. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Jueves 2 de Agosto 2012-Afrodisias-Día 12-Parte 1

martes, 12 de marzo de 2013

Jueves 2 de Agosto 2012-Afrodisias-Día 12-Parte 1

Abandonamos nuestro hotel en Selçuk a primera hora de la mañana, después de desayunar, en dirección a Pamukkale, a 230 kilómetros, unas 4 horas de coche más o menos siempre y cuando no te desvíes hacia las ruinas de Afrodisias, lo que recomiendo encarecidamente...nos despedíamos de la costa del Egeo turca.


Mapa de Aspendos.
Mapa de Aspendos.
La carretera es una autopista durante unos pocos kilómetros para luego convertirse en una carretera de doble carril para cada dirección que pasa por el centro de todas las poblaciones, por lo que aunque la distancia no es demasiado larga (unos 140km), cuesta un poco llegar a Afrodisias, unas 2 horas y media.


Ruinas de Afrodisias
Es trenecito que nos acercó a Afrodisias.
Una vez llegas a las ruinas, hay  una zona de aparcamiento donde tras pagar unas pocas liras y dejar estacionado el coche, eres trasladado unos 500 ó 600 metros en una especie de tren hasta la entrada de yacimiento arqueológico con el único fin de justificar el pago por el parking.

Ruinas de Afrodisias
Ruinas de Afrodisias.
El lugar sobre el que se asienta Afrodisias (10 liras por adulto) fue en santuario que se remonta al año 5.800 a.C. Este lugar se dedicó a Afrodita, la diosa del amor, y desde el s. II a. C. recibe el nombre de Afrodisias. Durante siglos siguió siendo poco más que un santuario, pero cuando os romanos llegaron en el 74 a. C. premiaron la ciudad por su lealtad y prosperó como centro cultural y artístico.

Ruinas de Afridisias.
Ruinas de Afridisias.
Durante el periodo bizantino, el templo de Afrodita se convirtió en una basílica cristiana. Gradualmente la ciudad decayó, convirtiéndose en el pueblo turco de Geyre.

Museo de Afrodisias.
Museo de Afrodisias.
Aunque tiene ruinas greco-romanas tan grandes e importantes como Éfeso, por su situación geográfica, recibe muchos menos visitantes. El área de la cuidad antigua está muy bien cuidada. Al entrar, se llega a una plaza muy bonita, en donde se encuentran los servicios, una cafetería y el museo que contiene las estatuas y algunos objetos que fueron hallados en las excavaciones. Es recomendable visitar primero las ruinas y después el museo, donde te refrescarás del calor del verano. Nosotros lo hicimos así, pero aprovecharé que hablo de él para poner una foto aquí.

Tretapilón o puerta de entrada a Afrodisias.
Tretapilón o puerta de entrada a Afrodisias.
La visita de las ruinas se puede empezar por la izquierda o derecha ya que se hace en un círculo. Nosotros empezamos por la derecha, donde lo primero que destaca es el Tretapilón o puerta de entrada, una estructura monumental reconocida como una de las obras maestras del arte de la época y uno de los monumentos más originales y bellos de nuestro viaje. Ha sido restaurada con todo primor y ofrece una belleza increíble.

Tretapilón o puerta de entrada a Afrodisias.
Toda la familia frente al Tretapilón deAfrodisias.
Luego pasamos por dentro del templo de Afrodita llegar hasta la obra más destacada de la ciudad. El Templo de Afrodita, construido en el siglo IV a.C. aún eleva 14 de sus elegantes columnas hacia el cielo, mostrando la grandeza que tuvo que tener en sus comienzos. Es cierto que sufrió numerosas modificaciones al ser convertido en iglesia durante la época bizantina, pero no por ello perdió su esencia.

Templo de Afrodita
Yo haciendo en tonto en el Templo de Afrodita.
Junto al Templo, todavía se puede visitar el Teatro. Su estructura, perfectamente conservada, permite ver la grandeza de los espectáculos que se debieron celebrar aquí. La construcción se realizó totalmente de mármol en el 27 a.C.

Ruinas de Afridisias.
Teatro y Ágora al fondo.
Cerca del Teatro están las Termas de Adriano y el Estadio, de unas dimensiones extraordinarias pues albergaba unos 30 000 espectadores.
Teatro de Afrodisias.
Odeón de Afrodisias.
El Ágora, el baño romano o el pequeño Odeón son otros edificios interesantes.

Ruinas de Afridisias.
Ruinas de Afrodisias.
Como ya he dicho al principio, yo recomiendo visitar estas ruinas por varios motivos. Primero por su belleza, después por la tranquilidad de ser "cuatro gatos" visitando las ruinas y por último para completar un poco el viaje a Pamukkale, pues en coche son dos largos trayectos de 4 horas tanto si haces u ida y vuelta desde Selçuk o Antalya, como si vas de Selçuk a Antalya pasando por Pamukkale como en nuestro caso.

Ruinas de Afrodisias.
Ruinas de Afrodisias.
Después de la visita también es recomendable comer en el área de Afrodisias, aunque nosotros decidimos ir a Pamukkale, a nuestro hotel y comer allí, pues todavía era temprano. En dirección a Karacasu encontrareis restaurantes turísticos. Entre ellos "Doga" tiene muy buena reputación en los circuitos. "Anatolia" también es recomendable y está cerca de las ruinas. Hay otros también de la misma calidad, todo esto según información de foros que he leído.

Pamukkale os lo cuento en otro post.

1 Comment:

M.C. Cruz said...

No conocía estas ruinas, pero la verdad es que tienen muy buena pinta.
Saludos