. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Domingo 20 de Abril 2014 (parte 2)-Qué ver en Nantes en un día-Centro histórico.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Domingo 20 de Abril 2014 (parte 2)-Qué ver en Nantes en un día-Centro histórico.

Tras la matutina visita a Les Machines de l'Île y comer muy cerca del Castillo de los Duques de Bretaña, comenzaremos la visita de Nantes viendo el edificio LU, El Lugar Único.

Nantes, LU, El Lugar Único.
Nantes, LU, El Lugar Único.
Se trata de una torre que es el emblema de las famosas galletas, la antigua fábrica de galletas LU, fundada por Romain Lefèvre y su esposa Isabelle Utile, se convirtieron el 31 de diciembre de 1999 en un Lugar Único por obra y gracia del arquitecto Patrick Bouchain. Un símbolo de la ciudad.


Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Plano del Castillo de los Duques de Bretaña.
Cruzando el río encontramos el Castillo de los Duques de Bretaña, una gran fortaleza construida del s. XIII al XV, rodeada de fosos inundables profundos y anchos, y defendida por seis torres con matacanes bretones, piramidales. Se trata del último de los Castillos del Loira, que visitaremos días después.

Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
En el interior hay un palacio gubernamental que acogió numerosos torneos. Son de gran interés tanto la graciosa Torre de la Corona de Oro como el pozo, cuya armadura de hierro forjado reproduce la corona ducal. El Grand Logis, adornado con tragaluces góticos y construido por Francisco II, era la residencia de los duques. Otras torres cilíndricas de la muralla son la Tour du Fre-à-Cheval, del s. XVI, la más oriental, las dos torres junto al puente levadizo de la entrada del s. XV, la Tour de la Boulangerie, a la derecha, que era una prisión, y la mencionada Tour de la Couronne d’Or, decorada con una elegante arcada de estilo italiano.

Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Entrada al Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Clasificado Monumento Histórico, el Castillo de los duques de Bretaña es testigo de la historia de Nantes y de Bretaña. Por el lado de la ciudad, es una fortaleza cuyos 500 metros de camino de ronda están adornados con siete torres unidas mediante cortinas.

Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Patio interior del Castillo de los Duques de Bretaña.
Por el lado del patio, alberga una elegante residencia ducal del siglo XV de piedra tuffeau, en la transición del gótico flamígero y de las primeras influencias del Renacimiento, y otros edificios que datan de los siglos XVI y XVIII. Estos contrastan por su blancura, elegancia y refinamiento con la rudeza de las murallas exteriores en bloques de granito separados por cimientos de esquisto.

Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Detalle del Castillo de los Duques de Bretaña en Nantes.
Pasear por su patio interior y por el camino de ronda es gratis, pero ver el interior de la fortaleza, que alberga el museo de Historia Urbana, es pagando, y nosotros decidimos no entrar, ya que nos quedaban varios castillos por ver en este viaje y veríamos varios de ellos por su interior.

Cathédrale de St-Pierre-et-St-Paul de Nantes.
Cathédrale de St-Pierre-et-St-Paul de Nantes.
Nantes, Plateu Ste-Croix.
Plateu Ste-Croix.
Muy cerca de allí, a escasos metros, se encuentra la Cathédrale de St-Pierre-et-St-Paul, que comenzó su construcción en el año 1434 y durante varios siglos ha ido construyéndose hasta que en el año 1891 se dio por finalizada; motivo por el que es muy difícil especificar el estilo que tiene. En el año 1862 fue declarada Monumento Nacional por el gobierno francés de la época.

Una austera fachada precede el interior de toba, de gran audacia y pureza de líneas. En el brazo derecho del crucero, la tumba de Francisco II, obra maestra de la catedral, fue esculpida en 1507 por Michel Colombe por encargo de la hija del difunto, Ana de Bretaña. Este conjunto, una de las grandes producciones renacentistas, se ilumina a través de una vidriera, realizada por Chapuis, de 25 m de altura y dedicada a los santos bretones.

