. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Sudeste asiático en familia. Vietnam. Cat Ba, Bahía de Lan Ha. Parte 14.

sábado, 6 de enero de 2018

Sudeste asiático en familia. Vietnam. Cat Ba, Bahía de Lan Ha. Parte 14.

En el artículo anterior os contaba nuestra llegada a la Isla de Cat Ba, cómo era nuestro hotel, la visita al Parque Natural de Cat Ba y nuestro primer baño del viaje en el mar.

Mapa de la Isla de Cat Ba.
Mapa de la Isla de Cat Ba.
También os conté que contratamos un par de excursiones, la del Parque Natural y la que haríamos hoy después de desayunar, un crucero por la Bahía de Lan Ha, pero antes os explicaré por qué elegimos este crucero y no el de la Bahía de Ha Long, mucho más famoso.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Embarcadero de Ben Beo.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Primeros paisajes del crucero.
La Bahía de Halong o  Halong Bay, al norte del país, a unos 300 kilómetros de Hanoi, es el lugar más magia bello de todo Vietnam y según los vietnamitas es la Bahía de los descendientes del Dragón (Vịnh Hạ Long) debido a su leyenda.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Los españoles del tour.
La leyenda de la bahía de Halong cuenta que durante los tiempos del Emperador de Vietnam, el invasor chino quería apropiarse del país. El Emperador pidió ayuda a una familia de dragones, que se encargaron de hundir los barcos enemigos. Al finalizar la batalla, y contemplando la belleza del lugar, los dragones y sus descendientes decidieron quedarse allí.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Bahía de Lan Ha.
La bahía de Halong son más de 2.000 islotes de roca kárstica repletos de un gran manto verde, esparcidos a lo largo de 120 kilómetros de costa, que suponen más de 15.000m² de extensión, creando una atmósfera y un paraje de belleza inigualable.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Lan Ha no está tan explotada turísticamente.

La Bahía Lan Ha es muy similar pero no tan explotada turísticamente, aunque los islotes y formaciones rocosas son sensiblemente más pequeños. Al igual que en Halong, en la bahía Lan Ha existen varios pueblos flotantes que se dedican principalmente a la pesca y al cultivo de perlas.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Menos barcos supone menos contaminación.
Nosotros nos decidimos por esta última por varias razones, la primera, por precio..cinco personas en un crucero de dos noches por Ha Long suponía más de 1.000€, dos noches en nuestro hotel fueron 76€ en total, más 50€ del crucero de Lan Ha ya que Joel no pagaba...la diferencia es abismal...

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Y precios muco más económicos.
Otra de las principales razones fue la gran cantidad de timos que se realizan en la Bahía de Ha Long, ya que había leído a varios bloggers de viaje, incluso a los más experimentados, que les habían cobrado un pastón por una mierda de servicios, barco, etc, o que la excursión no era lo que habían contratado a priori, incluso leí una blogger de viaje a la que la habían timado dos veces, una contratando por internet y otra en el puerto de Ha Long...no quería que me timaran y estar el resto del viaje mosqueado y de mal rollo por eso (una cosa es que te timen 20 ó 100 euros y otra muy distinta esas cantidades...).

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Cuevas, islas, mar...
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Mar de China.
La tercera razón es por la masificación de barcos que tiene Ha Long, con la consecuente suciedad de las aguas por el tema de carburantes y todas esos inconvenientes.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Bahía de Lan Ha.
Así que podemos afirmar que la Bahía de Ha Long tiene una hermana pequeña, una alternativa, la Bahía de Lan Ha Bay, un sitio espectacular con el que comparte aguas de color esmeralda (aunque mucho más limpias), menos masificado, donde el turismo es menor y con un ambiente mucho más mochilero.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Parece que flote...
¿Acertamos con la elección?...pues no lo se...una parte de mí se arrepiente de haber estado allí y no haber visto Ha Long, mientras que la otra parte piensa que hicimos lo correcto...

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Una de las islas más bonitas y pequeñas.
Nos vinieron a recoger junto a otros clientes del hotel que habían reservado la misma excursión a eso de las 09:00 y nos trasladaron al cercano embarcadero Ben Beo, de donde partían varios cruceros de un día como el nuestro.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Nos hizo un día espléndido.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
El crucero lo podéis contratar en la Isla de Cat Ba.
Muy cerca de este embarcadero hay una aldea o pueblo flotante y también está Monkey Island, pero como visitamos ambos en la parte final de tour, os hablaré de ambos sitios más tarde.

Bahía de Lan Ha.
La Bahía de Lan Ha es, sin duda, uno de los espectáculos naturales más increíbles e indescriptibles que hemos tenido el placer de conocer "en persona", aunque he de reconocer que Ninh Binh nos sorprendió mucho más y Sapa es realmente espectacular.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Navegando entre islas/montaña.
Navegando por sus tranquilas aguas salpicadas de amenazantes montañas flotantes a modo de islotes, que parecían querer alcanzar el cielo, sentí como si la inmensidad del mundo nos perteneciera.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Qué pasada!!!!!!!
Aunque los niños trataban de llevar la cuenta de los bellos islotes repletos de un verde exuberante, pronto se dieron cuenta que era una misión imposible, por lo que empezaron a contar las grandes medusas que iban apareciendo por este exquisito rincón del Mar de la China.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
¿Veis algún barco?
El crucero estaba siendo tranquilo y relajado, de modo que aparte de charlar con otros viajeros, tomar un poco el sol o perdernos en el horizonte tratando de averiguar dónde acababa el océano y dónde empezaba el cielo, eran las únicas opciones que teníamos durante las primeras horas que de la travesía.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
Hora de remar.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
El kayak y la comida está incluida en el precio.
Seguimos navegando y haciendo cientos de fotos con el objetivo de hacer infinito el frenético ejercicio que nuestras retinas estaban haciendo para retener todas esas postales...Demasiada belleza... Pese a que lo intento de forma incesante, navegar por la Bahía de Lan Ha es algo indescriptible, algo con lo que llevábamos años soñando...

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
Yolanda y Joel.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
La meteorología nos acompañó.
Finalmente llegamos a un pequeño puerto flotante en medio de la bahía de Lan Ha, donde hay además de los kayaks, una piscifactoría con peces y mariscos y donde, mientras esperábamos a que otro grupo dejara kayaks libres, pudimos ver los peces...había incluso un pez de unas dimensiones tremendas, más grande que yo mismo.

En kayak por Lan Ha.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
Parece que no pero cansa.
Durante una hora estuvimos remando con el kayak maravillados por la belleza de estas montañas flotantes, pasando entre ellas y cruzando una cueva...eso sí, acabamos cansados, ideal para lo que venía ahora...hora de comer...

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
Izan ayudó mucho remando...
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, Kayak.
...Joel no cogió ni el remo...ja, ja, ja...
Nos sirvieron la comida en el mismo barco, y la verdad es que nos sorprendió tanto la cantidad como la calidad de la misma, pues para ser un tour estaba todo excelente: gambas, arroz, ensalada de patata, springrolls…

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Bahía de Lan Ha.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Qué bien se lo pasaron los niños.
Tras la comida nos dimos un baño allí mismo, y, aunque los niños tenían miedo de que apareciera alguna de las muchas medusas que habían visto, finalmente se decidieron y se lo pasaron de miedo lanzándose al Mar de China desde lo alto de la embarcación una y otra vez.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Segunda parada para bañarnos.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Hora de refrescarse.
Tocaba rehacer el camino navegado hasta el momento, pero añadiendo otra parada más para refrescarnos en el mar, de nuevo saltos desde el barco al mar...qué bien se lo estaban pasando los niños, disfrutaron mucho de esta excursión y estaban muy satisfechos de lo que llevábamos de viaje.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Monkey Island.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Isla de los Monos.
La siguiente parada fue en la Isla de los Monos o Monkey Island, a unos escasos 10 minutos desde el embarcadero Ben Beo, un santuario animal que recibe este nombre precisamente por la numerosa presencia de estos simios.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
A los niños les encantó poder ver monos en libertad.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Qué monos....
No tiene ningún atractivo turístico a parte de una pequeña playa de arena, los monos o el hecho de ascender a la parte más alta de la isla, opción que desechamos después de la ascensión del día anterior en el parque Natural de Cat Ba.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha.
Una madre con su bebé.
Hay que tener precaución con los monos, ya que normalmente tienen tendencia a llevarse cualquier cosa a su alcance y pueden responder de forma agresiva si se sienten amenazados...no os fiéis.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Aldea flotante de Cai Beo.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Con estas barcas se desplazan los aldeanos.
Antes de volver a la Isla de Cat Ba pasamos por una aldea flotante o pueblo pesquero de Cai Beo, uno de los pueblos antiguos de este estilo más grande del país, con 18.000 m².

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Casas con vistas al mar...
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
...y a la montaña...
Se trata de un pueblo de pescadores con unas 300 casas en el que sus habitantes viven principalmente de la pesca y la marisquería.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Colegios, tiendas, gasolineras...tienen de todo.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Rodeados de islas apenas tienen olas.
Navegamos por el pueblo entre cientos de casas flotantes alojadas bajo los islotes como un jardín de piedra.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Pueblo pesquero de Cai Beo.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Vietnam nos había enamorado ya antes de llegar aquí.
Finalmente, a eso de las 18:00, llegamos de nuevo al embarcadero, donde nos esperaba la furgoneta que nos llevó de nuevo hasta el hotel.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Los paisajes aquí también son preciosos.
Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Su principal actividad es la pesca.
Tuvimos tiempo para hacer las maletas, ya que al día siguiente partíamos hacia Hanoi de nuevo, descansar un poco, darnos una ducha, cenar y poco después a dormir.

Isla de Cat Ba. Bahía de Lan Ha, pueblo pesquero de Cai Beo.
Alrededor de 300 casas forman el pueblo.

0 Comments: