. Los viajes de Hector y Yolanda Los viajes de Hector y Yolanda: Bulgaria y Macedonia. De Melnik a Plovdiv, qué ver de camino. Parte 8

domingo, 14 de octubre de 2018

Bulgaria y Macedonia. De Melnik a Plovdiv, qué ver de camino. Parte 8

Los 163 kilómetros que separan Melnik de Shiroka Laka son por carreteras de montaña, ya que al Sur de Bulgaria tenemos la cordillera de Ródope, de modo que con curvas y un sólo carril tardamos más de 3 horas y 30 minutos en llegar.

Shiroka Laka, Bulgaria.
Shiroka Laka, Bulgaria.
En lo más profundo de los montes Ródope (Rhodopean), nos sorprende Shiroka Laka (Широка лъка, "de ancho meandro"), una pequeña población de menos de 600 habitantes que rápidamente nos lanza su hechizo y nos enamora, ya que desprende un encanto especial, de hecho se trata del pueblo más bonito que hay en los alrededores y la razón por la que no fuimos a Plovdiv vía Sofía, por autopistas, por donde hubiéramos tardado más o menos lo mismo en llegar.

Shiroka Laka, Bulgaria.
Me encanta conocer las zonas rurales de los países que visito.
El pueblo recibió su nombre de la antigua palabra búlgara "laka" (arco) que significa curva, curvatura, serpenteo o meandro por lo que su nombre significa "ancho meandro".

Shiroka Laka, Bulgaria.
Shiroka Laka está en los Montes Ródope.
Este pueblo de montaña habitado por forestales y campesinos, perfectamente conservado, nos cuenta, a través de sus casas, la historia del Renacimiento Nacional Búlgaro (S. XIX), con una armonía arquitectónica que nos deja perplejos, sorprendiéndonos y gustándonos más que Melnik.

Shiroka Laka, Bulgaria.
Esas casas las llevo todavía en mi retina.
Se trata de casas blancas y robustas, ubicadas en niveles en ambas orillas del río local, donde la artesanía de la madera cobra protagonismo.

Shiroka Laka, Bulgaria.
El río y la montaña delimitan el pueblo.
Cuentan con dos plantas, con ventanales o rieles, armarios empotrados, escaleras interiores de madera y una pequeña bodega con un escondite. Las gruesas paredes blancas esconden el patio de los ojos de los forasteros. El patio es pequeño y está cubierto de losas y tiene una típica fuente para beber de piedra en el medio. Algunas tienen vigas de madera vistas. En conjunto, son una curiosa síntesis entre la arquitectura del este y la alemana.

Shiroka Laka, Bulgaria.
Un pueblo de montaña precioso.
Las casas más famosas son las de las familias Zgurov, Uchikov y Grigorov (Sgurovska, Uchikovska, Grigorovska).

Shiroka Laka, Bulgaria.
Perdernos sin rumbo por Shiroka Laka fue un acierto.
El complejo que incluye la iglesia de Nuestra Señora (Holy Mother) o St. Theotokos, del s. XIX, construida en 1834 en sólo 38 días según la leyenda. Cuenta con un iconostasio auténtico, posiblemente pintado por aprendices de los hermanos Dimitar y Zahari Zograf de Samokov, o incluso por ellos mismos. Hay una iglesia más en el pueblo, la Iglesia de San Nicolás.

Shiroka Laka, Bulgaria.
Shiroka Laka es más grande que Melnik.
El viejo colegio de San Panteleimón o St. Panteleimonas School, construido en 1835, se encuentra cerca de la iglesia.

Las casas de Shiroka Laka son una pasada.
Las casas de Shiroka Laka son una pasada.
Otros lugares interesantes que veréis son el hogar del Exarca Stefan I (un alto sacerdote ortodoxo búlgaro), el monumento al Exarca Stefan I, el monumento al Capitán Petko Voyvoda (revolucionario búlgaro que luchó contra el imperio otomano) y la casa que utilizó como cuartel general.

Uno de los puentes de Shiroka Laka.
Uno de los puentes de Shiroka Laka.
Los tres puentes sobre el río se han conservado desde la época romana, y junto al resto de la población hace que nos de la sensación de haber retrocedido en el tiempo varios siglos.

Shiroka Laka fue todo un acierto.
Shiroka Laka fue todo un acierto.

