. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Asia 2019-Indonesia-Isla de Java-Qué ver desde Yogyakarta hasta Semarang-Parte 6

lunes, 10 de febrero de 2020

Asia 2019-Indonesia-Isla de Java-Qué ver desde Yogyakarta hasta Semarang-Parte 6

En el artículo anterior os relataba cómo fue nuestra visita al templo budista más grande del mundo, Borobudur.

Templo Pawon o Candi Pawon.
Templo Pawon o Candi Pawon.
Al salir del templo, en el parquing, donde nos había dejado, nos esperaba nuestro conductor Dady (+62 813 2962 3303)para llevarnos a nuestro siguiente destino, el Templo Pawon o Candi Pawon, a menos de 3 kilómetros de allí, un templo budista bastante pequeño, dedicado al dios de la fortuna, Kuvera, construido también por la dinastía Sailendra entre los s.VIII y IX.

Isla de Java, Indonesia.
Isla de Java, Indonesia.
Allí mismo hay una tienda donde podréis probar el famoso café Luwak, conocido por ser el más caro del mundo, debido a su escasa producción y a su excelente calidad y sabor.

Café Pawon, café de Civeta o Luwak.
Café Pawon, café de Civeta o Luwak.
Izan lo llamaba "café de mierda", porque para producirlo se recogen los excrementos de un animal, la civeta o luwak, que se alimenta de granos de café, se limpia, se pela el grano, se seca y se tuesta.

Civeta o Luwak.
Civeta o Luwak.
Según nos cuentan durante la visita, los animales, que podréis ver allí encerrados en jaulas, no sufren ni son maltratados en el proceso, pero no se si saben que tener encerrado a un animal está considerado maltrato por mucha gente...

Candi Mendut, Isla de Java, Indonesia.
La meditación es parte del budismo.
El precio de una taza de café Luwak es de 25.000 rupias y como no, probamos una taza Izan y otra yo, porque al resto no le gusta el café, no podíamos venir a Indonesia y no probarlo, pese a no ser cafeteros, y el sabor es más dulce que el normal, y menos amargo, muy bueno, sí.

Candi Mendut, Isla de Java, Indonesia.
Candi Mendut.
Cogemos de nuevo el coche para ir a Candi Mendut, del s.IX, a 3,5 Km de Borobudur, un templo bastante más grande e impresionante que el anterior, rodeado de un pequeño campo de girasoles y de un magnífico árbol centenario.

El árbol centenario de Candi Mendut.
El árbol centenario de Candi Mendut.
Las ruinas de este templo, con interesantes relieves y el Buda más grande de la Isla de Java en su interior, se redescubrieron en 1836, pues estaba totalmente cubierto por la vegetación.

Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
No os perdáis este monasterio.
Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Monasterio Vihara Mendut.
Los 3 templos, Borobudur, Pawon y Mendut, están misteriosamente alienados en línea recta.

Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Un Buda reclinado.
Justo al lado de Candi Merut hay un monasterio budista de entrada gratuita que merece mucho la pena visitar, Vihara Mendut Monastery.

Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Vihara Mendut Monastery.
Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
El monasterio tiene rincones preciosos.
Como podréis comprobar en las fotos, este pequeño monasterio nos fascinó, pues está fuera de las guías turísticas y estaba cargado de una energía que realmente relajaba.

Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Podéis dormir y meditar aquí.
Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Un adorno que recuerda a Borobudur.
Nada más entrar sentiréis ese ambiente zen, de serenidad y armonía, que, junto a los varios edificios, estatuas y estupas que lo componen, y rodeado por jardines decorados, forman la simbiosis espiritual perfecta.
Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
Un lugar mágico.
Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
El monasterio está compuesto por varios templos.
Estamos solos visitando el lugar, en entorno mágico, rodeados de paz y sin poder parar de sacar fotos.

Isla de Java, Vihara Mendut Monastery.
El monasterio es realmente precioso.
Si disponéis de "tiempo ilimitado" y estáis interesados, también podéis quedaros en retiros de meditación de tres días y tres noches.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
A los indonesios les encanta sacarse fotos con los turistas.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
A una hora en coche de los templos, y en dirección a Semarang, hay una zona con bellas terrazas de arrozales con un templo en ruinas, el Candi Selogriyo, aunque lo estaban restaurando, al que se accede tras una hora de caminata.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Joel con dos niños de su edad.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Izan con un niño de un año más.
Aparcamos en un pueblo que hay antes de la senda, y estuvimos un rato con los locales hablando con ellos (Dady nos traducía) y haciéndonos fotos.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
El camino es bastante sencillo.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Las terrazas de arroz son preciosas.
El camino es fácil y no tiene pérdida, y estar rodeados de estos bellos arrozales nos recordó a los días pasados en la región de Sapa hace un par de años antes, en Vietnam.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Una visita muy interesante.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Candi Selogriyo.
Nos gustó mucho el paisaje, y compartir un poco de tiempo con los aldeanos del pueblo que hay allí mismo...el templo no merece mucho la pena, de modo que, cuando lleguéis a las escaleras "infinitas", podéis daros la vuelta.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Agricultores sembrando arroz.
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Parece un trabajo muy duro.
También fue muy interesante ver cómo estaban plantando el arroz en una de las bellas terrazas, es algo que ya vimos en Vietnam, pero desde el coche y de lejos, no pudimos detenernos a disfrutar de esa bella estampa como aquí.

Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
¿No os parece precioso?
Indonesia, Isla de Java, Candi Selogriyo.
Espectacular.
Nosotros invertimos unas 2 horas en hacer el camino de ida y vuelta, subiendo las escaleras del final y parando cada dos por tres para hacer fotos, después volvimos al pueblo y seguimos en coche hacia nuestro siguiente destino.

