. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Qué ver en Atenas. Atenas en un día, Acrópolis. Parte 21

lunes, 11 de septiembre de 2017

Qué ver en Atenas. Atenas en un día, Acrópolis. Parte 21

En el artículo anterior os contaba nuestra llegada a Atenas y una primera toma de contacto mientras poníamos rumbo a la atracción turística por excelencia de la ciudad, la Acrópolis de Atenas (Ακρόπολη Αθηνών) .

Así era la Acrópolis de Atenas.
Así era la Acrópolis de Atenas.
Aunque la toda Grecia posee muchos tesoros que ofrecer a sus visitantes, la Acrópolis de Atenas es uno de los lugares más importantes de todo el país, uno de los grandes motivos del viaje y uno de esos lugares a los que se debería ir al menos una vez en su vida, pese a que realmente me decepcionó un poco respecto a otros sitios similares que ya hemos visitado en anteriores ocasiones ya que gran parte de ella está prácticamente destrozada y repleta de grúas que estropean las fotos, pero el enorme encanto que posee el lugar es capaz de minimizar estos problemas.

Vistas de la Acrópolis de Atenas.
La Acrópolis de Atenas.
Empezaré con información práctica sobre la Acrópolis, que en horario de verano abre todos los días de 8:30 a 20:00. La entrada simple cuesta 20€, y sólo da acceso al Acrópolis (la que nosotros elegimos), pero existe un combinado algo más caro que da acceso a buena parte de los restos arqueológicos de la ciudad: el Ágora antigua, el Ágora romana, el Teatro de Dionisio, el Templo de Zeus Olímpico, la Biblioteca de Adriano y el Kerameikos, además de la propia Acrópolis. Para estudiantes universitarios y para menores de 26 años de la Unión Europea, el acceso es gratuito.



Vistas de Atenas.
Vistas de Atenas.
Traducido literalmente del griego, la Acrópolis era la "ciudad alta", un lugar característico de la mayoría de las ciudades griegas que poseía la función defensiva, además de funcionar como sede de los principales lugares de culto.

Atenas desde el Acrópolis.
Estadio Panatenaico y Templo de Zeus Olímpico.
Ubicada en un lugar estratégico capaz de dominar cada rincón de la ciudad, la Acrópolis de Atenas es el lugar más importante y conocido de toda Grecia. Se encuentra situada en una cima que se alza 156 metros sobre el nivel del mar, y es posible divisarla desde la mayoría de las zonas de la ciudad, de hecho cuando llegamos a la ciudad y la vimos allá a lo lejos nos invadió un sentimiento de emoción al saber que pronto podríamos estar allí.

Atenas desde el Acrópolis.
Atenas desde la Acrópolis.
A pesar de que con el paso de los siglos la Acrópolis ha sido destrozada y saqueada en diversas ocasiones, tras la declaración de la independencia de Grecia las ruinas que se conservan han sido restauradas.

Atenas desde el Acrópolis.
Atenas y la colina Licabeto.
Durante la visita a la Acrópolis no sólo es posible contemplar sus restos y, con ayuda de una buena dosis de imaginación, transportarse hasta la época de máximo esplendor de la antigua Grecia, también se obtienen unas vistas de Atenas realmente fabulosas.

Atenas desde el Acrópolis.
Atenas, se puede ver el Ágora Antigua.
Un último consejo para visitar la Acrópolis, siempre había leído que estaba a tope de turistas, gente y más gente visitándola, pero nosotros fuimos a eso de las 16:00 cuando más apretaba el calor y gracias a eso pudimos disfrutar de la Acrópolis sin apenas turistas, todo un lujo al alcance de unos pocos...

Mapa de la Acrópolis de Atenas.
Mapa de la acrópolis de Atenas.

Partes de la Acrópolis por orden en el que las visitamos:

-El Odeón de Herodes Ático (Ωδείο Ηρώδου του Αττικού) es un sorprendente edificio construido en el año 161 para la celebración de audiciones musicales. Ubicado junto al Teatro de Dioniso, a los pies de la Acrópolis, el odeón fue erigido bajo las órdenes de Tiberio Claudio Herodes Ático en recuerdo de su esposa fallecida.

Acrópolis de Atenas, Odeón de Herodes Ático.
Odeón de Herodes Ático.
El Odeón de Herodes Ático presenta un aspecto muy similar, pues está reconstruido, así, con muros revestidos de mármol, contaba con asientos para más de 5.000 espectadores realizados en mármol blanco y un suelo cubierto por mosaicos. Se trataba de un gran edificio de planta romana en la que el elemento más llamativo era el techo de madera de cedro, hoy inexistente.