La naturaleza, la arquitectura, el aire limpio y puro y los pinos seculares atraen a muchos turistas, y no nos extraña, por eso lo marcamos como parada obligatoria en nuestra ruta, todo un acierto.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Montañas del Ródope Central.
Después de comer salimos en dirección de Plovdiv, por una carretera como por la que llegamos, buena, pero de montaña, hasta que llegamos a una estación de esquí que estaba en funcionamiento, por donde pasa una carretera más correcta, la 86 que lleva al norte.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Estuvimos en medio de la naturaleza.
Cuando llevábamos unos 40 kilómetros decidimos abandonarla momentáneamente girando a la izquierda para visitar uno de los lugares de Bulgaria que más nos ha gustado, los Puentes Maravillosos, en el valle cárstico del río Erkyupriya en las montaña del Ródope Central de la vertiente oriental de Chernatitsa, uno de los fenómenos naturales más interesantes de Bulgaria.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Esta visita es muy recomendable.
Para llegar hay que tener en cuenta que la carretera, con unas vistas espectaculares, es un poco estrecha y con baches y agujeros, razón por la que recorrer los 55 kilómetros que separaban ambos destinos, nos costaron 1 hora 30 minutos.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Ahí abajo esta el bar del que os hablo.
Pocos kilómetros después llegareis al parking (gratuito), con un pequeño restaurante familiar justo al bajar las escaleras del parking, ideal para  comer algo allí (cosa que hicieron los niños), pues esta todo muy rico y es bastante barato, antes o después de la caminata.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
¿queréis pasar una noche aquí?
Otra ventaja es que se puede dormir en la misma casita situada al lado del restaurante por 12 levas (6 euros). Detrás del bar comienza la ruta, perfectamente señalada con carteles y flechas, una caminata sin complicaciones, que puede realizar desde niños hasta personas mayores.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Los Puentes Maravillosos...
Los puentes se pueden recorrer tanto por encima como por debajo, además de poder verse desde la lejanía como en la foto de arriba. Incluso hay empresas que ofrecen puenting y otro tipo de actividades.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
...Chudnite Mostove...
Los puentes se han formado como resultado de la actividad de la erosión del río crecido en el pasado, que ha transformado las grietas en el mármol en la cueva de aguas profundas, el techo con el tiempo se erosionó o se desplomó, ya que antaño los puentes habían sido una cueva entera .

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
...The Wonderful Bridges...
Chudnite Mostove o los Puentes Maravillosos (The Wonderful Bridges), también conocido como Skalnite Mostove (The Rock Bridges) son una formación rocosa espectacular, con tres arcos y varias cavidades kársticas en plena naturaleza, donde los rayos delgados de la luz del sol apenas se abren a través de los agujeros de la roca. Maravilloso es el término que mejor describe lo que vimos, de ahí su nombre, debido a el gran tamaño y la perfección de los arcos de mármol, que nos golpean y dejan sin aliento.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
...Skalnite Mostove o...
El gran puente tiene casi 100 metros de largo y unos 15 metros de ancho (en la parte más ancha) y la brecha debajo de su arco es de 45 metros de alto y 40 metros de ancho. A unos 200 metros a lo largo de la corriente del río se encuentra el segundo, un pequeño puente que parece un túnel y que tiene 60 metros de largo, una altura total de 50 metros, y la altura del arco es de 30 metros. También hay un tercer puente muy pequeño después de él, que es una cueva, en la que las aguas del río Erkyupriya desaparecen de la vista y aparece 3 kilómetros más abajo.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
...The Rock Bridges.
El lugar también posee una leyenda que nos habla de la creación de los Puentes Maravillosos. Hace muchos años, había muchos pastores en la localidad de Zabardo. Un dragón apareció de algún lugar y comenzó a saquear sus rebaños. Durante muchos años, los pastores sufrieron las incursiones del dragón. Finalmente, se les ocurrió una manera de burlarlo. Cargaron un burro con yesca (sustancia seca hecha de hongos de madera que se usa para hacer fuego con pedernal y acero), lo prendieron fuego y lo lanzaron contra el dragón.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
Aquí los tres agujeros o cuevas de la montaña.
El dragón se tragó el burro junto con la yesca que ardía lenta pero seguramente. El dragón se volvió loco y trató desesperadamente de escapar, y finalmente encontró un pequeño agujero en el suelo. Su enorme cuerpo abrió la grieta. Años después, cuando los huesos del dragón se descompusieron, los grandes puentes arqueados aparecieron.

Chudnite Mostove, Puentes Maravillosos, The Wonderful Bridges, Skalnite Mostove o The Rock Bridges
La carretera que nos llevó a los puentes Maravillosos.
En resumen y para finalizar el artículo, recomiendo encarecidamente visitar esta maravilla de la naturaleza ya que está a menos de dos horas de Plovdiv, teniendo en cuenta que parte de ese tiempo son 14 kilómetros de una carretera por donde no podréis pasar de 30 km/h.

6 Comments:

Jordi MIL VIATGES said...

La verdad es que esta Bulgaria más rural es de lo más chulo. Por desgracia, no tuvimos tanto tiempo para visitarla, pues solo disponíamos de 1 semanita. Es curioso como estás leyendas del dragón se van repitiendo en todo el continente europeo, con muchísima similitud.

Hector Arenós Marco said...

A mí me encantó, de hecho es uno de esos países al que no descarto volver y visitar aquello que no pudimos por falta de tiempo.

Eva Gómez said...

Se ve una zona muy bonita, me recuerda un poco en la estética de las casas al norte de España. Si es verdad que construyeron la iglesia en tan solo 38 días... ¡menudo record!

¡Un saludo!
Eva

IDA Y VUELTA said...

Me ha encantado este post a la vez que me ha dado pena. Y me refiero a que próximamente iré a Bulgaria por primera vez, pero será una breve escapada a Sofía y desde allí a algún sitio interesante y no muy lejano. Me da pena porque veo lo que me perderé...en fin. Así me entran ganas de volver no muy tarde. Muchas gracias.

bea said...

Que puentes tan curiosos, increíble lo que puede hacer la naturaleza, además el entorno tan boscoso seguro que hace al lugar más mágico, no me extraña que haya leyendas:)El pueblo me ha parecido precioso, lo mejor que esté tan bien conservado, habrá que apuntarlo a la lista de deseos de viajes:) Feliz domingo

Hector Arenós Marco said...

Eva, las casas de montaña sí que se dan un aire a las del norte de España

Ida y Vuelta, yo también me dejé cosas, a Busgaria volveré seguro

Bea, si te animas con Bulgharia no te decepcionará