a veces algo escarpadas. La localidad presenta una difícil perspectiva para la vida humana, debido a la completa ausencia de agua en superficie. Por esto mismo, los mayas construyeron gran cantidad de depósitos o cisternas subterráneas, conocidas como chultunes, a fin de capturar y almacenar el agua de lluvia.
Este recinto, medio escondido en la selva, alberga el que es, para muchos, el edificio más elegante de estilo puuc. Se trata del palacio que se conserva casi en perfectas condiciones y que alberga más de 50 habitaciones. Especialmente interesante es todo el trabajo de ornamentación que consiste básicamente en columnas y representaciones del dios Chac. Este palacio es el único edificio que merece la pena, pues el resto se encuentran esparcidos por el recinto durante más de 1 kilómetro de recorrido, y no son ni la mitad de llamativos. Además están bastante destruidos por el paso del tiempo.
Sayil abre de 8:00 h a 17:00 h y tiene un precio de 37 pesos por persona.
Es el único yacimiento que nos dice algo de cómo vivían los mayas de la región. En un extremo se han encontrado las casas del pueblo, mientras que en la parte central está la casa del gobernador. Llegaron a vivir 8.000 personas entre los años 800 y 1000 d.C.

A unos 8 km de Sayil, estaba nuestra siguiente parada, Xlapac. El edificio que mejor se conserva es el palacio, con mascarones de Chac, el dios de la lluvia, sobre la entrada. Buena parte del recinto está aun por escavar.
Xlapac pertenece a la región Puuc y vivió su época de esplendor entre el 600 y el 1000 D.C. Como la mayoría de los habitantes del área maya, los habitantes de Xlapac se dedicaban al cultivo de la tierra, construían chultunes (cisternas) y aguadas para captar el agua de lluvia. Eran profundamente religiosos y adoraban a Chaac dios de la lluvia, de quien dependía su sustento, perdida o logro de sus cosechas.
Abre de 8:00 a 17:00 y es el único de la ruta Puuc cuya entrada es gratis, debido a que no está demasiado "arreglado" o reconstruido.
Aquí está el vídeo tanto de Sayil como de Xlapac, como veréis es bastante corto:



A unos 5 km del asentamiento anterior tenemos Labná, significa " Casa vieja o abandonada”. Fue habitada entre los años 750 y 1000 d.C. por unas 1.500 ó 2.500 personas. Su estructura más conocida es el Arco adornado con varios mascarones de Chac y dos representaciones de chozas mayas.

Cerca está El Mirador, con alta crestería sobre la fachada, posiblemente fue un templo (foto de la izquierda).
Al otro extremo tenemos un palacio de dos plantas con friso de mascarones y celosía. Tiene una escultura con una serpiente con una cabeza humana en la boca.
También destaca el templo de las Columnas, rodeado por un friso y decorado con pequeñas columnas.
Horario de Labná: de 8:00 a 17:00. Precio 37 pesos por persona.

El último vídeo de ruinas del día, nuestra grabación de Labná:




Para los que se alojen en Mérida y no tengan coche de alquiler, hay autobuses (con A/C) que hacen la ruta Puuc. La terminal está en la calle 69, entre la 68 y 70. Teléfono 923 2287. Los autobuses salen diariamente a las 8:00 y tienen paradas de 30 minutos en Sayil, Labná, Xlapac y Kabah y de 1h 30min. en Uxmal, regresando a Mérida a las 16:30 horas y a un precio de poco más de 130 pesos por persona.
También hay agencias que te llevan, eso si, más caras.

Por último, y no por ello menos importante, llegamos a las Grutas de Lol-Tún, el conjunto de cuevas más largo de Yucatán, aunque el recorrido que hacemos es de algo más de 1 Km. Llegamos poco antes de las 12:30 así que pudimos hacer la visita guiada de esa hora.
Se encontraron con restos de bisontes, mamuts y otros animales, lo que indica que estuvo habitada poco después de la última glaciación. Hoy la habitan murciélagos.
Podemos observar pinturas de distintos periodos como figuras de hombres y animales y el soberbio Guerrero de Lol-tún (en la izquierda), y se ha encontrado evidencia de asentamientos humanos de hace 400 a 700 años. Los mayas las utilizaban para proveerse de arcilla, con la que fabricaban sus utensilios, y, también, como centro religioso y refugio.
En la galería hay una enorme bóveda conocida como la Catedral.
El nombre de la gruta significa “flor de piedra”, y es que la cueva está llena de estalactitas y estalagmitas.
Desde el comienzo del recorrido los visitantes pueden admirar formaciones de travertino que, por sus sugestivas y caprichosas formas, se han bautizado con nombres peculiares, como "La catedral", "La cabeza", "El gran cañón", "La mazorca de maíz", "Infante", "Pinturas", "Manos negras", "El cuarto de las estalactitas" y "Trincheras". Entre esas últimas destaca una serie de columnas que al golpearlas producen sonidos de diferentes tonos. Las grutas también resguardan una cabeza, que de 1959 a 1960 se exhibió en el Museo de Antropología y que regresó al lugar en 1981.
Al final del recorrido, la cueva "se abre" en varios sitios, dejando entrar en ella tanto luz como vegetación, así como raíces de áboles.
A las grutas de Lol-tún estamos obligados entrar con guía, y este no está incluido en el precio de la entrada ( 67 pesos por persona) así que hay que dejar propina. Los horarios de las visitas son: 9:30, 11:00, 12:30, 14:00, 15:00 y 16:00 todos los días.

Justo frente a las cuevas hay un restaurante donde puedes aparcar para ahorrarte los 20 pesos que te cobran de aparcamiento en las grutas. Comimos allí, aunque en esta ocasión no demasiado bien ( es que hasta el momento habíamos comido de maravilla fuera del hotel).

Después de comer cogimos el coche para volver al hotel en Playa del Carmen. De las cuevas hasta Chichén Itzá hay 139 kilómetros por una carretera que cruza los pueblos de: Oxkutzcab, Maní, Teabo, Mayapán, Cantamayec, Sotuta,Holca, Libre Unión y Yokdzonot. Eso significa que dentro de las poblaciones vas a unos 20 km/h de media (están repletas de badenes altísimos), pero incluso así, es más recomendable que volver a Mérida para coger la carretera de cuota (autopista). Algunos de los pueblos que menciono, forman parte de la ruta de los conventos, por lo que a parte de ver como vive la gente en estos pequeños pueblos, mientras los cruzamos también pudimos observar las iglesias y conventos que poseen.

Antes de Chichén, paramos en un pueblo para refrescarnos en un cenote, serían las 16:30 más o menos. Estábamos bastante cansados después de madrugar, las visitas y la carretera y tras el chapuzón salimos como nuevos. Podéis verlo en nuestro vídeo:




A las 18:00 cruzamos Valladolid y cogimos la carretera de Cobá, abandonando así el estado de Yucatán y entrando en el de Quintana Roo.

Finalmente llegamos al hotel poco antes de las 21:00, así que nos duchamos rápidamente y fuimos al buffet libre a cenar, ya que cierran a las 22:00.
Después de cenar nos tomamos unos combinados y vimos por primera vez la piscina del hotel.

1 Comment:

Mª Mercè said...

Chicos, que maravilla de viaje!!

Los mayas dejaron verdaderos "tesoros" en Centroamérica.

Disfruté enormemente en Yaxchilán (Chiapas) y Tikal (Guatemala).

Sé que las que habéis visto están en mejor estado de conservación, pero nuestro viaje no estaba programado para visitar la zona que habéis hecho.

Una abraçada i feliç retorn!