. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Viernes 17 de Mayo de 2013-Port Aventura-TBMCatSur día 1-Parte 1

martes, 28 de mayo de 2013

Viernes 17 de Mayo de 2013-Port Aventura-TBMCatSur día 1-Parte 1

Port Aventura.
Hace unos 3 años.
Después del TBM de Málaga o TBMAGP'11 al que tuve la suerte de asistir, he acudido a dos eventos viajeros más, ambos este año y ambos de la mano de Travel Bloggers Meeting, Fitur 2013 y SITC 2013, es decir, la feria de turismo de Madrid y Barcelona respectivamente, así que el #TBMCatSur sería el cuarto evento de este estilo al que asistía, pero esta vez con una novedad, lo hacía en familia, acompañado de Yolanda, Izan y Joel, lógico pues si normalmente viajamos en familia los cuatro juntos, ¿por qué no asistir al evento también en familia?

Port Aventura.
Mayo de 2013.
El TBM es un encuentro entre viajeros que se celebra una vez al año donde los asistentes, además de reencontrarse con amigos viajeros o conocer en persona a amigos virtuales, se hacen nuevas amistades, se intercambian experiencias viajeras, se habla sobre destinos y tendencias, se comparten conocimientos, etc.


El día empezaría pronto, pues eso de las 8:15, después de asegurarnos de que los niños estaban sentados y asegurados en las sillas infantiles de nuestro coche (algo imprescindible siempre que usamos este medio de transporte), partíamos en coche desde Castellón de la Plana hacia Port Aventura, en Salou, donde pasaríamos unas horas gracias al TBM y al esfuerzo de sus "organizadores" Eddy y Victoria entre otros.

Entrada a Port Aventura.
Entrada a Port Aventura.
El viernes los asistentes podían elegir entre un abanico de actividades para realizar, pero nosotros, como viajamos con niños, elegimos Port Aventura, donde entramos tras reencontrarnos con Edu y Eri de Eduyeriviajes.

La familia con dos personajes de Port Aventura.
La familia con dos personajes de Port Aventura.
Port Aventura está dividida en 6 mundos, Mediterráneo, Far West, México, China, SésamoAventura y Polinesia, aunque antes de acceder al primero de ellos, Mediterráneo, hay una gran figura del Pájaro Loco donde muchos visitantes se hacen las primeras fotos...nosotros no íbamos a ser menos...

Furius Baco, Port Aventura.
Furius Baco, Port Aventura.
La primera montaña rusa con la que nos "tropezamos" en Mediterráneo es Furius Baco, la montaña rusa más rápida de Europa (hasta la construcción del Shambhala), no en vano pasa de 0 a 135 km/h en sólo 3 segundos...corta pero muy intensa, imprescindible si eres de los que le gustan las emociones fuertes.

Camino al Far West, con el Dragon Khan y Shambhala al fondo.
Camino al Far West, con el Dragon Khan y Shambhala al fondo.
Mientras Edu, Eri y Yolanda disfrutaban de ella, yo me quedé cuidando a Izan y Joel, pero no os penséis que me la perdí...yo subí a Furius Baco justo al final de nuestra jornada en el parque de atracciones, antes de salir al coche.

Joel en el Far West de Port Aventura.
Joel en el Far West de Port Aventura.
Abandonamos Mediterráneo para entrar en el Far West donde mientras Yolanda se quedaba con Joel en los coches de choque infantiles, los demás nos adentramos en una de las atracciones más famosas y divertidas de todas, el Silver River Flume, más conocida vulgarmente como "los troncos o tronquitos", donde vas dentro de un tronco a modo de barquito (4 personas) arrastrado por la corriente por un emocionante itinerario donde hay tres bajadas vertiginosas (siendo la más grande la última y la más pequeña la primera de ellas) que acaban en un chapuzón , pues aunque no entras en el agua te mojas, de ahí que esté catalogada como una atracción de agua.

