. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Asia 2019-Indonesia-Isla de Bali-Qué ver en Bali, Ubud-Parte 12

lunes, 23 de marzo de 2020

Asia 2019-Indonesia-Isla de Bali-Qué ver en Bali, Ubud-Parte 12

Llevábamos varios días ya recorriendo Indonesia, la Isla de Borneo y la Isla de Java, y acabábamos de llegar a la más famosa de las más de 17.000 islas que componen el país, la Isla de Bali, donde, por cierto, es una hora más (tenedlo en cuenta).

Indonesia, Isla de Bali.
Indonesia, Isla de Bali.
Convertida en uno de los destinos turísticos más importantes a nivel mundial, he de confesar que la Isla de Bali, a pesar de gustarnos, es lo que menos nos gustó de Indonesia, aunque no nos arrepentimos ni un ápice de haberla visitado.

Indonesia, Isla de Bali.
Principales pueblos de la Isla de Bali.
La isla es, a diferencia del resto del país que es mayoritariamente musulmán, hinduista, por lo que poseen una cultura completamente diferente, impregnada en su arquitectura, su vestimenta, su cocina, etc.

La habitación del Buda Cottage Ubud, Bali.
La habitación del Buda Cottage Ubud, Bali.
A nuestra llegada en ferri a Gilimanuk, en el extremo Oeste de la Isla de Bali,nos estaba esperando nuestro driver o conductor para los siguientes días, Agus (+62 857 3941 2174), con quien contactamos vía whatsapp desde España y que sería nuestro vehículo durante nuestra estancia en la isla.

Nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
Las vistas desde nuestro hotel.
Habla Inglés y es el que mejor precio nos hizo, y fue muy atento, amable, servicial...un sol, muy recomendable.

Nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
Aquí desayunábamos cada mañana.
Desde el puerto de los ferris hasta nuestro alojamiento en la Isla de los Dioses, como se conoce a Bali, hay algo menos de 4 horas en coche, aunque estamos hablando de poco más de 130 kilómetros, el "problema" es que tardamos casi 5 porque dos de los viajeros tuvimos que ir al baño cada 30 minutos a evacuar...fue como las Pringles.

La piscina de nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
La piscina de nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
El alojamiento que escogimos en Ubud fue el Buda Cottage Ubud, un pequeños hotel precioso de 7 villas o habitaciones dobles muy tranquilo, en las afueras de Ubud, con las famosas 3B, bueno, bonito y barato, ya que cada habitación doble nos costó menos de 21€, en total 42€ por noche, con aire acondicionado, baño, piscina y desayuno, una ganga.

Nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
Estábamos rodeados de arrozales.
Podéis reservar desde booking o desde la web del alojamiento, mirad qué os sale más económico, pero debéis tener en cuenta que para ir al centro deberéis usar un vehículo.

Nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
Todos los días nos dábamos un chapuzón.
Nosotros cuando no estábamos con Agus usábamos Grab o Go Jek (los Uber de esa zona de Asia), tanto para ir o volver, como para pedir comida a domicilio, ya que te la traen, y alguna cena fue así.

Nuestro hotel, el Buda Cottage Ubud.
El paisaje en la entrada de nuestro hotel.
Esto hizo que estuviéramos rodeados de arrozales preciosos, y que por las noches y las mañanas tuviéramos el sonido de la naturaleza presente...ranas, bichos, etc...pero era de lo más relajante.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Ubud, Monkey Forest.
Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
El Monkey Forest tiene 12,5 hectáreas.
Como llegamos por la noche (anochece muy pronto, de 18 a 19) al hotel, y veníamos de un buen madrugón en Sukamade Beach, más 6 horas de coche hasta el ferri, más una hora en barco, más casi 5 más de coche, sólo tuvimos ganas de bañarnos un poco y descansar unos minutos antes de irnos a la cama.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Monkey forest tiene tres templos...
Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
...pero los encontramos cerrados.
A la mañana siguiente nos recogió Agus y nos llevó directamente al Monkey Forest o Bosque de los Monos, una visita imprescindible en Ubud que, aunque en principio creía que no iba a ser así, nos gustó mucho, sobretodo a los niños.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
El Monkey Forest es precioso.
Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Aquí viven alrededor de 900 macacos.
Se trata de un parque o bosque inmenso, 12,5 hectáreas con 186 tipos de árboles diferentes, con rincones realmente preciosos, estatuas recubiertas de musgo, tres templos, un río, tiendas, etc, y repleto de monos por todas partes, de hecho viven aquí más de 900 ejemplares de Macaca fascicularis o macaco.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Un río cruza el bosque.
La entrada cuesta 80.000 IDR (unos 5€) por adulto y 60.000 rupias por niño, de lo más caro de la isla, pero merece la pena.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Este árbol es brutal.
El paseo por el parque es muy bonito, pero no debéis bajar la guardia y perder de vista a los monos que viven allí, pues, pese a que hay varias personas allí trabajando y vigilando para que no ocurra nada, estos "adorables" monos pueden atacar o robar algo si estáis despistados, sobretodo comida y agua.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Nosotros recomendamos venir aquí.
Afortunadamente, nosotros no tuvimos ni vimos ningún mono haciendo de sus peripecias, así que la visita fue de lo más tranquila y relajante.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Monkey Forest.
Ubud, Monkey Forest.
A la salida llamamos a Agus que acudió a por nosotros en pocos minutos, ya que no se sale por la entrada principal y hay varias salidas. Aprovechamos para hacer las primeras compras en la isla.

Centro de Ubud.
Centro de Ubud.
Tras la visita se hizo hora de comer, y nos fuimos al centro donde, además de palpar un poco este ambiente mochilero y hippie que tiene esta preciosa ciudad del centro de la isla de Bali, probamos por primera vez la gastronomía de Bali, un poco diferente a la gastronomía del resto de Indonesia, pues aquí no son musulmanes, son hinduistas, y por eso sí que comen cerdo y beben alcohol, así que es más fácil encontrar cerveza.

Blah Blah Warung, Ubud.
Blah Blah Warung, Ubud.
Agus nos recomendó el Blah Blah Warung y fue un acierto porque estaba todo buenísimo y nada caro, eso sí, suele estar bastante lleno y tuvimos que esperar un poco, tuvimos suerte. Después de comer fuimos al Mercado de Ubud, pero salimos escopeteados al ver los precios abusivos que pretendían que pagáramos por los productos que, en otros sitios de Ubud estaban muuuuuuuucho más baratos...si ya parten de un precio entre 5 y 10 veces más alto, mal.

Putri Bali Spa. Ubud, Isla de Bali, Indonesia.
Putri Bali Spa...
Después, teníamos reservado un masaje de 1 hora para cada uno en Putri Bali Spa, en las afueras de Ubud, en Java, Yogyakarta, ya nos hicimos uno y en nuestro anterior viaje por Asia, en Vietnam y en Tailandia, también fuimos a probarlos.

Putri Bali Spa. Ubud, Isla de Bali, Indonesia.
...donde disfrutamos de unos masajes.
Es un poco más caro que los del centro, pero está alejado del ruido y el lugar está impecable...tras el masaje te quedas como nuevo y te puedes dar una ducha. De hecho nos gustó tanto que reservamos para otro día.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Ubud, Campuhan Ridge Walk...
Ya relajados y con las pilas recargadas, Agus nos llevó al final del Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera, un sendero de unos 3 kilómetros entre arrozales y paisajes preciosos que nosotros empezamos al revés, de "fuera" de Ubud hacia la población, pues el Karsa Café y Spa, donde teníamos previsto terminar la caminata, bebernos unas cervezas y hacernos un masaje, estaba lleno y no pudimos reservar, por lo que lo hicimos en el anterior sitio.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
...o Sendero de la Palmera.
Así que, como el plan del Karsa Café no pudo ser, empezamos por allí, ya que el recorrido así era en descenso, hacia abajo, más cómodo que al revés.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Vegetación en estado puro.
Si os he de decir la verdad, me esperaba más del paseo, por lo que había leído creía que sería más alucinante, y la verdad, es muy bonito, sí, pero quizás mis expectativas eran demasiado altas.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Uno de los muchos columpios gigantes que encontramos en Bali.
Hicimos los dos kilómetros y pico del sendero tranquilamente, sacando fotos a decenas, incluso paramos en uno de los típicos columpios de Bali, de esos que Instagram ha hecho tan famosos, y Joel se animó a subir.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Esta solitaria palmera le da nombre al camino.
A mitad camino más o menos, tenéis que fijaros en la famosa imagen Campuhan Rige Walk, la palmera solitaria que da nombre al sendero, una de las imágenes más famosa de esta caminata en los alrededores de Ubud.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Bali es muy verde.
Pese a que últimamente la ruta se ha vuelto muy turística, y que estábamos en plena temporada alta, no vimos demasiados turistas por allí, se estaba bien.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Campuhan Ridge Walk o Sendero de la Palmera.
Campuhan Ridge Walk.
Tened en cuenta que hay pocas sombras y hace bastante calor, por lo que no está de más ir provistos con agua y gorra.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Ubud, Puri Saren Agung....
Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
...o Palacio Real de Ubud.
Después de esto volvimos al centro de Ubud, donde además de callejear un poco, visitamos el Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Una visita indispensable en Ubud.
De visita gratuita y bastante rápido de ver, este palacio ubicado en pleno centro de Ubud (Jl Raya Ubud) fue construido entre 1800 y 1823, aunque lo reconstruyeron después del terremoto de 1917.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Fue reconstruido tras un terremoto.
Tanto por su historia como por su belleza, se trata de uno de los principales puntos de interés de Ubud, donde, hoy en día todavía vive la familia real.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Está bellamente decorado.
Es aquí donde, tras su cierre a las 19:00, por las noches, se celebran danzas tradicionales balinesas, por lo que esas puertas de infinitas ornamentaciones y esas paredes repletas de grabados forman parte del escenario del espectáculo de danzas balinesas.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Estas estatuas me encantan.
Después de esto, y seguimos disfrutando del ambiente hasta que, llamamos a Agus para regresar a nuestro alojamiento después de un día bastante relajado, nos hacía falta descansar después de 3 días de dormir poco, madrugones y largas caminatas.

Indonesia, Isla de Bali, Ubud, Puri Saren Agung o Palacio Real de Ubud.
Palacio Real de Ubud.

6 Comments:

Cari said...

Muchas gracias por compartir la bitácora de su viaje a Bali. Casualidad (o no) se supone que dentro de una semana yo estaría llegando allí, por primera vez… no nos esperábamos esta pandemia mundial de Coronavirus… obviamente quedó pospuesto. Por esa razón llegar de casualidad al blog de ustedes y encontrar esta nota es una bendición, para poder viajar con la imaginación. Nuevamente, gracias.

Los Viajes de Héctor said...

Cari, esto nos afecta a todos, de hecho nosotros del 14 al 23 de Marzo, es decir, la semana pasada, la teníamos que haber disfrutado en Nueva York, así que entiendo perfectamente tus sentimientos.

Unknown said...

No me extraña que os apeteciera daros un masaje después de tantas horas de viaje y el primer contacto con Ubud. Eso sí, yo después creo que me hubiera apetecido más un rato de relax con un libro. Pero claro, esos arrozales que rodean este lugar de Bali son una tentación que puede con cualquier otra actividad. ¡Un gran destino Ubud como localidad y como base para ir a otros lugares!

Los Viajes de Héctor said...

Con niños es difícil eso de relajarte con un libro... Al menos con los míos

Jordi said...

Creo que te voy a encarcar que elijas los hoteles por mi. Este Buda Cottage Ubud tiene muy buena pinta!
La verdad es que tenemos muy buenos recuerdos de Ubud y sus alrededores. Las zonas de arrozales son preciosas, como comentas. El Monkey Forest es también muy chulo y, como dices, imprescindible si vas con niños. Ojalá pudiéramos regresar hoy mismo por allá, ¿verdad?

Los Viajes de Héctor said...

Jordi, casi siempre acertamos con los hoteles...ja, ja ja...Yo ahora mismo me iría a cualquier lugar del mundo