. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Martes 18 de Junio de 2013-Llegada a Ardèche, Balazuc-Día 1-Parte 1

miércoles, 26 de junio de 2013

Martes 18 de Junio de 2013-Llegada a Ardèche, Balazuc-Día 1-Parte 1

Aunque el día empezaba excesivamente pronto para mi, pues a las 5:15 cogía el tren en Castellón para dirigirme a Barcelona, estaba contento porque me iba de viaje.

Pero la alegría pronto se volvió incertidumbre. El tren llegaba con retraso y eso me hizo perder el tren de la estación de Sants hacia el aeropuerto. El siguiente llegó con algo de retraso también, así que llegué al aeropuerto de Barcelona, pero a la terminal 2 y yo volaba desde la 1.

La incertidumbre dió paso a la desesperación, pues veía que perdía el vuelo. Cogí el autobús lanzadera que une de forma gratuita ambas terminales y al llegar a la terminal 1 corrí como un poseso hacia el control de equipajes. Me dejaron colarme y continué corriendo hasta la puerta 61, una de las más lejanas, pero cuando llegué, exahusto, hacía 2 minutos que habían cerrado el vuelo y por primera vez en mi vida perdía un avión.

Me quedé chafado, decepcionado y hundido, pero tenía que volver en mi y solucionar el problema en el que me había metido. Primero, tras salir de la zona de embarque, pregunté en vueling por otro vuelo, pero no había más ese día y tenía que esperar al día siguiente, así que busqué el próximo vuelo en dirección a Lyon y tuve suerte, airfrance volaba a las 13:00 allí, sólo tres horas después, así que compré el billete, mandé un mail a la responsable de la promoción para el Turismo en Rhônes-Alpes en España, Portugal y Brasil, Céline Gomes, que nos iba a recoger a mi y a mis compañeros de viaje en Lyon para avisarle del percance.


Ella se encargó de que me esperaran durante unos minutos para empezar el blogtrip todos juntos, pues una vez llegaron, ellos vieron la cercana estación de ferrocarril de Calatrava y comieron en el restaurante del hotel NH del aeropuerto.

Los compañeros de viaje eran:
-Manon, asistente de prensa de Atout France
-Verónica Montuenga del blog Viajando por
-Alfredo Torres del blog Café y tren
-Raúl Checa del blog Callejeando por el planeta y
-Victoria Rodríguez de los blogs El próximo viaje y Diario del viajero

Y con ellos empezaba el #blogtripardèche por la región de #inrhonealpes.

El traslado entre poblaciones fue posible gracias a los chicos de Slice of France, una agencia de viajes local que se dedica a hacer excursiones o viajes por la zona para pequeños grupos de hasta 7 personas y que os aconsejo enormemente sobretodo si no habláis Francés, pues de ese modo, las visitas guiadas serán más productivas. Lo mejor de todo es que las rutas las puedes hacer a la carta, es decir, tu decides que quieres ver y ellos te llevan.

Callejeando por Balazuc.
Balazuc.
Una vez todos los viajeros en el vehículo pusimos rumbo a Ardèche, más concretamente a Balazuc, a casi 200 km de distancia, poco más de dos horas en coche.

Callejeando por Balazuc.
Callejeando por Balazuc.
Balazuc, del s. XII, es un pueblo típico de la región, con sus casas de piedra construidas sobre una cima que domina una aislada garganta del río Ardèche.

Iglesia de Balazuc.
Iglesia de Balazuc.
La asociación que reune a los pueblos más bellos de Francia, Les Plus Beaux Villages de France, ha incluido esta población en su lista.

Callejeando por Balazuc.
Balazuc.
Así pues, encaramado en un acantilado con vistas a la Ardèche, el antiguo bastión de los "Señores de Balazuc" ha mantenido a muchos vestigios de su pasado medieval.

Callejuelas de Balazuc.
Callejuelas de Balazuc.
Nuestro guía de Slice of France nos contó que antiguamente el pueblo, bueno más bien toda la zona, prosperó gracias a la comercialización de la seda, de ahí que muchos de los árboles de la localidad sean moreras, pues las hojas de la morera es el alimento de los gusanos de seda.

Balazuc.
Balazuc.
Tras callejear en el pueblo destacaría:

Balazuc.
Balazuc.
El laberinto de callejuelas, arcos, el famoso pasaje de "Fachinière" que nosotros atravesamos.

La iglesia románica de Santa Magdalena.
La iglesia románica de Santa Magdalena.

Balazuc desde la iglesia románica de Santa Magdalena.
Balazuc desde la iglesia románica de Santa Magdalena.

El puente desde la iglesia románica de Santa Magdalena.
El puente desde la iglesia románica de Santa Magdalena.
La iglesia románica de Santa Magdalena: Del siglo XI al XII, desde lo alto de la misma se obtienen buenas vistas tanto del Puente Romano como de la Población. La Asociación de High Rock organiza conciertos y exposiciones de arte en el verano.

Torre de la reina Jeanne, Balazuc.
Torre de la reina Jeanne, Balazuc.
La Torre de la reina Jeanne, ofrece un panorama frente a la aldea, pero nosotros no tuvimos tiempo de ir. Es lo que queda de la antigua muralla de Balazuc.

Balazuc.
Balazuc.
La pintoresca aldea de Audon Viel, una antigua colonia de hippies a la que se accede a través de un sendero de 15 minutos a pie a lo largo de la Ardèche y que tampoco tuvimos la ocasión de visitar.

Playa del río Ardèche, Balazuc.
Playa del río Ardèche, Balazuc.
Alrededores de Balazuc desde su puente.
Alrededores de Balazuc desde su puente.
Balazuc desde su puente.
Balazuc desde su puente.
El Puente Romano desde el que se tienen unas vistas de Balazuc espectaculares y bajo el que hay una playa en el río Ardèche.

Foto de grupo de Balazuc.
Foto de grupo de Balazuc.

Dejamos Balazuc para ir a...bueno, eso os lo cuento otro día...

4 Comments:

Babyboom said...

Menos mal que tuviste suerte y pudistes pillar el vuelo más tarde!!! Tuvo que ser impresionante todo el viaje ya que los pueblos por las fotos son preciosos, qué envidia!!! Seguiré vuestro viaje para ver los distintos puntos de vista, jejejeje. Un abrazo!!! ;-)

Hector Arenós Marco said...

Babyboom...tuve mucha suerte, es verdad...el viaje muy recomendable, la semana que viene publico de nuevo.

Carfot El Peregrino said...

Empezaste bien el día perdiendo el tren, luego el autobús y después el avión... menos mal que al final te pudiste incorporar al viaje porque realmente lo pasamos fenomenal.

Estaré pendiente de tus relatos.

Un abrazo !!!

Hector Arenós Marco said...

La verdad es que nos reímos mucho...a ver si nos vemos pronto...