. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Viernes 15 de Marzo 2013-Múnich-Introducción-Parte 1

viernes, 22 de marzo de 2013

Viernes 15 de Marzo 2013-Múnich-Introducción-Parte 1

Con su aire de gran ciudad y el encanto de una aldea alpina Múnich es, después de Berlín, la ciudad más visitada de Alemania gracias al prestigio de sus museos, a la belleza de sus monumentos y a la calidad de sus tiendas entre otras cosas.

Sus monumentos del siglo XVIII son obras maestras del estilo rococó mientras que los construidos en el siglo XIX se identifican con el neo clasicismo. Múnich es una ciudad profundamente marcada por los soberanos de Wittelsbach: su residencia de verano, el castillo de Nymphenburg, así como la residencia en el centro de la ciudad, testimonian sobre la riqueza y la importancia de esta familia. A ella se debe el renombre internacional de la ciudad que comenzó en el siglo XIX y que perdura en nuestros días.

Centro de Múnich.
Centro de Múnich.
El mundo entero también sabe de la alegría de esta ciudad que se manifiesta todos los años -atrayendo turistas de todas partes- en la célebre "Oktoberfest" . München, tal su nombre en alemán, tiene su origen en el siglo IX, cerca de una abadía benedictina, etimológicamente significa "hogar de los monjes". Es a partir del año 1518 que la ciudad comienza a desarrollarse cuando el duque sajón “Enrique, el León” dota a la ciudad de un mercado y de fortificaciones. El ducado de Baviera fue cedido en el año 1240 al conde Otto Von Wittelsbach por el Emperador Barbarroja. Esta dinastía, así iniciada, mantuvo el poder por casi 740 años, hasta el año 1918. Es durante el siglo XIX que Múnich comenzó su verdadero esplendor. Se convocaron arquitectos y constructores de renombre para diseñar calles, plazas, monumentos, museos. Casi la mitad de la ciudad fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial. Su reconstrucción fue lenta pero total y durante los últimos veinte años Múnich conoce un crecimiento sostenible.


Llegar y salir de Múnich en tren es muy cómodo ya que la estación de trenes se sitúa a sólo 2 Km. de la plaza Santa María, pleno centro de la ciudad. Esta estación de trenes es una de las más grandes de Alemania y enlaza con todas las regiones y casi todas las ciudades de Europa. También desde la misma salen y llegan todos los transportes públicos de Múnich.

Ir en tren del aeropuerto a Múnich.
Ir en tren del aeropuerto a Múnich.
El aeropuerto de Múnich, donde nosotros aterrizamos procedentes de Barcelona a las 9:10, es el segundo en importancia del país. Llegan vuelos internacionales desde todos los rincones del mundo. Desde el mismo aeropuerto salen los trenes S1 y S8 con dirección a varias estaciones de Múnich incluyendo la Hauptbahnhof (Centras station) y Ostbahnhof que además de los trenes de cercanía realizan enlaces nacionales e internacionales. La duración del trayecto es de aproximadamente 45 minutos. También ofrece el servicio de taxis o autobuses, incluso limusinas, para acercarse hasta el centro de la ciudad de Munich u otro destino en la región y el servicio de alquiler de coches.

No esperes hasta llegar al centro de Múnich para comprar tu billete de transporte público. Mira antes de viajar qué tipo de billete es el que más te compensa y cómpralo directamente en la parada del tren del aeropuerto o pídeselo al conductor del autobús, que lo imprimirá sin problemas. Te ahorrarás un viaje. Por cierto, el autobús de Lufthansa al aeropuerto no se incluye dentro de las tarifas de transporte público.

Líneas de metro y tren de Múnich.
Líneas de metro y tren de Múnich.
Nosotros optamos por la München City Tour Card, pues si vas a utilizar el transporte público en Múnich  o alrededores, merece muchisimo la pena, más si vas en grupo, pues puede usarla hasta cinco personas. Haz antes del viaje una pequeña previsión de las veces que lo vas a utilizar y sabrás si te interesa, pués salvo que sea para algo muy puntual, no recomiendo los billetes sencillos, ya que son caros. La München City Tour card se puede comprar para uno o tres días de la CityTourCard y sólo has de validarla en el primer trayecto que hagas, en nuestro caso, para ir del aeropuerto a Múnich.

Como parte del transporte público, Múnich cuenta con un sistema de Metro (tren subterráneo metropolitano - U-Bahn) compuesto por 6 líneas y 98 estaciones. Como complemento tiene líneas de trenes suburbanos (S-Bahn) y tranvías. Sólo por el U-Bahn, más de 330 millones de pasajeros lo transitan al año.

Después de haber pasado cuatro días en la ciudad he de reconocer que Múnich cuenta con un sistema de transporte público excelente, muy numeroso, frecuente y de los mejores de las grandes ciudades en las que hemos estado.

La elección del hotel en Múnich no fue nada fácil, no porque no haya donde elegir, pues hay gran cantidad de alojamientos, más bien porque no es una ciudad nada barata para alojarse, como sucede en Amsterdam por ejemplo.

1 Comment:

mesenlla said...

A mi también me gustó mucho Munich. Pero tuvimos mala suerte porque estaban restaurando muchos edificios históricos y me quedé con las ganas de ver sus fachadas.

Práctico post, lo tendré en cuenta para cuando vuelva!

Saludos!!