. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Norte de España en Caravana-Hondarribia-Parte 1

viernes, 5 de octubre de 2018

Norte de España en Caravana-Hondarribia-Parte 1

Como en fin de año estuvimos en Escocia, en la Semana Santa de este año en Bulgaria y Macedonia, y en Mayo habíamos hecho una escapada por París, decidimos que el viaje del verano de este año sería por España, y aprovechando que Izan jugaba el torneo de la Donosti Cup en San Sebastián durante la primera semana de Julio, empezamos nuestro viaje por el Norte de España allí.

Viajando en caravana
Con nuestra casa a cuestas.
De modo que teníamos que elegir un camping para pasar poco más de media semana en San Sebastián o alrededores para Joel, Yolanda y para mí, ya que Izan pasaba esa semana con sus compañeros de equipo.

Camping de Igara, San sebastián.
Nuestra casa en San Sebastián.
Camping de Igara, San Sebastián.
Camping de Igara, San Sebastián.
Después de comparar varios campings y leer diversas opiniones de usuarios nos decidimos por el Camping de Igara, a escasos 10 minutos en coche del centro de San Sebastián y a un tiro de piedra de nuestras otras visitas por el País Vasco, tal y como comprobaréis si seguís leyendo nuestros artículos.

Camping de Igara, San Sebastián.
¿Hace una barbacoa? pues perfecto.
Camping de Igara, San Sebastián.
La piscina para los más pequeños.
La decisión no pudo ser más acertada, pues estuvimos muy bien en medio de la naturaleza, a un paso de la ciudad, con unas instalaciones muy nuevas, parcelas bastante grandes, un delicioso restaurante que estaba casi siempre lleno y una gran piscina que hizo las delicias de Joel y de Izan (aunque sólo el último día, ya que no estuvo con nosotros hasta entonces).

Camping de Igara, San Sebastián.
El supermercado siempre te salva de algún apuro.
Camping de Igara, San Sebastián.
El último día sí que estuvo izan con nosotros.
Si tuviéramos que ponerle una sola pega es que no dispone de campo de fútbol o fútbol sala, ya que nuestros hijos son muy futboleros, pero en el resto le ponemos un 10.


Cabañas del Camping de Igara.
Cabañas del Camping de Igara.
Camping de Igara, San Sebastián.
Estuvimos muy bien, tranquilos y con todo lo necesario.
Por cierto, para los que no dispongáis de caravana y no queráis acampar, el camping dispone de numerosas cabañas con todas las necesidades para que paséis unas fantásticas vacaciones como nosotros.

Vistas de San Sebastián desde el alojamiento de Izan.
Vistas de San Sebastián desde el alojamiento de Izan.
Donosti Cup 2018.
Donosti Cup 2018.
Nuestra primera visita no fue turística, ya que fuimos a ver el tercer partido de la Donosti Cup de Izan y sus compañeros, partido que ganaron, y tras esto y despedirnos de nuestro hijo sí que vino la visita propiamente dicha.

Casco Viejo de Hondarribia.
Casco Viejo de Hondarribia.
Casco Viejo de Hondarribia.
Puerta de Santa María.
Como todavía era temprano nos desplazamos a la cercana localidad de Hondarribia o Fuenterrabia, una de las poblaciones más encantadoras de la provincia de Guipúzcoa y del País Vasco además de una visita obligada.

Casco Viejo de Hondarribia.
Kale Nagusia o Calle Mayor de Hondarribia.
Aparcamos frente a una de las entradas del Casco Viejo, declarado como Conjunto Histórico Monumental, rodeado de una muralla medieval, la única de toda la provincia.

Casco Viejo de Hondarribia.
Hondarribia merece mucho la pena.
Atravesamos las murallas por la Puerta de Santa María, la entrada principal a este laberinto de estrechas calles adoquinadas, donde nace la Calle Mayor o Kale Nagusia, repleta de hermosas casas de estilo vasco, la mayoría con balcones de madera pintados en un abanico de colores o de hierro forjado, y encantadores edificios barrocos casi todos ellos con blasones o escudos en sus fachadas.

Casco Viejo de Hondarribia.
Esos balcones nos enamoraron.
Aunque podría destacar varias casas de esta calle, quizás la más importante sea la Casa Consistorial o Ayuntamiento, en el nº 20, una construcción de estilo barroco de 1735, aunque también son dignos de mención el Palacio Zuloaga, el nº8, un palacio urbano del siglo XVIII llamativo por el entramado de sus fachadas, los modillones en madera y sus vigas, que alberga la biblioteca municipal y el archivo histórico, os la Casa Casadevante, nº 5, donde se negociaron los términos de la tregua del Sitio de 1638, construida en el siglo XVII .

Casco Viejo de Hondarribia.
Las casas de piedra son preciosas.
Unos metros más adelante se eleva la Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano, que aunque es de estilo gótico, posee un campanario barroco del s.XVII. Debido a la estrechez de la calle me fue imposible inmortalizar en foto y sólo se podía visitar con guía.