El teatro estaba compuesto por una orquesta semicircular y un escenario de más de 35 metros de anchura. La pared del escenario se encontraba repleta de nichos en los que se colocaban estatuas a modo de decoración.

El odeón permaneció en funcionamiento desde su construcción, en el año 161 d.C., hasta la invasión de los Erulos, en el año 267 d.C.

El Odeón de Herodes Ático ha sido el lugar elegido para la celebración de importantes eventos a lo largo de la historia, entre los que destacan: el certamen de Miss Universo de 1973, la actuación de la prestigiosa cantante griega Nana Mouskouri en 1984 y su posterior retirada en 2008. Actualmente el teatro sigue acogiendo diversos eventos. En la actualidad la entrada al teatro está reservada para las representaciones teatrales y espectáculos musicales, por lo que no es posible entrar sólo para visitarlo.

Acrópolis de Atenas, Templo de Atenea Niké.
Templo de Atenea Niké.
-El Templo de Atenea Niké (Ναός Αθηνάς Νίκης), situado en el ala sur de los Propileos, fue construido en el año 420 a.C. para conmemorar la victoria de los griegos sobre los persas en la Batalla de Salamina.

La Acrópolis de Atenas, Propileos.
Los Propileos es la entrada a la Acrópolis de Atenas.
Es un pequeño templo erigido con un estilo jónico albergaba una imagen de Atenea Niké, símbolo de la victoria, a la que se le cortaron las alas para que la fuera imposible abandonar Atenas.

La Acrópolis de Atenas, Propileos.
Parte trasera de los Propileos.
-Propileos (Προπύλαια). Erigido entre 437 y 432 a.C., los Propileos constituían la monumental entrada a la Acrópolis.

La Acrópolis de Atenas, Propileos.
La Acrópolis de Atenas, Propileos.
Se trataba de un edificio central de forma rectangular compuesto por dos pórticos con seis columnas dóricas que delimitaban cinco puertas de acceso con diferentes funciones, y dos alas laterales.

La Acrópolis de Atenas, Erecteion.
La Acrópolis de Atenas, Erecteion.
-Erecteion (Ἐρέχθειον), construido entre los años 420 y 406 a.C., el Erecteion es un templo jónico levantado en el lugar más sagrado de la Acrópolis, donde la diosa Atenea hizo florecer el primer olivo de las tierras griegas.

La Acrópolis de Atenas, Erecteion.
Tribuna de las Cariátides, en el erecteion.
La zona más llamativa del Erecteion es la cubierta de la galería sur, que se sostiene gracias a la Tribuna de las Cariátides. En él, las seis columnas de más dedos metros de altura que sostienen el entablamento tienen forma de mujer.

La Acrópolis de Atenas, Erecteion.
Las cariátides mirando a Atenas.
Por toda Grecia hay ejemplos de este recurso arquitectónico, pero sin ninguna duda, el más famoso con diferencia es el de la Acrópolis de Atenas.

Eso si, hay que decir que las Cariátides que se ven a pie de yacimiento no son más que unas reproducciones, ya que las originales están repartidas entre dos grandes museos: cinco en el Museo de la Acrópolis, y una en el British Museum de Londres.

Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Acrópolis, Partenón a la izquierda y Erecteion a la derecha.
-Frente a las Cariátides se eleva el Partenón (Παρθενώνας) es el principal edificio del conjunto arquitectónico de la Acrópolis, además del mayor símbolo de la belleza de la arquitectura clásica de la antigua Grecia.

Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Partenón de Atenas.
Levantado entre los años 477 y 432 a.C., sobre un templo del siglo VI a.C., conocido como Hecatompedón y construido por los persas, el imponente edificio construido en mármol blanco del Monte Pentélico, fue dotado de un estilo dórico y creado para cobijar una colosal escultura de Atenea Parthenos elaborada por Fidias en madera, marfil y oro, que poseía una altura de doce metros.

El Partenón es uno de los monumentos más importantes de la antigua civilización griega, además del edificio más representativo de toda Grecia y también el más grandioso de los monumentos creados durante la época de Pericles, con unas dimensiones aproximadas de 70 metros de largo y 30 de ancho, rodeado por columnas en todo su perímetro, 8 en las fachadas principales y 17 en las laterales.

Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Partenón de la Acrópolis.
En el friso se representaba la procesión de las Panateneas, el festival religioso más importante que se llevaba a cabo en Atenas. A lo largo de las cuatro caras del edificio se desarrollaba la escena incluyendo más de 300 figuras humanas, dioses y bestias.

En la actualidad aún continúan las labores de conservación y reconstrucción en el edificio del Partenón por lo que encuentra rodeado de grúas y elementos de contención, pero todo esto no es suficiente para eclipsar la magia del impresionante edificio.

Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Las grúas y andamios ensucian la visita.
Aunque Atenas es una ciudad que tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, probablemente la imagen que todo el mundo tiene en su cabeza antes y después de realizar el viaje sea la del edificio del Partenón.

Partenón de la Acrópolis de Atenas.
Yolanda, Izan y Joel frente al Partenón.
La vista del imponente edificio del Partenón mientras se recorre la Acrópolis resulta impresionante y no deja indiferente a nadie.
Acrópolis de Atenas, Teatro de Dioniso.
El Teatro de Dionisio desde lo alto del Acrópolis.
-Edificado durante el siglo VI a.C., el Teatro de Dioniso (Θέατρο του Διονύσου) fue el mayor teatro construido por los antiguos griegos, con una capacidad para cerca de 17.000 espectadores. El teatro, situado a los pies de la ladera sur de la Acrópolis, estaba dedicado a Dioniso, dios del vino y del teatro.

Inicialmente los ciudadanos de la antigua Grecia se sentaban en la colina para rendir culto al dios Dioniso. En la época de Pisístrato comenzaron a realizarse las primeras celebraciones en honor al dios, que consistían en representaciones de mimos y danzas que se convertirían en las primeras manifestaciones teatrales de Atenas.

Acrópolis de Atenas, Teatro de Dioniso.
Teatro de Dionisio, a los pies del Acrópolis.
Durante los comienzos del teatro, los espectadores ocupaban las plataformas de madera que fueron situadas a lo largo de la pendiente del cerro hasta que, a finales del siglo V a.C., se sustituyeron las primitivas plataformas por gradas de cemento. La primera fila, reservada para los ciudadanos más ilustres, estaba compuesta por cómodos asientos de mármol entre los que se incluía un altar consagrado a Dioniso.

A pesar del paso de los siglos, el Teatro de Dioniso aún conserva su esencia. Es agradable sentarse en sus gradas para adentrarse en los inicios del teatro, tal y como lo conocieron los antiguos griegos.

Como estábamos en el Teatro de Dionisio y allí hay otra entrada al recinto de la Acrópolis, salimos por esta, ya que prácticamente frente a ella se halla el nuevo Museo de la Acrópolis de Atenas, inaugurado en el año 2009, dedicado a la preservación y exposición de los restos hallados en la Acrópolis, presentando su historia y funcionamiento como principal centro religioso en la antigua Atenas.

Museo de la Acrópolis de Atenas
Museo de la Acrópolis de Atenas.
Construido en acero, cristal y cemento sobre una superficie de 14.000 metros cuadrados, el diseño del edificio trata de aprovechar al máximo la luz natural para resaltar las 4.000 piezas que se exponen.

La última planta del museo fue construida de un modo peculiar, ya que posee las mismas dimensiones que el Partenón y está desviada 23º respecto al resto del edificio; de este modo, la planta está orientada directamente hacia la Acrópolis y los visitantes pueden contemplarla desde las alturas.

El Museo de la Acrópolis exhibe una amplia colección de piezas pertenecientes a los diferentes monumentos de la Acrópolis. A través de las diferentes exposiciones es posible ver algunas muestras de los restos de la ciudad antigua situados bajo un suelo de cristal, infinidad de esculturas y piezas clásicas que pertenecieron a la Acrópolis, o bien diversos fragmentos de algunos edificios como los Propileos, el Templo de Atenea Niké y el Erecteion.

Museo de la Acrópolis de Atenas
Cinco de las seis Cariátides, las originales.
En la Sala del Partenón, situada en la planta alta del edificio, se pueden encontrar algunos de los objetos de mayor valor, debido a que pertenecieron al monumento. Otras de las piezas más admiradas del museo son las Cariátides, robustas estatuas que representaban bellas sacerdotisas que actuaban como columnas en el edificio del Erecteion.

0 Comments: