. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sur de Islandia (II)-Cueva de Hielo Katla-Parte 7

lunes, 22 de marzo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Sur de Islandia (II)-Cueva de Hielo Katla-Parte 7

Después de ver la Playa de arena Negra de Vík nos dirigimos a la pequeña localidad del Sur de Islandia para comer en nuestra furgoneta camperizada, en el parquing del restaurante The Soup Company, junto al Icelandic Lava Show.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Contratamos el tour con Fjallhalla Adventurers...

Ese era el punto de encuentro donde nos recogería el guía de Troll Expeditions, para llevarnos hasta el interior de la Cueva de Hielo Katla en lo que sería una de las aventuras más alucinantes que jamás hemos tenido.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
...y Troll Expeditions se encargó de realizrlo.

Tanto esta experiencia como la que viviríamos al día siguiente las contratamos mediante la empresa Fjallhalla Adventurers pues es donde mejore precio encontramos y quedamos muy satisfechos con los servicios prestados.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Camino a la Cueva de Hielo Katla.

En este punto recogieron a todos los participantes de la excursión en un super jeep 4x4 de 12 plazas y mientras conducía, alrededor de 45 minutos, el conductor (nuestro guía) nos contaba curiosidades sobre los volcanes.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
El paisaje es realmente espectacular.

Como que el volcán Katla, bajo el que está la Cueva de Hielo Katla, es el más peligroso de Islandia por ser uno de los más potentes de todo el mundo. Posee un cráter de 30 km de diámetro y alrededor 1.000 metros de una capa de hielo cubriéndolo. Aunque erupcionaba cada 50 años, lleva más de 100 sin hacerlo, concretamente desde 1918, así que dicen que debe estar a punto...menos mal que no tuvimos mala suerte...

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Un desierto de arena volcánica.

De todos modos no debéis preocuparos por estas cosas, ya que también nos contó que de los más de 130 volcanes de Islandia, sólo hay 30 activos (la mayoría en el Sur de Islandia), y todos ellos están monitorizados y bastante controlados, de modo que la actividad volcánica está rastreada por científicos en todo momento, y existe un sistema de alerta de volcán para advertir con anticipación sobre el peligro inminente y cualquier posibilidad de una gran erupción en Islandia, si pasan del umbral de actividad avisan a todos los móviles.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
El musgo lo cubre todo.

Mientras nos contaba todo esto se iban sucediendo alucinantes vistas de campos morados de las típicas flores lupine traídas de Alaska, de preciosas montañas cubiertas por el musgo verde, grandes desiertos negros formados por la ceniza de las erupciones, un riachuelo...por si sólo, el camino ya era una delicia.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Glaciar Mýrdalsjökull.

La Cueva de Hielo Katla es una cueva de hielo o cueva glaciar formada de manera natural, es decir, producida porque las altas temperaturas derriten el hielo. Es por eso que bajo nosotros había un río, el causante de que se haya abierto este túnel natural dentro del glaciar, en este caso dentro del glaciar Mýrdalsjökull.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
El orificio que veis es la Cueva de hielo Katla.

Aparcamos en una zona habilitada a unos 10 o 15 minutos andando de la entrada a la cueva, y ahí nos proporcionaron los crampones y los cascos, además nosotros llevábamos ya nuestros pantalones impermeables, nuestra chaqueta impermeable y las botas de trekking también impermeables, los tres elementos son básicos y más que necesarios para entrar en la cueva si no queréis terminar empapados.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Entrada a la Cueva de Hielo Katla.

La cueva de hielo Katla ha sido descubierta hace muy poco y empezó a visitarse hace sólo 3 años, en verano de 2017. Es la única cueva de natural que puede visitarse durante todo el año, así pues la única cueva de hielo natural de Islandia abierta en verano, de modo que esta actividad es única en Septiembre.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Aquí nos colocamos los crampones.

Cuando llegamos a la entrada de la cueva, en las faldas del glaciar Mýrdalsjökull, salta a la vista todavía más son las capas del glaciar formadas por la nieve que se ha ido acumulando año tras año, con capas de ceniza volcánica entre medio. Fue ahí donde nos explicaron cómo calzarnos los crampones, imprescindibles para andar sobre el hielo, y los cascos de espeleólogos con luz incorporada.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Interior de la Cueva de hielo Katla.

Cuando el guía había asegurado las plataformas de madera y hierro que se usan para salvar los desniveles y el río de la cueva, entramos en la cueva Katla. Pensad que estas cuevas están en continuo cambio, y cada día son diferentes. De manera que las cuevas de hielo van cambiando en forma y número, es decir que cada uno pisaremos una distinta.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Qué pasada, nos encantó.

Una vez dentro del túnel natural esculpido por el agua en el hielo del glaciar Mýrdalsjökull, más bien de su lengua Kötlujökull, estábamos pisando hielo de más de 800 años, y además estábamos en el interior de un volcán activo, el Katla, y a 200 metros bajo el nivel del mar (el guía aquí dejó de hablar de datos...ja, ja, ja...).

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Con esos tablones cruzamos el río...

Aunque la cueva de hielo Katla no es nada claustrofóbica, en todo momento vas erguido y  hay espacio suficiente, Joel y Yolanda se asustaron al principio, y querían salir porque estaban un poco agobiados por no saber muy bien dónde ponían el pie y por miedo a caer al riachuelo, que aunque no era profundo seguro que estaba "congelado".

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
...y salvábamos los desniveles.

Pero poco a poco se les pasó el miedo y empezaron a acompañarnos en nuestro estado, al borde de la locura, ya que estábamos alucinando de ver a nuestro alrededor los restos de materiales volcánicos que decoraban el hielo como si de pinturas rupestres o grafitis se trataran...espectacular.


Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.

Avanzamos por la cueva, pisando y tocando el hielo, escuchando el río de agua del deshielo bajo nuestros pies, llegando a zonas de la cueva increíbles, como si hubiera sido tallada a propósito por algún genio, no podíamos mantener las bocas cerradas.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Imprescindible llevar ropa impermeable.

Durante nuestro paseo por el interior de la cueva, continuamente iban cayendo gotas, pero no gotitas, no, chorros de agua en la cabeza, manos, cuerpo… por eso es casi imprescindible llevar todo el vestuario impermeable, como os había avanzado antes.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Salida de la Cueva de Hielo Katla.

La cueva no es muy profunda, de modo que pronto llegamos al final de la misma, la salida de la cueva de hielo, donde hicimos una parada más larga para sacar fotos y escuchar un poco más de las explicaciones del guía.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
¿Veis los tonos azules en el techo?

Aquí nos preguntó porqué pensábamos que el hielo era azul/morado algunas veces y escuchó nuestras teorías antes de dar la explicación "científica".

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Blancos, negros y azules...

Para apreciar los colores de la cueva de hielo Katla es necesario que tengáis la misma suerte que nosotros y tengáis un día de sol.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Hasta una cascada Glaciar.

Los azules y violetas se deben al hielo compactado del glaciar, que absorbe todos los colores de la luz excepto el azul y violeta que los refleja y por eso son los que vemos. 

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Una aventura alucinante.

Pero hay dos colores más en esta cueva, el negro ya os había dicho que es debido a la ceniza volcánica que se deposita en el hielo tras las erupciones volcánicas.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Los guantes también son necesarios.

El color blanco es por la nieve más reciente que aún no se ha compactado, entonces contiene burbujas de aire dentro y no absorbe los colores, los refleja todos. Así que según el grosor y la edad del hielo se verá con una tonalidad u otra.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
¿Qué os parece?

Esta explicación nos la dio aquí porque es en la salida de la cueva hacia el glaciar, donde si hace sol, se ven los colores tan azules y morados.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Foto de grupo.

Es el punto más espectacular y "seguro" de la cueva, por eso aquí hicimos una parada más larga aprovechando también que es más espacioso y se podían hacer fotos grupales.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Al salir estábamos más relajados, más seguros.

Con la satisfacción de haber vivido una aventura fascinante y la sensación de estar explorando una maravilla única, iniciamos el regreso retrocediendo sobre nuestros pasos, esta vez con más seguridad que al llegar.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
La cuerda nos ayudaba a no perder el equilibrio.

Para los adultos de este viaje había sido uno de los momentos más grandes que habíamos vivido, una experiencia altamente recomendable que no nos cansaremos de aconsejar, aunque la verdad es que no se trata de una actividad económica...el esfuerzo merece la pena.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Para repetir, nos gustó mucho.

En el interior de la cueva Katla estaríamos poco menos de 2 horas que nos pasaron volando, señal de que estábamos disfrutando de lo lindo.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Regresando de nuestra aventura.

La excursión dura unas 4 o 5 horas en total, desde que os recogen hasta que os sueltan en el mismo punto, de modo que todavía teníamos unas horas por delante para que finalizara el día.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
Vistas de Vík.

Nosotros, como al día siguiente teníamos que retroceder para hacer otra actividad, ir hacia Reykjavík y no hacia los fiordos del Este, que era hacia donde avanzaba nuestra ruta, decidimos quedarnos explorando Vík.

Cueva de Hielo Katla, Islandia. Katla Ice Cave, Iceland.
La famosa iglesia de madera de Vík.

Como es una localidad muy pequeña, decidimos acercarnos a su pintoresca y fotogénica iglesia de madera para después ir a relajarnos a su piscina pública, que posee una de ellas a 38ºC, de modo que nos relajamos allí durante alrededor de una hora y nos duchamos y aseamos antes de ir al camping de Vík, donde hicimos una lavadora, secadora, la cena y descansamos hasta el día siguiente.

12 Comments:

Ivan said...

Nosotros estuvimos en una cueva de hielo en Islandia, pero ni siquiera se el nombre. Fuimos por libre y la verdad, son estructuras impresionantes que vale la pena visitar.

Los Viajes de Héctor said...

Ivan, veo una "locura" entrar en una cueva de hielo por libre...llevaríais crampones, ¿no?

Ivan said...

No, pero también es cierto que estuvimos en invierno. Pudimos también hacer por libre el paseo sobre el glaciar, sin crampones ni nada porque el hielo no estaba fino y derritiendose, sino que estaba compacto y rugoso, no resbalaba nada en absoluto (y lo sabíamos).

Los Viajes de Héctor said...

Vale, me cuadra más

Naiara said...

Este es uno de los motivos por los que sé que tengo que volver a Islandia. Nosotros no pudimos hacerlo cuando estuvimos por el embarazo. Así que tendremos que volver con Daniel! ¿Cuál es la edad mínima recomendable para hacer esta actividad con niños?

Los Viajes de Héctor said...

Naiara, se que volverás, porque yo vi mucho más que tú y no lo descarto....Creo que la edad mínima son 10 años.

Jordi said...

Cada vez que leo un artículo tuyo sobre Islandia me doy cuenta de que debo regresar a este país. No había oído hablar jamás de esta Cueva de Hielo Katla y me ha parecido espectacular. Hemos estado en algunas cuevas de hielo pero siempre eran artificiales no como está. ¿No os daba un pelín de miedo estar ahí dentro?

Los Viajes de Héctor said...

Jordi, al principio un poco de respeto sí que daba, pero con guía y poco a poco fuimos perdiendolo. Sin duda, Islandia es un país para volver... No te lo pienses

Polzic said...

Muy bueno to blog Hector, felicitaciones desde Argentina!

Los Viajes de Héctor said...

Mil gracias Polzic

Leo said...

me encanto, que bellas fotos , amo esos paisajes, saludos desde Argentina les dejo mi blog https://viajamosjuntos.com.ar/

Los Viajes de Héctor said...

Gracias Leo