. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Bulgaria y Macedonia. Qué ver en Melnik y alrededores. Parte 7

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Bulgaria y Macedonia. Qué ver en Melnik y alrededores. Parte 7

Como ya había explicado, Melnik está situado al pie de hermosas pirámides de arena con unos 100 metros de altura, de formas extrañas, que ocupan 50 km² alrededor de la ciudad por lo que se pueden ver desde casi cualquier parte.


Las montañas que rodean Melnik.
Las montañas que rodean Melnik.
Las montañas que rodean Melnik.
Melnik, Bulgaria.
Se han formado a lo largo de los siglos como resultado del viento, la lluvia y la constante erosión de los acantilados de piedra caliza que han sido moldeados lentamente con el tiempo, llegando a tener esa forma tan peculiar. Estos milagros de la naturaleza fueron declaradas Monumento Natural en 1960.


Pequeña población de Rozhen.
Pequeña población de Rozhen.
Pero dejemos Melnik de lado un momento, ya que tras la visita a la población cogimos de nuevo el coche para llegar hasta el monasterio medieval de Rozhen, en búlgaro Rozhensky Manastir, el claustro ortodoxo más grande de la región de Pirinsky. El monasterio se ha mantenido a salvo hasta nuestros días y es visitado por numerosos turistas de diferentes países.

Pequeña población de Rozhen.
poco más de 10 habitantes viven en Rozhen.
Rozhen, un pueblo realmente diminuto con apenas 12 habitantes posee un puñado de bonitas casas que no tardamos demasiado tiempo en ver, algunas de ellas tienen pequeños stands de souvenirs, y si pretendéis comprar algo tened en cuenta que en el monasterio no se vende nada.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
El nombre de Rozhen viene de "nacimiento", y viene del nombre del monasterio Rozhedstvo Bogorodichno, que significa Natividad de la Virgen María.

Rozhen está rodeado de las mismas montañas que Melnik.
Rozhen está rodeado de las mismas montañas que Melnik.
De la pequeña Rozhen nace un pequeño camino asfaltado que sube hasta el monasterio, situado en plena montaña rodeado de las mismas pirámides de Melnik.

Iglesia de San Cirilo y Metodio.
Iglesia de San Cirilo y Metodio.
A media subida está la pequeña iglesia Santos Cirilo y Metodio, que data de 1914, y detrás, la tumba del revolucionario Yane Sandanski, que jugó un papel importante en la liberación de Melnik y cuyo destacamento luchaba contra los invasores turcos durante la Guerra de los Balcanes. En su lápida se pueden leer sus palabras: "Vivir significa luchar. Un esclavo lucha por la libertad, una persona libre, por la perfección".

Finalmente llegamos a la explanada que hay frente al monasterio, donde se aparca de forma gratuita.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Entrada al Monasterio de Rozhen.
Se cree que el monasterio de Rozhen data del siglo XIII, ya que se menciona en el manuscrito griego, pero no se puede saber con seguridad ya que a finales del s. XVII estalló un gran incendio que quemó el archivo del Monasterio.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Interior del Monasterio.
Después del incendio, muy dañado, el monasterio fue reconstruido en el s.XVIII gracias a la ayuda financiera de los bulgaros que llegó de todo el país,por lo que hoy es uno de los monasterios medievales mejor conservados de Bulgaria, y también el mayor de la región de Pirin.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Pese a no ser tan espectacular como el de Rila...
La construcción de este sencillo y humilde monasterio, alejado de la majestuosidad del monasterio de Rila (no hay que compararlo para no decepcionarse), recuerda a una fortaleza medieval.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
...el Monasterio de Rozhen es muy aconsejable.
El monasterio de Rozhen es mucho más pequeño y austero, sin apenas turistas y eso le da un toque mágico. Es un monasterio funcional en el que viven y trabajan monjes, de modo que es recomendable hablar bajo por respeto.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Celdas para monjes y peregrinos.
Como es habitual en los monasterios ortodoxos, consta de un claustro, en este caso, un hexágono irregular. En su perímetro, es decir, sus paredes, hay 3 pisos de celdas monásticas con largas galerías y refectorio monástico. Los pisos son de madera, muy viejos pero se mantienen a salvo.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
A la izquierda la iglesia y a la derecha y al fondo las celdas.
La iglesia de Santa Natividad de la Virgen María (Rozhedstvo Bogorodichno), del s. XVI, que queda en el centro del patio y es la que da nombre al monasterio.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Las pinturas de la iglesia no han sido todas restauradas.
En 1727 dos artistas griegos pintaron la escena de la Dormición de la Virgen del exterior, y otros pintaron los frescos y los iconos del interior.

En la segunda planta del claustro, enfrente de la puerta de entrada (según la disposición tradicional de los monasterios ortodoxos) está el antiguo refectorio donde antaño comían los monjes, en el que aún quedan algunos frescos del siglo XVI.