Plaza de Armas de Hondarribia.
Plaza de Armas de Hondarribia.
La Calle Mayor muere en la Plaza de Armas, plaza principal de Fuenterrabía durante siglos, donde celebraciones, recepciones, proclamaciones, corridas de toros y otros festejos populares estaban a la orden del día, además su nombre se debe a que era aquí el lugar de guarnición para el ejercicio de las armas y la ciudad.

Plaza de Armas de Hondarribia.
Plaza de Armas de Hondarribia.
Es aquí donde está la oficina de turismo, de modo que si necesitáis algún plano o cualquier tipo de información este es vuestro sitio.

Plaza de Armas de Hondarribia.
Castillo de Carlos V.
La Plaza de Armas está dominada por el Castillo de Carlos V, habilitado como Parador de Turismo desde 1968, y si os pica la curiosidad y no os alojáis allí, podréis echar un vistazo al interior del edificio visitando su bar.

Casco Viejo de Hondarribia. Plaza Guipuzcoa o Plaza de las Cadenas.
La Plaza Guipuzcoa me encantó.
Casco Viejo de Hondarribia. Plaza Guipuzcoa o Plaza de las Cadenas.
¿Por qué se llamará Plaza de las Cadenas?.
Desde la Plaza de Armas nos desplazamos hasta la cercana Plaza Guipuzcoa, conocida como Plaza de las Cadenas.

Casco Viejo de Hondarribia. Plaza Guipuzcoa o Plaza de las Cadenas.
Plaza Guipuzcoa.
Se trata de una preciosa plaza de planta cuadrada, encerrada por varios edificios, y pese a que datan del siglo XX, mantienen un cierto ambiente "medieval".

Casco Viejo de Hondarribia. Plaza Guipuzcoa o Plaza de las Cadenas.
Plaza de las Cadenas.
De hecho en la Edad Media este era el huerto de la villa, de donde se abastecían los ciudadanos en caso de sitio.

Casco Viejo de Hondarribia.
Camino al Barrio de la Marina.
Tras el paseo por el Casco Viejo, ya con el estómago haciéndonos ruido, decidimos descender poco a poco hasta el Barrio de la Marina.

Hondarribia, Barrio de la Marina.
Hondarribia, Barrio de la Marina.
El Barrio de la Marina, situado junto al antiguo puerto o Kai Zahar, fuera del Casco Antiguo, es donde los pescadores de Hondarribia vivieron durante siglos, una zona repleta de encantadoras casas de estilo vasco con coloridos balcones y contraventanas famoso por una alta concentración de bares y restaurantes, donde comimos.

Muralla de Hondarribia.
Muralla de Hondarribia.
De vuelta al coche, de nuevo hacia la zona amurallada, pasamos por la Puerta de San Nicolás, del siglo XVI, cuya pasarela ha sido rehabilitada recientemente, y desde se obtienen una de las mejores vistas de la Muralla que encierra el Casco Viejo.

Muralla de Hondarribia. Puerta de San Nicolás.
Hondarribia, Puerta de San Nicolás.
Tras la visita volvimos al camping, pero haciendo antes una breve parada en San Sebastián, aunque casi que ya os lo cuento en el próximo artículo, ¿no?.

6 Comments:

Viajamos Juntos said...

Mira, una vez más demostráis que no hace falta irse muy lejos para disfrutar de la vida ;) ¡Qué bien se está en el Norte! Y ... ¡Qué fresquito!... en comparación con el centro y sur del país.

Y debo decir que Hondarribia es uno de los pueblos más encantadores de la zona, nos enamoró cuando lo vimos.

Maruxaina y su mochila said...

A veces nos empeñamos en irnos lejos teniendo lugares maravillosos cerca de casa.
Es una zona que no he visitado nunca y Hondarribia me ha parecido de lo más atractiva. ¡Un saludo!

Hector Arenós Marco said...

Ja, ja, ja...España nos mola mucho, pero disfrutamos más cuando vamos al extranjero. Pese a ello no dejamos de visitar nuestro territorio, tiene cosas fascinantes y el Norte es una de ellas.

Carmen Viajes y Rutas said...

Estuvimos hace unos meses en Hondarribia y nos encantó y aunquea habia estado de pequeña no lo habia visto con los ojos que lo vi esta vez. Ya hace mucho que no voy de camping porque mi espalda se acaba resintiendo pero la opción de las cabañas me parece una idea estupenda y el camping super guapo, asi que me lo apunto. Un saludo

Unknown said...

Me quedo con la idea del camping de Igara, no tengo furgo y me encantaría, pero si que me apetece mucho hacer una ruta con calma por esta región y conocer Hondarribia

Hector Arenós Marco said...

El Camping de Igara está muy bien, cerca de todo, tranquilo y con una buena piscina y buen restaurante.