. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Fin de semana en Requena, Viernes, Bódega y Casa Lucía.

lunes, 10 de marzo de 2014

Fin de semana en Requena, Viernes, Bódega y Casa Lucía.

Requena. Casa lucía.
Casa lucía.
Hacía tiempo que no nos íbamos de viaje, y nos hacía falta una escapada de fin de semana, así que nos pusimos a buscar destinos cercanos a Castellón y se nos ocurrió Requena como posibilidad.

Una vez "examinado" el destino y cercionados de que pasaríamos un buen fin de semana allí decidimos entrar en la web de Clubrural para ver si tenían algún alojamiento por la zona, y, como es lógico, había mucho donde elegir.

Para los que no conozcáis Clubrural se trata de un buscador de alojamientos rurales líder del sector con más de 15 años de experiencia y más de 6.000 alojamientos disponibles, así que no es raro que confiáramos en ellos a la hora de encontrar alojamiento en Requena.

Requena. Casa lucía, salón.
Requena. Casa lucía, salón.
La elección de la casa rural no fue fácil, pero finalmente nos decantamos por Casa Lucía, primero por su ubicación en el casco antiguo de Requena, a dos pasos de la carretera Nacional III para cuando visitáramos los alrededores, pero también porque por las fotos parecía una casa preciosa y realmente así es.


Requena. Casa Lucía, una de sus habitaciones.
Requena. Casa Lucía, una de sus habitaciones.
Una vez hecha la reserva los propietarios se pusieron en contacto con nosotros vía email y Whatsapp, y entonces nos dimos cuenta ya que eran muy atentos, dando información sobre actividades en Requena y alrededores, consejos y demás para que nuestra estancia allí fuera lo más agradable posible.

Requena. Casa lucía.
Proceso de rehabilitación y ampliación de Casa Lucía.
Requena. Casa lucía.
Proceso de rehabilitación y ampliación de Casa Lucía.
Una vez en la casa nos dimos cuenta de que además de atentos y serviciales eran amables y simpáticos. Nos enseñaron toda la casa, de diseño moderno que contrasta con los elementos históricos que se han recuperado durante la reconstrucción de la vivienda.

Casa Lucía, Requena.
Casa Lucía, Requena.
En su interior encontrarás un torreón del siglo XI, elemento principal del alojamiento y cuya restauración ha condicionado la distribución de todo el edificio, cuyas plantas parecen abrazar a la torre.

Requena. Casa lucía, cocina.
Requena. Casa lucía, cocina.
En la gran cocina completamente equipada (incluso con televisión) fue donde cenamos el viernes, después de la visita que os contaré más adelante...

Requena. Casa Lucía, nuestra habitación.
Requena. Casa Lucía, nuestra habitación.
Otros puntos fuertes de la casa son la calefacción por suelo radiante, que dispone de un baño por planta y el aparcamiento privado para 2 ó 3 coches.

Requena. Casa lucía, la habitación de los niños.
Requena. Casa lucía, la habitación de los niños.
Si viajáis con niños, como en nuestro caso, no tenéis ni que llevaros juguetes, pues en la casa hay desde parchís, damas, ajedrez o el Trivial, hasta un castillo medieval con caballeros que hizo las delicias de Izan y Joel...de hecho el Domingo no querían abandonar la casa, se querían quedar allí...ja, ja, ja, ja...

Requena. Casa lucía, vistas desde la terraza.
Requena. Casa lucía, vistas desde la terraza.
Dispone de una impresionante vista panorámica desde la terraza habilitada en lo más alto del torreón y, como la mayoría de casas de la villa (casco antiguo de Requena) una cueva-bodega subterránea.

Requena. Mi familia en Casa Lucía.
Requena. Mi familia en Casa Lucía.
Lo único que creo que faltaba en la casa es el Wifi, algo importante para un blogger como yo, pero sin importancia para muchos posibles clientes.

Una vez alojados y con el equipaje en la casa, fuimos a visitar una bodega de vino, pues Requena y el vino es algo que va unido, y lógicamente, visitar al menos una de sus bodegas es algo que hay que hacer sí o sí al visitar la ciudad. Esa era nuestra segunda visita a una bodega de vino, la primera la hicimos en la Borgoña Francesa.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Requena, bodega Pago de Tharsys.
Entre las muchas bodegas que hay nos decidimos por la bodega Pago de Tharsys, a escasos 3 kilómetros de Requena en dirección Utiel o Madrid, en el Kilómetro 274 de la Nacional III.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Requena, bodega Pago de Tharsys, destilería.
La propiedad en la que se alza la bodega posee doce hectáreas de viñedo donde se reunen las condiciones óptimas para obtener la mejor materia prima con la que se elaboran sus vinos.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Requena, bodega Pago de Tharsys.
En la visita guiada nos contaron que trabajan con las variedades de uva Merlot, Cabernet Franc, Bobal, Albariño, Tempranillo, Godello y Bronx. Interesante también es conocer la vida productiva de la vid, que al contrario del olivo, por ejemplo, tiene una vida corta, pues a partir de los 25 años ya deja de ser productiva y se pasa a plantar nuevas vides.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Requena, bodega Pago de Tharsys.
El hecho de que la bodega se encuentre enclavada en el centro del viñedo permite reducir a escasos minutos los tiempos entre la vendimia, estrujado e inicio de la elaboración, evitando la oxidación y posibles prefermentaciones, garantizando de esta forma la más alta calidad de la uva utilizada para la elaboración de los vinos.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Requena, bodega Pago de Tharsys, cavas.
Hoy en día, en la elaboración de vino se combinan métodos artesanales con las más innovadoras técnicas como la de sombrero sumergido y maceraciones peliculares prolongadas. Todo el proceso de su elaboración, así como de la elaboración del cava nos lo explicaron durante la visita.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Yolanda y los niños en la destilería de Pago de Tharsys.
Además de vinos y cavas, esta bodega es una de las pocas de la zona que dispone de destilería propia, elaborando de ese modo orujo, crema de  orujo y otros licores.

Requena, bodega Pago de Tharsys.
Bodega Pago de Tharsys, cata de sus productos.
La mejor parte de la visita es la cata de los productos, así después de probar un vino, varios cavas y licores decidimos comprar un par de cavas y varias botellas de crema de orujo que estaban de muerte.

Si sois amantes del vino tenéis que saber que en la bodega, además de la visita guiada podéis optar por un curso de iniciación a la cata, y otras opciones relacionadas con el mundo del vino.

Menos mal que Casa Lucía estaba a menos de cinco minutos en coche, porque entre la cata, el cansancio y la hora que era ya, me hubiera dado pereza conducir mucho rato.

Una vez en nuestro alojamiento, mientras los adultos hacíamos la cena, Izan y Joel exploraban la casa en busca de juguetes, y cuando los encontraron fue difícil hacer que los dejaran a la hora de cenar, no querían dejar de jugar con el castillo medieval.

Requena. Casa lucía, salón.
Requena. Casa lucía, salón.
Después de cenar, vimos un rato la televisión en familia en el salón. La calefacción por suelo radiante funcionaba a la perfección y nos estábamos quedando dormidos.

Requena. Casa lucía.
Requena. Casa lucía.
Más tarde nos fuimos a dormir, el Sábado iba a ser un día cargado de actividades también y teníamos que cargar las pilas.

Requena. Casa lucía.
Requena. boardilla de Casa lucía.
Después del primer día en Requena ya teníamos claro que elegir Casa lucía como alojamiento había sido todo un acierto. Los dueños de la casa ya nos habían aconsejado por donde ir a la actividad que teníamos programada para el Sábado por la mañana, y nos habían proporcionado mapas de la región y de la ciudad para que no nos perdiéramos.

4 Comments:

Héctor Navarro said...

Pues en mayo voy yo para Requena. Es que mi padre es de ahí y vamos a ir toda la familia, bueno, los nietos, porque tiene ilusión de enseñarles el pueblo donde nació y lloraremos un poco todos. También iremos a una casa de estas. A ver que no sea la misma jajajjj

Hector Arenós Marco said...

Pues espero que sea la misma porque la casa está genial...estate atento a los artículos que vendrán sobre Requena, te puede servir alguno.

Casa Lucía said...

Muchas gracias Héctor por la detallada descripción que haces de nuestra casa, las apreciaciones en cuanto a su calidad y tus agradables palabras hacia nosotros.

Alicia y yo hemos invertido mucho tiempo, esfuerzo y también dinero, para conseguir el resultado que visteis. Por todo ello nos halaga personalmente que nuestros huéspedes se sientan bien en nuestra (su) casa y si además nos los dicen como vosotros, mejor que mejor.

Esperamos veros de nuevo por aquí con algo más de tiempo y hablar de viajes, una de nuestras grandes aficiones.

Un saludo


Alicia y Gabriel

PD: Ya hemos instalado la Wifi y las perchas ;-)

Hector Arenós Marco said...

De nada, la verdad es que he sido muy sincero.
De hecho no hay más que ver lo rápidos que habéis sido en instalar el Wifi y las perchas que os dijimos que echamos de menos. otros no hubieran hecho caso.

Eso dice mucho a vuestro favor.

Espero poder volver algún día.