. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Norte de España en Caravana-Qué ver en Cantabria, Santillana del Mar. Parte 9

lunes, 11 de febrero de 2019

Norte de España en Caravana-Qué ver en Cantabria, Santillana del Mar. Parte 9

Hoy volvíamos a Santillana del Mar, pero no para conocer su zoo ni la Neocueva de Altamira sino para pasear y descubrir esta pequeña y famosa localidad de Cantabria, uno de sus principales focos turísticos.

Ruta Renacentista y Barroca de Santillana del Mar.
Ruta Renacentista y Barroca de Santillana del Mar.
Desde bien pequeño que llevo escuchando lo de "la villa de las tres mentiras", pues ni es "santa", ni "llana", ni tiene "mar", pero fue gracioso enseñarle a mis hijos que este municipio de 4.000 habitantes dedicados sobre todo al turismo tenía ese popular dicho.

Ruta Medieval de Santillana del Mar.
Ruta Medieval de Santillana del Mar.
Una vez aparcados y cogido un mapa o plano de Santillana del Mar en la oficina de turismo, nos pusimos rumbo a descubrir una de las poblaciones con mayor valor histórico-artístico no sólo de Cantabria sino de España, de hecho todo en ella es monumental y alucinante.

Las calles empedradas de Santillana del Mar.
Las calles empedradas de Santillana del Mar.
De ese modo empezamos a descubrir sus empedradas calles medievales, repletas de talleres artesanos, donde no tardamos demasiado en degustar sabrosa leche con bizcochos, la merienda más popular en la villa.

Museo de la Inquisición de Santillana del Mar.
Museo de la Inquisición de Santillana del Mar.
El primer lugar que visitamos fue el Museo de la Inquisición, ya que estábamos seguros que a Izan y a Joel les iba a encantar, y no nos equivocamos, les gustó a ellos y también a nosotros...a veces, viajar con niños hace que visitemos lugares por ellos que terminan por gustarnos a nosotros tanto o más que a los niños. Además aprovechamos para enseñarles algo de historia.

Museo de la Inquisición de Santillana del Mar.
Los niños alucinaron con las máquinas de tortura.
Allí podréis encontrar una exposición permanente de instrumentos de tortura empleados por la Inquisición desde el siglo XIV hasta el XIX, una cantidad de máquinas y objetos con las que se hacían demasiadas barbaridades en nombre de Dios.

Santillana del Mar, Cantabria.
Calle principal de Santillana del Mar.
Santillana del Mar, Cantabria.
Santillana del Mar, Cantabria.
Santillana del Mar, Cantabria.
Si madrugáis un poco evitaréis las aglomeraciones.
Santillana del Mar, Cantabria.
Toca descansar mientras su madre está de tiendas.
Salimos a la calle principal, que dependiendo del tramo recibe el nombre de Carrera, Cantón y del Río que posee un numeroso conjunto de casonas de los siglos XV al XVII, entre las que destacan el Palacio de Valdivieso, del siglo XVIII; la casa de Leonor de la Vega, de finales del siglo XV; la casa de "los Hombrones", adornada con un poderoso escudo con las armas de los villa; las Casas de los Cossio y los Quevedo, de finales del siglo XVII; la Casa de los Abades...etc.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar.
Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar.
Esta calle "muere" en la plaza religiosa, la que da acceso a la colegiata de Santa Juliana del s. XII, el primero y más importante de los exponentes del arte románico en Cantabria. Por cierto, una colegiata es una iglesia con abad y canónigos, pero que no es sede obispal.

Museo del Barquillero, Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria.
Museo del Barquillero, Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria.
En la plaza también tenéis varios edificios preciosos que albergan o museos o restaurantes, como en el caso de Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria, que es el Museo del Barquillero, aunque como no la visitamos no puedo contaros nada más.

Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar.
Entrada a la Colegiata de Santa Juliana.
Colegiata de Santa Juliana, Santillana del Mar.
Claustro de la Colegiata de Santa Juliana.
Fue en torno a la colegiata y su bello claustro, de finales del XII, principios del XIII,  donde empezó a crecer la población, que, como muestran sus numerosas casonas y palacios, vivió épocas de gran esplendor económico.

Santillana del Mar, Plaza de las Arenas.
Plaza de las Arenas, Palacio de los Velarde.
Santillana del Mar, Plaza de las Arenas.
Santillana del Mar, Plaza de las Arenas.
Tras la colegiata, accedimos a la Plaza de las Arenas, cuyo edificio más notable y bello es el Palacio de los Velarde, de mitad del s. XVI, aunque el resto también son preciosos, como toda Santillana del Mar.

Plaza Mayor de Santillana del Mar.
Plaza Mayor de Santillana del Mar.
Plaza Mayor de Santillana del Mar.
El edificio de la izquierda es la Torre de Don Borja. 
Una vez en este punto volvimos caminando hacia el coche, pero pasando primero por la fantástica Plaza Mayor de Santillana, donde podréis admirar entre otras el Ayuntamiento, edificio con una gran balconada de hierro y sobre un soportal con armaduras; la Torre de Don Borja, actualmente sede la fundación Santillana; o la Torre de Merino, "casa fuerte" donde residieron los sucesivos merinos mayores de las Asturias de Santillana, estas últimas se encuentran entre las construcciones civiles más antiguas de Santillana.

Plaza Mayor de Santillana del Mar.
A la derecha Casa-Torre de la Parra y a su izquierda Casa del Águila.
Plaza Mayor de Santillana del Mar.
A la izquierda la Torre de Merino.
Ayuntamiento de Santillana del Mar.
Ayuntamiento de Santillana del Mar.
También allí se encuentran las Casas del Águila o la Casa-Torre de la Parra (donde el Gobierno Regional ha instalado una sala de exposiciones), frente a las cuales se levanta la estatua del Bisonte de Altamira. En la cera delantera se encuentra el parador Gil Blas que ocupa una vieja casa que pertenecía a la familia de los Barreda.

Santillana del Mar. Calle Juan Infante.
Santillana del Mar, Cantabria.
A la izquierda la Calle Juan Infante y a la derecha la calle principal.
Santillana del Mar. Calle de Santo Domingo.
Santillana del Mar. Calle de Santo Domingo.
Continuando hacia nuestro coche llegamos a la calle de Santo Domingo, calle que se bifurca en la calle principal (esa que tenía varios nombres dependiendo del tramo) y la calle Juan Infante, flanqueada por pequeñas viviendas de balconadas llenas de flores, calle que termina en la Plaza Mayor.

Santillana del Mar, Cantabria.
Santillana del Mar, Cantabria.
Así terminó nuestra visita a Santillana del Mar, una localidad que nos gustó muchísimo, tal y como esperábamos.

5 Comments:

Jose Lop said...

Como bien dicesle llaman la ciudad de las tres mentiras porque ni es santa, ni es llana ni tiene mar... A nosotros nos encantó cuando fuimos, tiene gran cantidad de sitios que ver en muy poco espacio...

Rafael said...

El pueblo entero parece precioso, pero la Colegiata de Santa Juliana es espectacular! Y con lo que que nos encantan los claustros... ya tenemos una buena excusa para una escapada

Hector Arenós Marco said...

A mi es una de las localidades españolas que más me ha impresionado, pese al turismo casi masivo

alvientooo said...

Todavía no conozco Santillana, estuve un par de veces por Cantabria pero por trabajo, asi que no pude ver casi nada. Me ha encantado descubrirla y el Colegiata me parece impresionante. Me gusta el consejo de madrugar . Buscaré alojamiento cercano. Muchas gracias

Hector Arenós Marco said...

Pues merece mucho la pena, seguro que no os arrepentís.