Monasterio de Rozhen o Rozhedstvo Bogorodichno.
Monasterio de Rozhen.
En la capilla se conserva un icono milagroso de la Virgen María, llamado "Portaitissa", es decir, la que guarda la puerta, que tiene una curiosa leyenda en la que resumiendo, el icono cambiaba de lugar sin ayuda de nadie hasta que llegó aquí y ya no se movió.

En la década de los 80 se llevaron a cabo algunas obras de restauración y conservación del monasterio (edificios,frescos, iconos y tallas).


Carretera de Rozhen a Lubovishte.
Carretera de Rozhen a Lubovishte.
De vuelta a Rozhen, vimos el camino que parte desde el centro de la localidad y que lleva a Lubovishte, el siguiente pueblo, y unos 10 km después, avanzando por un sendero muy agreste entre montañas, llegamos a Kashina. Cerca de la aldea de Kashina se encuentra una atracciones naturales más grandes y bellas de las montañas Pirin, una de las cascadas más grandes y bonitas de Bulgaria Kashina Falls o Shokoko Falls, aunque no tuvimos tiempo de visitarlas.

Melnik, Bulgaria.
Saliendo de la calle principal de Melnik.
Melnik, Bulgaria.
Melnik, Bulgaria.
Tras la visita, volvimos a Melnik, y aprovechamos el poco tiempo libre antes de cenar para dar un último paseo por la preciosa ciudad.


Melnik, Bulgaria.
Cervezas búlgaras.
En Melnik muchas casas tienen pequeños stands de souvenirs en la puerta, o botellas de vino, o conservas, una buena forma de apoyar al comercio local es hacer alguna compra allí, de modo que además de una cervecita en una terraza, hicimos alguna compra.

Una de las Mehanas de Melnik.
Una de las Mehanas de Melnik.
Luego elegimos una bonita mehana búlgara de las muchas que hay en Melnik. Las mehanas son una especie de tabernas decoradas de forma tradicional donde se sirven platos típicos búlgaros.


Una de las Mehanas de Melnik.
Parecíamos inmersos en la serie "Cuéntame".
¿Qué pedir en una mehana? Cualquier plato búlgaro. Un buen vino local (si no hay que conducir), una sabrosa ensalada tradicional con queso feta o una musaka que en Bulgaria se hace con una base de patatas, carne y se cubre con una capa gratinada, de modo que es diferente a la de Grecia.


Una de las Mehanas de Melnik.
Carne con verduras y especias.
La comida búlgara es muy variada y está influenciada por muchas culturas, se suele cocinar con muchas especias por lo que suele ser de sabores intensos. Predominan los platos con queso feta, llamado sirene en búlgaro. podría decir que es imposible que no probéis el Kebaptche y el kiufte, ambos a base de carne a la parrilla. Los kiuftes son hamburguesas búlgaras, parecidas a los kebabche (tipo longanizas) pero diferentes, ya que llevan diferentes especias y un par de ingredientes distintos que le cambian el sabor.


Una de las Mehanas de Melnik.
Kebaptche, típico búlgaro.
Curiosidad: a pocos kilómetros de Melnik nació el esclavo más famoso y legendario de la historia, Espartaco, el tracio (con mayor exactitud, la tribu tracia Medi) que lideró una rebelión de esclavos y gladiadores contra el Imperio Romano.


Una de las Mehanas de Melnik.
Cada vez que se pagaba una cuenta hacían sonar las campanas.
Después de cenar nos acostamos, debíamos descansar tras un largo día, ya que volveríamos a la carretera al despertar.

5 Comments:

Unknown said...

Justo hoy debíamos coger un avión hacia Sofía pero por cambio de agenda lo tuvimos que cancelar. Bulgaria en general es bastante desconocida para el turismo pero creo que tiene bastantes cosas que ofrecer. Un saludo!

Hector Arenós Marco said...

Qué mala suerte, espero que en el futuro puedas disfrutar del país tanto como lo hicimos nosotros.

Carmen Viajes y Rutas said...

Tenemos muchas ganas de viajar a Bulgaria, un país de momento no demasiado castigado por el turismo masivo (o eso creo). Me ha encantado vuestro recorrido y lo que habeis visto, sobre todo las pinturas de la Iglesia de la Natividad y las comidas me han dado hambre ;) Curioso el dato del lugar d enacimiento de Espartaco. Me guardo este post!
Un saludo

JOSÉ PABLO GARCÍA said...

Qué envidia más grande!!! No sabes las ganas que tenemos de conocer aquella zona, tal y como te comentamos en Melnik. Esa Europa "no tan turística" nos atrae muchísimo, sobre todo Bulgaria. Sobre Macedonia, tuvimos a una amiga viviendo por allí durante unos meses y que no paraba de invitarnos. No pudo ser... pero bueno, seguro que algún día será. Gracias por compartir!

María José Morón

Hector Arenós Marco said...

Carmen, como bien dices, no está para nada masificado, merece mucho la pena y se come muy bien y barato

José, el día que os decidáis no os arrepentiréis.