Java central, Gedong Songo.
Java central, Gedong Songo.
Java central, Gedong Songo.
Las vistas son muy excelentes. 
Para completar la jornada a mitad de recorrido hicimos una parada en Gedong Songo, en la pequeña localidad de Bandungan.

Java central, Gedong Songo.
Los templos son similares.
El complejo de templos de Gedong Songo se encuentran en las faldas del volcán y montaña sagrada Ungaran, consta de varios templos hinduistas que datan de los siglos VIII y IX, más antiguos que los templos de Borobudur y Prambanan.

Java central, Gedong Songo.
Vimos pocos europeos...muy pocos.
Posiblemente fuéramos los únicos forasteros entre cientos de indonesios, y de los pocos que no nos quedamos en el principio del recinto, acostados en el césped cerca de los puestos de comida que hay por allí.

Java central, Gedong Songo.
Gedong III, o IV, o V...no se...
Los templos están alineados y están conectados por un camino que realiza una ruta circular, que va pasando junto a Gedong I, Gedong II, III...etc, aunque se trata de pequeños templos.

Java central, Gedong Songo.
Java es una isla muy verde.
Java central, Gedong Songo.
La mayoría de templos están restaurados.
Sir Thomas Stamford Raffles dio a conocer a occidente este complejo a finales del s.XVIII y no fue hasta 1972-1982 que se restauraron los edificios.

Java central, Gedong Songo.
Está cerca de Semarang.
Java central, Gedong Songo.
En esta zona olía a azufre.
Si de este recorrido de hoy debéis dejar algo por falta de tiempo, yo os aconsejo que sea esto.

Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Visitar el barrio fue un acierto.
Por fin llegamos a Semarang, donde sólo teníamos ganas de visitar el Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi, un barrio marginal de la ciudad al que el ayuntamiento decidió "pintarle la cara" en Abril de 2017, pintando las 232 casas del poblado de Randunsari que estaban en un estado lamentable y de miseria.

Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Fue un barrio conflictivo...
Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
...que supo reinventarse.
El ayuntamiento de Semarang gastó 300 millones de IDR (18.000€) y el pueblo se volcó en el proyecto pintando las casas en poco más de un mes y contribuyendo con su trabajo a transformar el barrio y con ello traer esperanza a muchos. El resultado es este espectacular pueblo de colores que parece sacado de un cuento y que se sigue coloreando ante el éxito alcanzado y un presupuesto que se ha quintuplicado.

Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Joel estaba enfadado y cansado.
Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
No nos encontramos ningún turista.
El objetivo es atraer al turismo aunque nosotros no vimos ningún turista pasear por estas empinadas calles.

Semarang, Pueblo Arcoiris o Kampung Pelangi.
Hasta las palmeras están pintadas.
Creo que fue un acierto venir hasta aquí y que los niños vieran cómo es la vida en este tipo de barrios extremadamente pobres, donde los vecinos nos saludaban con una sonrisa en la cara y nos sentimos totalmente seguros en todo momento.

Aquí nos despedimos de Dady.
Aquí nos despedimos de Dady.
 Aunque Semarang tiene tres cositas más interesante para visitar, Lawang Sewu, del s XX, que albergó la Compañía de Trenes Holandesa de Indonesia y una cárcel y lugar de tortura; Sam Poo Kong, el templo chino más antiguo de Central Java;y la Great Mosque of Central Java, que destaca por su tamaño y su arquitectura, mezclando estilos javaneses, islámicos y otros más, nosotros estábamos cansados y decidimos ir a nuestro hotel a descansar.

El desfile de Semarang.
Los indonesios son muy simpáticos.
Lo "malo" es que no lo hicimos, ya que delante del mismo pasaba una procesión larguísima, interminable diría yo, que tardaría más de 4 horas en pasar por allí, donde gente venida de todos las islas y rincones de Indonesia desfilaban con sus trajes típicos y disfraces de lo más interesante, una casualidad que nos alegró haber podido vivir.

El desfile de Semarang.
El desfile de Semarang.

5 Comments:

Eva said...

¡Qué bonitas esas terrazas de arroz, y tanto que me parecen preciosas! ¡Me estoy enganchando a vuestra serie de post del viaje! Lo del café de Civeta, antes me daba curiosidad, pero desde hace poco he visto que en muchos sitios sí que los tienen maltratados y forzados a comer, y como mínimo como tú muestras, enjaulados (en mi cabeza todo era más bonito, qué inocencia la mía). Así que ya se me han quitado las ganas de probarlo.

¡Un saludo!
Eva

Jordi said...

Tu post me ha recordado que probamos el café luwak en Bali. Recorsaba que era de granos "ganados", pero no que eran de civeta. jejeje, madre mía, que cosas.
Desde luego, tengo que regersar a Indonesia porque este recorrido que nos vas mostrando es espectacular. ¿Teníais el alojamiento reservado de antemano?

Los Viajes de Héctor said...

Eva, hay casi 40 artículos más programados... 😂 😂 😂.

Jordi, sí que reservé de antemano, porque al ser 5 es más difícil encontrar sitio. Yo también quiero regresar y ver lo que no tuve tiempo, I does muy variada y tiene mucho que ofrecer.

Unknown said...

Tengo que confesar que nunca había oído hablar del café de civeta, puede que porque no tomo nunca café y si se ha cruzado eso alguna vez en mi camino no he debido dejarlo registrado. Me ha gustado mucho el pueblo de colores, una forma sencilla de transformar un lugar en algo alegre. Un saludo.

Los Viajes de Héctor said...

Si no eres cafetera es normal no haber oído nada del café luwack