. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Norte de Islandia (IV), Húsavík-Parte 15

lunes, 31 de mayo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en el Norte de Islandia (IV), Húsavík-Parte 15

Después de haber alucinado con las maravillas turísticas que ofrece el Lago Mývatn y haber alucinado pepinillos con la cascada Godfoss llegamos a Húsavík.

Iglesia de Húsavík, Islandia, Iceland.
Iglesia de Húsavík, Islandia, Iceland.

Húsavík
es un pequeño pueblo pesquero, en la bahía Skjálfandi, protegida por las impresionantes montañas de Vík, en pleno mar de Groenlandia, a unos 91 kilómetros de Akureyri, la capital del norte de Islandia, y es el lugar ideal para ver ballenas en Islandia, pero nosotros llegamos a media tarde y ya no había salidas de modo que...¿Qué podíamos hacer?.

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.

Pues lo mismo que hicimos ayer y anteayer, irnos a unos baños termales, y los de Húsavík son bastante nuevos, de 2018.

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Noes estábamos enganchando a los baños termales.

Los baños GeoSea son una zona de baños único enriquecido con agua geotérmica que se origina en las profundidades de la tierra. 

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
El día no invitaba a nada más.

Su ubicación privilegiada en Húsavík (Vitaslóð 1, 640 Húsavík) permite zambullirse en estas aguas especiales mientras contempláis algunas de las zonas más tradicionales para el avistamiento de ballenas. 

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Los niños también disfrutaban del relax.

El horario durante la temporada alta (1 de mayo - 30 de Septiembre) es de 09:00 a 24:00, y en temporada baja (1 de Octubre - 30 de Abril) es de 12:00 a 22:00.

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Agua a 38-42º...en la gloria.

La entrada al Geosea incluye acceso al balneario y zona de wellness (cerrado por covid-19), vestuarios con taquillas para cambiarse la ropa y duchas privadas, y la entrada de niño es hasta los 15 años, a partir de los 16 se debe reservar la entrada de adulto.  

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Pasaron 3 horas en un ratito.

En su restaurante GeoSea podréis encontrar sopa del día, diferentes ensaladas o panecillos recién horneados con verduras o jamón y queso y el famoso pan "primavera caliente" con trucha ártica ahumada.

Baños termales Geosea, Húsavík, Islandia, Iceland.
Como veis no había mucha gente.

De todos los baños termales que visitamos en Islandia, los dos anteriores a estos y los dos que vendrían después, colocaría a Geosea en último lugar, y pese a ello, recomendaría encarecidamente su visita.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Una cola de ballena para abrir boca.

Relajados y renovados nos fuimos a dormir al camping de la localidad, esperando que a la mañana siguiente el mar nos dejara hacer la excursión de avistamientos de ballenas que hoy por la mañana no habíamos podido hacer (por eso llegamos por la tarde, porque nos avisaron por email el día de antes).

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Avistamiento de ballenas con North Sailing.

La empresa con la que gestionamos el tour es North Sailing, y fueron tan legales que cuando llegamos nos dijeron que había mala mar y podría haber problemas de mareo, que nos devolvían el importe o nos cambiaban la excursión al día siguiente, pero que a diferencia de ayer, el capitán del barco había decidido salir porque era viable...nosotros decidimos salir.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Puerto de Húsavík.

Así que a las 10 menos 10 estábamos en el puerto de Húsavík, frente al muelle desde el que salía nuestro barco, abrigados con pantalón térmico y normal, térmica, camiseta de manga larga, sudadera y cazadora.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Náttfari, el barco de pesca tradicional en el que salimos.

Casi todas las empresas se suelen ofrecer dos opciones de viaje, lo más común es utilizar barcos tradicionales (duración de la excursión 3 horas), pero también se puede realizar la excursión en lanchas rápidas (2 horas), una opción que os permitirá acercaros más a las ballenas, pero también cuesta casi el triple que el viaje en barco tradicional.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Húsavík vista desde el Náttfari.

En Húsavík han vivido y viven de las ballenas, un pueblo pesquero que ha encontrado en el turismo de avistamiento de ballenas una nueva oportunidad, convirtiéndose así en la Capital de Observación de Ballenas de Europa. La probabilidad de ver ballenas aquí en verano es del 100% y en invierno del 90%.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
En alta mar hacía bastante frío.

Una vez en el puerto de Húsavík y tras enseñar vuestro ticket de la reserva, os dirigiréis al barco correspondiente, y una vez en allí, os equiparán con ropa para rodar el nuevo anuncio del capitán Pescanova, realmente caliente e impermeable.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Buscando ballenas en Húsavík.

Durante el viaje la guía, española por cierto, nos dio varias explicaciones sobre las ballenas, como que es aquí donde se han visto más especies de cetáceos en Islandia, ya que sus aguas tienen mucho plancton, un manjar para las ballenas, el único lugar de la isla donde tendréis la posibilidad de ver la ballena Azul, el animal más grande del planeta, que puede llegar a medir hasta 30 metros.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Ballena a la vista.

También que la huella dactilar de las ballenas es su cola, de modo que cada cola es diferente, no hay dos iguales, así que las fotografían para "numerarlas" y tenerlas en una base de datos para saber si vuelven a la misma zona.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Impresionante ver estos animales de tan cerca.

Hay ballenas que vienen todos los años, otras que una sola vez, y otras que están un año y no se las vuelve a ver hasta dos, tres o cuatro años después, pero lo que está claro es que a comer, vienen aquí.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Húsavík es el mejor lugar de Islandia para ver ballenas.

Una hora y poco después el capitán recibe un aviso de otro barco de un avistamiento cerca de nuestra posición, y se dirige hacia allí.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
En verano es casi seguro ver ballenas aquí.

Por primera vez en la vida de Ibana, Izan y Joel veían una ballena en el mar y una emoción y felicidad infinita iluminaba sus caras, y la mía y la de Yolanda a pesar de haberlas visto ya en la Isla Sur de Nueva Zelanda, en Kaikorua varios años antes.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Qué bonitas por favor.

En la zona había tres ballenas jorobadas, las únicas que vimos en la excursión, que iban bajando a comer y saliendo a respirar una tras otra cada 10 o 15 minutos, de modo que cada 5 o 10 minutos veíamos a una u otra.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Un diez para North Sailing.

Aunque estaban en la misma zona, no salían siempre en el mismo punto a respirar, de modo que el capitán tenía que estar atento y navegar hasta un punto cercano y seguro de la ballena para que la viéramos, eso si, siempre de manera responsable y nunca frente al animal, siempre detrás o  en uno de los costados del cetáceo.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
La cola es la huella dactilar de las ballenas.

Lamentablemente para Joel y Yolanda, además de para otros tripulantes, el mar estaba algo picado, no tanto como creía la empresa al principio, pero lo suficiente como para que empezaran a marearse y a devolver.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Ballena jorobada.

Afortunadamente Joel se durmió tras el primer mareo y devolver un par de veces, pero Yolanda, mientras todos estábamos embobados mirando las ballenas, ella estaba en la parte de detrás de la embarcación junto con otros viajeros alimentando a los pececillos, es decir, echándolo todo por la borda, por decirlo de alguna manera fina.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Recordad que las ballenas son mamiferos.

Ibana, Izan y yo resistíamos estoicamente, aunque la sensación no era agradable, y eso que el que se suele marear es Izan, pero esta vez se sintió bien durante toda la travesía.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
A punto de descender para comer.

Después de alrededor de una hora avistando cetáceos llegó la hora de volver, así que me fui a la parte de atrás para estar con Yolanda, que estaba realmente perjudicada...su pesadilla parecía no tener fin.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Qué animales más grandes.

Estando pendiente de ella, me maree yo, y devolví también, pero se me pasó enseguida, a diferencia de ella, que estuvo con mal cuerpo hasta la noche, mejorando muy poco a poco a medida que iban pasando las horas.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Es muy emocionante...

Pese a este "percance" salimos contentos de haber tenido esta experiencia de nuevo nosotros, y esta nueva experiencia el resto de nuestra familia.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
...ver animales en su hábitat.

Recomendamos encarecidamente hacer esta excursión, pero si es posible, hacerla con buena mar para evitar "sustos" como el que os he relatado.

Húsavík, North Sailing, avistamiento de ballena, Islandia, Iceland.
Vimos un total de 3 ballenas.

Además de esto en Húsavík tenéis un museo de las ballenas, pero por culpa de la Covid-19 estaba cerrado y no pudimos visitarlo, una verdadera lástima porque los niños menores de 18 años no pagan entrada, así que después del tour, y de comer en nuestra caravana (Yolanda fue incapaz, se quedó dormida), continuamos con nuestro roadtrip.

6 Comments:

Ro said...

No conocía los baños termales de Geosea, puesto que viajé a la isla el año anterior a su inauguración, pero no tienen mala pinta; me pregunto por qué los podríais en el último lugar…

Lo que sí visité fue Húsavík, un pueblecito encantador, aunque me quedé con las ganas de hacer un tour para ver ballenas por falta de presupuesto. Espero que pese a la mala experiencia del mareo lo hubieseis disfrutado, tiene que ser espectacular ver estos animales tan de cerca.

Me apunto los datos de la empresa para una próxima vez, pues cuanto más leo de vuestro diario, más ganas me entran de volver. Un saludo

Los Viajes de Héctor said...

Ro, ponemos Geosea en último lugar porque fue el que menos nos gustó, pero incluso así volveríamos a ir sin dudarlo.

Lo de ver ballenas era la segunda vez para mi mujer y para mi, pero mereció la pena.

Unknown said...

Vaya experiencia debe ser ver ballenas. A pesar del mal cuerpo no hay duda de que será una de esas cosas que ninguno vais a olvidar en la vida. Cuando veo algún documental sobre el avistamiento de estos mamíferos marinos, me que con la boca abierta, así que verlos en persona debe ser una gran experiencia. Y esos baños termales, aunque hayan quedado los últimos en vuestra lista, desde luego tienen una ubicación de 10.
Un saludo, Kris

Los Viajes de Héctor said...

Tal cual lo has comentado Kris, avistar ballenas es muy emocionante e inolvidable, y los baños termales son una maravilla pese a que los coloque los últimos en la lista.

Jordi said...

Esta fue una de las actividades que más nos gustaron de Islandia. También avistamos las ballenas con la misma empresa y la verdad es que nos encantó aunque isa terminó mareada perdida.
Lo que nos perdimot fueron estos baños termales. Por lo que cuentas, son muy modernos, de manera que aun no estaban construidos.

Los Viajes de Héctor said...

Jordi, Húsavík es garantía en avistamientos de Ballenas, y ese éxito junto a la majestuosidad de las ballenas hace que no haya nadie que no disfrute de la excursión, bueno sí, los que se marearon de lo lindo...ja, ja, ja...pobrecitos.