. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Bulgaria y Macedonia. Qué ver en Veliko Tarnovo. Parte 15

lunes, 19 de noviembre de 2018

Bulgaria y Macedonia. Qué ver en Veliko Tarnovo. Parte 15

Después de la visita a la pequeña localidad de Arbanasi y el Monasterio de Preobrazhenski regresamos a Veliko Tarnovo para empezar la visita a la antigua capital de Bulgaria.

Mapa de Veliko Tarnovo.
Mapa de Veliko Tarnovo.
Para facilitar la explicación de nuestra va visita de la ciudad, la vamos a dividir en cinco partes para ver todo lo importante y se puede realizar perfectamente en un día.

Veliko Tarnovo, Barrio de Asenova.
Veliko Tarnovo, Barrio de Asenova.
La primera parte de la visita, es decir, lo primero que visitamos, fue el barrio más antiguo de Veliko Tarnovo, llamado Asenova, junto al río Yantra, justo debajo de la fortaleza de Tsarevets y su principal atractivo es el cúmulo de iglesias que atesora. Hasta 5 iglesias se encuentran en apenas un km² de este barrio de casitas bajas, calles empedradas y rodeado de vegetación que parece un pequeño pueblo anclado en el pasado,lugar donde vivían los artesanos y sacerdotes o clérigos que daban servicio en la Fortaleza.

Veliko Tarnovo, Barrio de Asenova.
Asenova.
En 1913 quedó abandonado por un terremoto que destruyó gran parte del barrio, hoy en día reconstruido.

Veliko Tarnovo, Barrio de Asenova.
Veliko Tarnovo, Barrio de Asenova.
La primera con la que nos encontramos y una de las iglesias medievales más emblemáticas es la Iglesia de los Cuarenta Mártires, construida en 1230 para conmemorar la victoria del zar Ivan Asen II (1218 - 1241) sobre el déspota epiro Teodor Comnin (1180 - 1273).


En la iglesia están enterrados los zares búlgaros Kaloyan (1168 - 1207), Ivan Asen II, y muchos otros miembros de la familia real y la aristocracia búlgara.

Barrio de Asenova, Iglesia de la Asunción.
La Iglesia de la Asunción es una pequeña iglesia rodeada de un pequeño cementerio, junto al descampado donde se aparca. Suele estar cerrada y cuesta distinguir el interior por las ventanas. La rodea un pequeño cementerio.

Puente de Piedra del Barrio de Asenova.
Puente de Piedra del Barrio de Asenova.
Dejamos el puente de piedra desde donde se obtiene una bonita vista sobre el río y cruzamos el Puente de madera, peatonal, restaurado gracias a los fondos de la Unión Europea tal como indica el cartel, un lugar muy fotogénico.

Barrio de Asenova, Iglesia de San Dimitri de Tesalónica.
Barrio de Asenova, Iglesia de San Dimitri de Tesalónica.
Nos acercamos hasta la Iglesia de San Dimitri de Tesalónica. Construida en ladrillo, es la más antigua de Veliko Tarnovo y también de una gran relevancia histórica ya que fue donde los zares Assen y Pedro proclamaron en 1185 la creación del Segundo Imperio Búlgaro, el mismo día de la consagración de la iglesia, anunciando la rebelión contra la opresión bizantina.

Ha sufrido varias modificaciones e incluso un terremoto en 1913. La encontramos cerrada, nos conformamos de sacarle unas fotos desde el exterior.

Barrio de Asenova, Puente de Madera.
Barrio de Asenova, Puente de Madera.
Volvemos a cruzar el puente y en dirección oeste se encuentra la Iglesia de San Pedro y San Pablo o Sveti Petr y Pavel, del s. XIII y reconstruida a finales del XX, está rodeada de un pequeño y bien cuidado jardín y por las ventanas se pueden ver los fragmentos de originales frescos bizantinos del templo de los siglos XIV y XVII.

Barrio de Asenova.
La Iglesia de Sveti Georgi está rodeada por un muro. No hay forma de acercarse a su interior si no es con una visita concertada.

Esa fue la última visita del día, que había amanecido en Plovdiv, había seguido con las visitas de Shipka y Tryavna por la mañana, y Arbanasi y el Monasterio de la Transfiguración por la tarde.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
A la mañana siguiente, tras el delicioso desayuno de nuestro hostal, pusimos rumbo a la cercana Fortaleza de Tsarevets, símbolo de Veliko Tarnovo, situada en la colina del mismo nombre, ha estado habitada desde tiempos inmemoriales y la primera fortaleza se construyó en el siglo V.

Muro y vistas de la Fortaleza de Tsarevets.
Muro y vistas de la Fortaleza de Tsarevets.
En el s. XII comienza la construcción de la fortaleza que se conserva hoy en día, un muro de 1100 metros de longitud, 3,40 de ancho y más de 10 de alto, aunque se trata de una reconstrucción terminada en 1981 ya que, incomprensiblemente  los otomanos lograron conquistar esta fortaleza en 1393, saqueándola y destruyendo la fortaleza que quedó prácticamente en ruinas.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Dos catapultas adornan el interior del Castillo.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Lo que nos reímos en este rincón...
Tiene tres puertas de acceso, la puerta principal, protegida por torres, en la parte occidental, la segunda, llamada la puerta pequeña, en la parte noroeste y la puerta Frenkjisarska, está en la parte sudeste de la fortaleza y contaba con un torre de defensa.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Interior de la Fortaleza de Tsarevets.
El interior de la fortaleza se puede visitar, previo pago de una entrada, y aunque había leído que su interior no tiene ni la mitad de atractivo que su imponente exterior, y que lo que esconde la fortaleza son muchas ruinas, restos del Palacio Real, donde ondea una bandera búlgara, viviendas que hay que adivinar entre la vegetación y poco más, la visita nos gustó bastante tanto a los niños como a los adultos.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Camino empedrado que da acceso al interior.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Veliko Tarnovo desde la entrada a la Fortaleza.
Se accede a través de dos puertas y un camino empedrado conduce al interior del recinto fortificado.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Iglesia Parroquial Ascensión de Cristo.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Los techos de la iglesia.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Frescos de la iglesia.
Yo destacaría de su interior la Iglesia Patriarcal “Ascensión de Cristo” cuya torre se puede ver desde cualquier punto de Veliko Tarnovo y cuyo interior está pintado con modernos frescos que nos llamaron mucho la atención y nos gustaron bastante, ya que son modernos;

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Las vistas de Veliko Tarnovo desde la Fortaleza son geniales.
Las buenas vistas de la ciudad que se obtienen desde la fortaleza;

Fortaleza de Tsarevets.
Tras los restos de la pequeña basílica está...
Fortaleza de Tsarevets.
...la Roca de las Ejecuciones.
La Roca de las Ejecuciones, en la parte norte, desde donde se lanzaba a los traidores al vacío, la manera más barata y limpia de librarse de los enemigos y;

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Torre de Balduino.
En el extremo opuesto de la roca de la ejecución, se levanta la Torre de Balduino, llamada así porqué fue el lugar donde se ejecutó a Balduino I de Flandes en 1204.

Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
Bulgaria en miniatura desde el Castillo.
Veliko Tarnovo. Fortaleza de Tsarevets.
La Catedral de Sofía.
El sitio es uno de los monumentos más impresionantes de Bulgaria y el lugar más visitado de la ciudad, ideal para explorar e imaginar cómo sería la vida en la Edad Media, disfrutando de las vistas a uno y otro lado.


La Fortaleza Tsarevets desde el Barrio de Varosha.
La Fortaleza Tsarevets desde el Barrio de Varosha.
El siguiente barrio que visitamos en Veliko Tarnovo, su casco antiguo, se llama Varosha, que se encuentra en plena colina, por lo que pasear por sus calles empedradas, con sus casas encaladas y sus edificios del Renacimiento Nacional Búlgaro puede resultar cansado pues a menudo tienen una importante pendiente.

Bulgaria. Varosha, Veliko Tarnovo.
Varosha, Veliko Tarnovo.
No esperéis una ciudad tan atractiva como Plovdiv, ya que este casco antiguo de Veliko Tarnovo es más pequeño, pero también posee lugares agradables y algunas mansiones restauradas convertidas en museos.

Veliko Tarnovo. Bulgaria.
Veliko Tarnovo me sorprendió gratamente.
Son varias las calles que corren paralelas al Río Yantra, que ha horadado un bello cañón a su paso por Veliko Tarnovo. Los distintos miradores dispuestos en esta zona de ciudad permiten observan la cascada de viviendas que parecen precipitarse al angosto barranco.

5 Comments:

Maleta para tres said...

Que belleza, a nosotros nos encantan los castillos. Teníamos muchas ganas de visitar Sofia, pero veo que en Bulgaria tendremos que adentrarnos un poco más y recorrerla en profundidad. Por cierto, vemos que el bailecito es internacionalemente conocido jejeje ¡Saludos! :)

Hector Arenós Marco said...

Ja, ja, ja...lo del baile fue cosa de los niños...ja, ja, ja...Bulgaria es muy bonita, merece la pena, y los precios muy bajos.

Unknown said...

Hola, nos gusta saber sobre países que aún no conocemos y habíamos leído bastante sobre Sofía y Plovdiv, pero desconocíamos Veliko Tarnovo. Por las fotos y la descripción que haces tiene pinta de ser un pueblo histórico, con muchos monumentos y bastantes cosas que ver. A nosotros ese tipo de castillos nos gusta visitarlos más que por el castillo en si, por las vistas que suelen tener de la ciudad y alrededores. Y veo que aquí noes una excepción. Ya no se me olvidará el nombre de esta ciudad, la anotaré entre las cosas que ver en Bulgaria. Un Saludo!!!

Ma José Gragera Canós said...

Estos rincones no son muy conocidos. Las vistas son sorprendentes, el castillo (y el pobre Joel que se presta a poner la cabeza jajaja). Me llama la atención tantas iglesias en tan poco terreno. Bulgaria en miniatura está muy chulo y seguro que a los peques les gustó.
Parece que está zona de Bulgaria tuvo mucha importancia por toda la historia y el patrimonio que nos muestras.
Como siempre, me dejas con ganas de poner rumbo a este destino y son tantos ya...
¡Un fuerte abrazo, familia!

Hector Arenós Marco said...

Veliko Tarnovo fue capital de Bulgaria, de ahí su importancia.

Bulgaria merece mucho la pena por todo lo que ofrece, pero es que además es un destino muy económico.

Si os decidís por este país no os arrepentiréis, seguro.