Joel en el Far West de Port Aventura.
Joel en el Carousel del Far West , Port Aventura.
Tras el Silver River Flume, y mientras Yolanda y Joel disfrutaban del Carousel o Tío-vivo del Far West y del Laberinto BlackSmith (una casa-laberinto donde los más pequeños tendrán que encontrar la salida y encontrar los escondites), Edu, Eri, Izan y yo nos dirigimos a "otro de los grandes" de Port Aventura, una montaña rusa de madera llamada La Stampida.



En La Stampida debes elegir entre los vagones rojos o azules, pues se trata de dos recorridos donde sólo un color gana la carrera alcanzando velocidades de hasta 70km/h. Vas en paralelo la mayor parte del recorrido, pero hay un momento en el que te separas del otro color y te cruzas con él, de ese modo, sólo hasta el final del recorrido sabes quién ha resultado vencedor...a Izan le encantó, de modo que repetimos con el otro color al bajar y también subimos poco antes de marcharnos a casa.





En este punto nos separamos de Edu y Eri y la familia nos dirigimos al espectáculo Bang Bang West, un inmenso escenario al aire libre con diferentes construcciones que representan un típico fuerte del lejano oeste.

Aquí varios especialistas "nos cuentan" como unos bandidos atacan una diligencia....hombres a caballo, humor, disparos, explosiones, efectos especiales y salpicaduras de agua que mojarán al público, ideal para toda la familia...los niños se lo pasaron en grande, y en este espectáculo, sentados a la sombra, aprovechamos para comer los bocadillos que nos compramos, íbamos a estar poco tiempo y había que aprovechar al máximo.

La familia en el interior del secreto de los Mayas.
La familia en el interior del secreto de los Mayas.
Dejamos el Far West atrás para adentrarnos en México para probar una de las novedades de este 2013, el Secreto de los Mayas, un laberinto de espejos de donde es realmente difícil salir, tanto que al pequeño Joel empezó a darle miedo al oír nuestros comentarios de incredulidad: "no puede ser, estamos perdidos" o  "¿Por donde se sale?"...así que no tuvimos más remedio que ir por la salida de emergencia.

El Diablo-Tren de la mina.
Izan y yo en El Diablo-Tren de la mina.
También en México está El Diablo-El tren de la mina. Mientras Joel se dormía al cuidado de Yolanda, Izan y yo subimos a esta montaña rusa de madera, más lenta y con descensos más suaves que la Stampida.

China, Dragon Khan y Shambhala.
China, Dragon Khan y Shambhala.
Justo al lado de esta atracción se encuentra China, donde nos separamos la familia...yo me quedé sólo para subir a las dos montañas rusas de China mientras Yolanda iba a Polinesia a Sésamo Aventura, de la que hablaré más tarde, donde despertó a Joel para que disfrutara.

Al primer sitio donde fui es a la espectacular montaña rusa Shambhala, del grupo de los “hypercoaster”, es decir, gran tamaño y altura, largo recorrido, y velocidad impresionante.



Durante más de 1.650 metros y 5 camelbacks  o elevaciones durante el recorrido (el más alto de los cuales tiene una altura equivalente a un edificio de 7 pisos) experimentaremos una sensación de velocidad realmente brutal en esta montaña rusa de récord:

-Montaña rusa más alta de Europa (76 metros)
-Montaña rusa con la caída más larga de Europa (78 metros)
-Hypercoaster europeo más rápido, pues alcanzará 134 km/h en la primera bajada.



Suele tener las colas más largas, pero hay una opción single para los que vamos solos, como era mi caso, y se adelanta bastante.

Izan frente al Dragon Khan.
Izan frente al Dragon Khan.
Al lado del Shambhala está el famoso Dragon Khan, y digo famoso porque fue el buque insignia del parque durante años, con una impresionante bajada y 8 loopings que te harán alcanzar los 110 km/h todo ello en poco más de un minuto, concretamente 69 segundos.

Doy por finalizado el post, pero no lo he contado todo, esta semana seguiré con la segunda parte...

2 Comments:

Viajar Code: Verónica said...

Family!!! a ver si puedo para la próxima y nos vemos ^_^

Hector Arenós Marco said...

Si podemos iremos...a ver si nos vemos