Ayuntamiento de Nantes.
Ayuntamiento de Nantes.
Seguimos en el pintoresco Barrio de Plateu Ste-Croix donde está el Ayuntamiento de Nantes, que sólo vimos por fuera. La casa consistorial es una edificación que data del siglo XVIII.

Iglesia de la Santa Cruz de Nantes.
Iglesia de la Santa Cruz de Nantes.
El próximo lugar en visitar es la Iglesia de Ste-Croix o Iglesia de la Santa Cruz, al sur, que se edificó en el siglo XVII y lo más destacado es la torre poligonal y su impresionante reloj, el campanario más hermoso de la ciudad; arriba, unos ángeles tocan la trompeta. En el interior, la bóveda nervada del presbiterio contrasta con la bóveda semicircular de la nave de esta iglesia del s. XVII.

Barrio de Plateu Ste-Croix de Nantes.
Barrio de Plateu Ste-Croix de Nantes.
El laberinto de calles apretadas alrededor de la iglesia de Sainte-Croix, barrio llamado Plateau Ste-Croix, se anima por la noche cuando abren sus puertas los numerosos bares y restaurantes de la zona. Paseando por las calles de este barrio descubrirá un conjunto de casas con entramado de madera de los ss. XV y XVI en las calles de la Juiverie (donde se agrupaba la comunidad judía, destaca la casa nº 9 del s XV y la 11 con bajorrelieves), Sainte-Croix (destaca la casa nº 7), la Boucherie (destacan las casas nº 8 y 10) y Bossuet (destaca la casa nº 5)...

Nantes, Iglesia de San Nicolás.
Nantes, Iglesia de San Nicolás.
Muy cerca de aquí esta Iglesia de San Nicolás o Basilique de Saint Nicolas , construida en 1854 en estilo neogótico para sustituir otra antigua basílica que databa del siglo XI de estilo románico, en la actualidad está catalogada monumento Histórico.

Place Royale de Nantes.
Place Royale de Nantes.
Justo al lado de la basílica se encuentra la Place Royale, una de las que más nos gustó, trazada por el arquitecto Crucy entre los años 1790 y 1794. Esta plaza real es el corazón de Nantes, y está presidida por la Fuente del Loira de granito azul que, desde 1865, representa a la ciudad de Nantes. Aquí encontraremos muchos establecimientos gastronómicos donde podremos disfrutar de las delicias de la zona.
Nantes, Passage Pommeraye.
Nantes, Passage Pommeraye.
Prácticamente al lado de la Plaza, en  el Barrio Graslin, se encuentra el Passage Pommeraye, posiblemente sea una de las galerías para poder comprar más bonitas del mundo.

Nantes, Passage Pommeraye.
Nantes, Passage Pommeraye.
Hay que rendir homenaje a este gran loco que empeñó su vida y su fortuna para hacer realidad esta galería de tres pisos en 1843 que comunica las calles Crébillon y de la Fosse. Tiene un total de 134 metros de largo y 9 metros de altura, su interior es de estilo barroco y en 1976 se le domino monumento histórico.

Nantes, Passage Pommeraye.
Nantes, Passage Pommeraye.
Cabe destacar su impresionante escalera y estatuas que representan los sectores del comercio. Columnas acanaladas, balaustradas caladas y querubines con antorchas crean un ambiente onírico, un tanto kitsch, que fascinó a los surrealistas y fue elegida por Jacques Demy en 1961 para rodar su película Lola, aunque ha sido escenario de muchas películas más.

Aunque todavía nos quedaba alguna que otra plaza, calle y museos que descubrir en Nantes, decidimos poner fin a nuestra visita por varios motivos, el principal es que los niños estaban agotados y querían volver al camping a jugar, así que eso es lo que hicimos.

Camping de Nantes.
Camping de Nantes.
Allí, volvimos a la piscina climatizada a bañarnos, jugamos a pin pon, etc y nos preparamos para abandonar el camping a la mañana siguiente para entrar en Bretaña.

0 Comments: