. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Roadtrip por Islandia-Qué ver en los Fiordos del Este de Islandia-Parte 11

lunes, 3 de mayo de 2021

Roadtrip por Islandia-Qué ver en los Fiordos del Este de Islandia-Parte 11

Nos despertamos temprano y tras desayunar dejamos el camping de Djúpivogur, un pequeño pueblo de pescadores de no más de 350 habitantes, uno de los pueblos más antiguos de Islandia, la puerta de entrada a los Fiordos del Este de Islandia.

Djúpivogur, Fiordos del Este de Islandia.
Djúpivogur, Fiordos del Este de Islandia.

Los fiordos son extensas formaciones de tierra, profundas y estrechas con forma de U. Imagina un valle lleno de agua que finalmente fluye hacia el mar. La parte del fiordo que lo conecta con el agua se llama boca.

Nosotros visitamos los fiordos en la Isla Sur de Nueva Zelanda, tanto los del Suroeste como los del Noreste, y también el de Kotor, en Montenegro, el único fiordo del mar mediterráneo, pero era la primera vez para los niños.

Los fiordos del este de Islandia están formados por unos 120 km de costa que van desde Berufjörður, al sur, el primero de los fiordos, justo en la población de Djúpivogur, hasta Borgarfjörður Eystri, el fiordo más al norte. 

Curvas, altos acantilados, cascadas, frailecillos, piscinas calientes o preciosos y pequeños pueblos pesqueros son algunos de sus encantos. 

Cascada Nykurhylsfoss o Sveinsstekksfoss, Fiordos del Este de Islandia.
Cascada Nykurhylsfoss o Sveinsstekksfoss, Fiordos del Este de Islandia.

Nuestra primera parada del día fue en la cercana Cascada Nykurhylsfoss o Sveinsstekksfoss, una pequeña cascada de 15 metros envuelta en roca basáltica donde el agua cae con mucha fuerza. El mismo camino empinado y de grava, dos kilómetros más allá, nos llevó a la Cascada Múlafoss. El área de estacionamiento está a sólo 5 minutos andando de esta cascada tiene escalonada que deja caer el agua en una piscina brillante y hermosa de color verde azulado en la base con telón de fondo  maravilloso.

Nuestra siguiente parada debía ser en las cascadas Klifbrekkufossar, un espectacular salto de agua de 90 metros de altura del río Fjarðará, dividido en pequeñas cascadas una encima de la otra, pero dado que había obras en el camino hacia el fiordo Mjóifjörđur, conocido porque hay una especie de lancha de la II Guerra Mundial enclavada en el fondo del fiordo, decidimos dar la vuelta. Este fiordo (y la cascada) tiene un inconveniente y es que requiere entrar y salir del mismo por la misma carretera, es decir, no tiene continuación al final del mismo. 

En Egilsstađir, la capital de los Fiordos del Este, no hay mucho que ver, la verdad, pero es el lugar ideal para explorar los alrededores, posee estación de servicio, y supermercados Bonus (domingo abre de 12 a 18h) o Nettó, en este último compramos pollos al horno cocinados para comer.

Cascada Gufufoss, Fiordos del Este de Islandia.
Cascada Gufufoss, Fiordos del Este de Islandia.

El mismo río Fjarðará del que os he hablado antes cuenta con numerosas caídas de agua a lo largo de su carrera hacia el mar, pero la más conocida es la Cascada Gufufoss a la que se llega tras un corto paseo desde el borde de la carretera.

Fiordos del Este de Islandia. Seydisfjördur.
Fiordos del Este de Islandia. Seydisfjördur.

Seydisfjördur
es el nombre de un fiordo y del pueblo que descansa en su base, uno de los más bonitos y pintorescos de Islandia, que no destaca precisamente por tener pueblos bonitos, donde sus menos de 1.000 habitantes viven tranquilamente en sus casitas de colores y sus tranquilas y agradables callejuelas atraen cada vez a más turistas. No os perdáis la pintoresca calle que lleva hasta la puerta de la iglesia del pueblo, está  pintada con franjas de todos los colores del arco iris. 

Fiordos del Este de Islandia. Seydisfjördur.
Arte urbano o street art en Seydisfjördur.

Desde este fiordo hay conexiones de ferry con la Europa continental (Dinamarca, Islas Feroe o Noruega), razón por la que la carretera se encuentra en perfecto estado.

Fiordos del Este de Islandia. Seydisfjördur.
Seydisfjördur reflejado en el fiordo Seyðisfjörður.

Antes de llegar a Seyðisfjörður a mano derecha hay un mirador desde el que se obtienen unas vistas increíbles de esta pequeña localidad

El lago Lagarfljót tiene una superficie de 53km² y unos 25 kilómetros de largo, con una anchura máxima es de 2,5 km y una profundidad máxima de 112 metros es el más cercano a Egilsstađir y en sus alrededores hay lugares bastante interesantes.

Fiordos del Este de Islandia. Bosque Nacional de Hallormsstaður.
Al fondo el Bosque Nacional de Hallormsstaður.

Uno de ellos es el Bosque Nacional de Hallormsstaður, a unos 25 kilómetros de Egilsstaðir, uno de los únicos lugares de Islandia donde ver un bosque, de ahí que lo vea interesante. Convertido en parque Nacional, posee más de 40 km de senderos señalizados, dos sitios para acampar, áreas de picnic, pero nosotros sólo vamos a atravesarlo.

Fiordos del Este de Islandia. Trekking hacia  Hengifoss y Litlanesfoss.
Trekking hacia  Hengifoss y Litlanesfoss.

Las Cascadas de Hengifoss y Litlanesfoss se hallan en el mismo trekking, más o menos 35 o 40 minutos caminando por el lateral del río Hengifossá se puede llegar a su base (son unos 2,5 kilómetros en cada sentido).

Fiordos del Este de Islandia. Trekking hacia  Hengifoss y Litlanesfoss.
La Cascada Litlanesfoss está rodeada de columnas de basalto.

Después de algo más de un kilómetro nos vamos a encontrar con la Cascada Litlanesfoss, una bonita cascada de unos 30 metros que se encuentra completamente rodeada por unas enormes columnas hexagonales basálticas de entre 10 y 20 metros, de las más grandes de la isla. 

Fiordos del Este de Islandia. Trekking hacia  Hengifoss y Litlanesfoss.
La Cascada de Hengifoss es la tercera más alta de Islandia.

La Cascada de Hengifoss está al final del camino, posee una caída de 118 metros, es la tercera cascada más alta de Islandia y la rodean estratos de basalto con finas líneas rojas de barro entre las capas basálticas.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Entrada a los Vök Baths.

La última parada del día fueron los espectaculares Vök Baths, los baños termales más modernos de Islandia, en verano de 2019, y que están a unos minutos en coche de Egilsstađir, 6 km, justo a orillas del lago Urridavatn, de hecho dos de sus piscinas están literalmente sobre el mismo.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
La isla del Tea Bar.

Lo más probable es que os decantéis por la entrada Standard (5.000 ISK, alrededor de 36€), aunque existen varias modalidades que incluyen extras como consumición o degustación en el restaurante...en todas ellas se incluye una infusión de su Tea Bar que nosotros usamos al salir.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths.

Lo que no se incluye es la toalla, pero nosotros llevábamos albornoces de microfibra, así que no tuvimos que alquilarla.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Loa baños termales Vök.

Una vez en la entrada, después de pagar, os darán una pulsera con un chip por cada entrada cuyo funcionamiento es el de permitiros en acceso al recinto, como llave de la taquilla y para cargar las bebidas que consumáis en caso de hacerlo (se pagan a la salida), aunque las pulseras de los niños, cuya entrada es gratuita, sólo sirven para entrar o salir, y para la taquilla. No os preocupéis si no recordáis el número de vuestra taquilla, ya que en los mismos vestuarios hay lectores de pulseras que os mostrarán qué número era vuestra taquilla al acercarlas.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Los vestuarios son una pasada.

Una vez en los vestuarios, grandes, limpios, muy modernos, con todo tipo de detalles como secadores de pelo, cremas hidratantes de calidad, así como champú, suavizante y gel en las duchas, nos quitamos la ropa y desnudos nos duchamos, imprescindible hacerlo así siempre, y después nos pusimos nuestros bañadores y salimos a la zona de baño.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Se puede salir a la piscina sin salir al exterior.

Desde la zona de duchas se puede salir directamente por un pasillo acristalado a las piscinas, o salir al exterior, tú eliges si pasar frío o no...

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Disfrutando del agua...

La zona de baños la podríamos dividir en 3, una gran piscina doble, es decir con dos zonas más o menos diferenciadas pero juntas, y dos piscinas flotantes de forma hexagonal que descansan sobre el lago Urridavatn.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
...y de las bebidas de Vök Baths.

La piscina grande está a 38ºC y es donde se ubica el bar, donde sirven refrescos, granizados, cócteles y cerveza. Nosotros nos tomamos una cerveza Vökvi Yolanda, una IPA yo y granizado para el resto de viajeros. Al parecer ambas cervezas locales están hechas con el agua termal del lago.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Piscina infinita hexagonal.

Para cambiar de piscina es necesario salir del agua, menos mal que todavía en Septiembre no hace demasiado frío porque....buffff...nop lo quiero ni pensar...ja, ja, ja...aunque como estaréis bastante calientes y la distancia es corta, igual no es para tanto.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Las dos piscinas hexagonales...

La primera de las piscinas flotantes hexagonales, la segunda piscina, está a 40ºC, posee bancos en los laterales para estar sentados con la cabeza fuera del agua y es una infinity pool, de forma que dependiendo de cómo hagáis las fotos, no diferenciareis muy bien donde termina la piscina y empieza el lago sobre la que se asienta.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
..están sobre el lago.

La tercera piscina es una copia exacta a la segunda excepto por la temperatura del agua, a 42ºC, es decir, hexagonal, con los banquitos en los lados y sobre el lago con efecto infinity pool.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Se ve perfectamente el efecto infinito.

Es en estas dos piscinas "conmemorativas", por lo de ser hexagonales como las columnas de basalto que se dispersan por toda Islandia, donde pasamos más rato.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Joel probó el agua helada del lago.

En la última piscina hay unas escaleras de piscina por si algún valiente quiere probar las gélidas aguas del lago Urridavatn y jugar con el contraste de temperaturas...sólo Joel se atrevió a probarlo...¡qué valiente!.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Una experiencia para repetir.

Alrededor de dos horas después (la verdad es que nos lo tomamos con calma porque no teníamos nada más que hacer), decidimos salir del agua y darnos otra ducha antes de vestirnos y arreglarnos...salimos como nuevos, con las pilas recargadas para seguir con la aventura.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
A los niños también les encantó.

Resumiendo, los Vök Baths fueron los primeros baños termales que probábamos y nos gustó tanto la experiencia que, pese a no tenerlo previsto, al final probamos otros 4 repartidos por la isla y comparándolo con el resto, estos fueron los mejores (instalaciones, precio, localización, modernidad, etc), porque se acercan mucho a la perfección absoluta, aunque no los que más nos gustaros, en ese ránking los colocamos en segunda posición.

Fiordos del Este de Islandia, Vök Baths, Iceland.
Salimos completamente relajados.

Después de la fantástica experiencia condujimos durante poco más de una hora para llegar a nuestro siguiente camping, muy cerca de nuestra primera visita del día siguiente, pero eso, como podréis comprobar, ya es otra historia...

6 Comments:

Rocio said...

Cuando hice mi viaje a Islandia no tenía ni idea de la existencia del fiordo Mjóifjörđur y su barca de la II Guerra Mundial enclavada en el fondo del fiordo, que sino me hubiera gustado verla, aunque el camino fuese un poco incómodo…

Recuerdo eso sí el bonito pueblo de Seydisfjördur y sus casitas de colores, pero también que en los Fiordos del Este hacía muchísimo viento, me resultaba increíble que alguien no se volviese loco viviendo allí, si a nosotros nos costó dormir una sola noche…

Los baños Vök Baths tienen pintaza, nosotros evitamos los famosos Blue Lagoon y los Myvatn por estar muy masificados, no sé si estos al ser más modernos estaban igual de saturados, pero desde luego parece que merecen mucho la pena, sobre todo ese Tea Bar. Además, es una muy buena forma de acabar el día después de los trekkings.

Los Viajes de Héctor said...

Nosotros, al ir en plena pandemia, estuvimos solos en todo el país, incluso en la Laguna Azul, éramos los únicos cuando llegamos y seríamos 20 como máximo cuando nos fuimos.

Olga de OM Viajes y Relatos said...

Qué maravilla de paisajes conforman los fiordos del Este de Islandia en tan pocos kilómetros. Desde luego debe ser una maravilla conducir por esos lugares plagados de cascadas y lagos de tanta belleza. Y además sin apenas turistas. Los baños termales Vök Baths , me han parecido una pasada, un poco caros quizás, pero veo que merecen muchísimo la pena. Menuda experiencia poder bañarte allí y además probar esas cervezas
hechas con el agua termal del lago. Qué ganas de conocer Islandia. Saludos!

Los Viajes de Héctor said...

El precio de los baños termales en Islandia suele ser ese, es un país bastante caro, pero merece la pena hacer el esfuerzo. Conducir por cualquier parte del país es una gozada.

Unknown said...

Confieso que aunque Islandia sigue sin ser un de los países que quiero visitar, ver vuestras fotos y leer sobre vuestro viaje me gusta. Tiene que ser un lugar extraño y espectacular, esos caminos complicados, esas pequeñas localidades con algún toque de color en medio de la naturaleza. Y por supuesto, esos baños... Me siguen pareciendo una magnífica forma de terminar el día, y sin son tan modernos como estos ¡¡¡un verdadero lujo!!!

Los Viajes de Héctor said...

Kris, pues te estás perdiendo el país más bello de Europa y para mí, de los que he visitado, dentro del mi top 5 mundial.